Hasta los Huevos

¿De qué esta usted hasta los huevos? Escríbalo

¿Quién controla y financia los medios de comunicación que nos informan?

 

¨Cuídate de los medios de comunicación porque vas a acabar odiando al oprimido y amando al opresor¨

Malcolm X

¿Quién controla y financia los medios de comunicación que nos informan?

Leigh Blackall (CC)

Nadie pone en duda que los medios de comunicación es el cuarto poder del Estado, por no decir que en muchos casos, debería ser el primero y más poderoso que el poder legislativo, ejecutivo y judicial.

Saber de donde viene la información debería ser tan importante, como la información en sí, ya que de este modo el receptor de la información podría en muchos casos estimar la intención, o los intereses que puede haber detrás de toda esos datos proporcionados.

Supongo que mucha gente en algún momento se haya hecho dicha pregunta, pero me apuesto que muy poca gente realmente lo sabe, entre otras cosas, porque dicha información no es en absoluto fácil de obtener, ni para nada transparente.

De hecho, solo hay dos países en Europa que tienen la obligación de proporciona dicha información a la sociedad, según lo exigido en sus legislaciones. Austria y Croacia. Todos los demás países no tienen esa obligación, por tanto el saber y conocer dicha información, implica un arduo trabajo de investigación y análisis para saber quien son las instituciones que controlan la información que recibimos en el momento en que encendemos la televisión, o sintonizamos la radio.

Han sido las nuevas tecnologías y plataformas como Internet, las que permiten a día de hoy, obtener información alternativa, y no sujeta a ningún poder fáctico que la pueda manipular en virtud a sus intereses. Como por ejemplo, periódicos y publicaciones online que tienen una financiación independiente, o blogs alternativos como este. ¨Muy probablemente este artículo no hubiese podido ser publicado si hubiésemos tenido que depender de los medios de comunicación mayoritarios¨.

¿Quieren por tanto saber quién nos proporciona y controla la información que recibimos todos los días?.

Propaganda política y opinión pública

No hace demasiado tiempo que se empezó a utilizar la propaganda y el control de la información proporcionada a la sociedad, con el fin de controlar la opinión pública, e intentar generar un entorno de pensamiento único, tan necesario por los gobiernos. De hecho, la primera campaña seria que se elaboró para ello, fue exactamente hace un siglo en los EE.UU. en 1916 bajo el mandato de Woodrow Wilson. Por aquel entonces, Europa se veía inmersa en la Primera Guerra Mundial, y la sociedad estadounidense no veía ningún interés por una guerra que estaba ocurriendo tan lejos de casa. El presidente Wilson partidario de involucrarse en la guerra europea, intentó cambiar el modo de pensar de la sociedad a través de una campaña propagandística llamada ¨ComisiónCreel¨.

Los resultados fueron extraordinarios, ya que en seis meses se pasó de una sociedad pacifista totalmente desinteresada por la guerra en Europa, a una sociedad plenamente enfurecida por el fenómeno bélico y totalmente contraria a los alemanes. La estrategia es muy fácil de entender, el gobierno primero intentaba convencer a los intelectuales de prestigio del país, a través de datos y ´pruebas´ de lo que los alemanes hacían, y apoyados por otros sectores económicos interesados en que el país entrara en guerra. Por ejemplo, imágenes de alemanes mutilando niños belgas, y otras atrocidades generadas por el Ministerio de propaganda británico (primeros interesados en que EE.UU. se unieran a la guerra), y emitidas al gobierno estadounidense. Posteriormente se supo que fueron generadas por los británicos de forma deliberada. Las pruebas eran facilitadas a estos intelectuales y periodistas influyentes con poder mediático, para que extendieran la información a lo largo y ancho del país. La campaña fue más que efectiva, y la estrategia se ha utilizado a lo largo de los años hasta nuestros días, no solo en EE.UU sino en todo el mundo.

Cuatro holdings de comunicación que controlan el 96% total del negocio a nivel mundial

Años más tarde y durante la segunda Guerra Mundial, Joseph GoebbelsMinistro de propaganda Nazi, hizo suya el método de propaganda ideado por sus enemigos aliados en la Primera Guerra Mundial, e incluso lo mejoró con sus principios de propaganda y máximas tales como, ¨una mentira repetida mil veces, se convierte en una realidad¨. Hizo de la propaganda política y el control de la opinión de la sociedad, un arte en sí mismo.

Obviamente, se había descubierto un arma muy poderosa para el control de las masas, cambiando la opinión pública en virtud de los intereses políticos. Arma que sigue existiendo en nuestros días de forma más que habitual. Pero, ¿quién controla la industria de la comunicación a nivel mundial en la actualidad?.

Las cifras ponen de manifiesto que son cuatro los holdings de comunicación que controlan el 96% total del negocio a nivel mundial, y paradójicamente esos cuatro holdings multinacionales, están dirigidos por lobbies judíos. Vayamos un poco más allá, y analicemos en hecho con más detalle.

Estos conglomerados empresariales son Walt Disney, Time Warner Inc, Viacom/CBS controlados por la familia de banqueros judíos Rosthchild, y 21st Century Fox (con su subsidiaria News Corporation liderada has ta 2012 por el carismático Rupert Murdoch, despúes de que dejara la empresa por las escuchas a grandes personalidades través de su medio ¨News of the World¨). 21st Century Fox está dirigida por lobbies sionistas y el sector bancario (JP Morgan, Elliot Associates L.P., Invesco Ltd, Waddell & Reed Financial Inc. y Deutsche Bank AG).

Todos esos medios de comunicación engloban en sus estructuras empresariales todo tipo de canales de televisión, radio, publicaciones, etc…. Pueden hacer una lectura rápida del hecho en este link. Merece la pena echar un vistazo.

No menos controvertida y conocida es la frase de la portavoz israelí, Tzipora Menache sobre el poder de dichos lobbies judíos en la información en EE.UU y por ende, en el resto del mundo. Dicho comentario es debido a un bombardeo de Israel en la franja de Gaza en 2009, que impactó sobre bases de la ONU, y sobre la posible respuesta que Barack Obama tendría al respecto. La frase toma especial relevancia en los tiempos actuales, en plena carrera electoral en EE.UU. entre Hillary Clinton y Donald Trump.

Ustedes saben muy bien, y los estúpidos americanos saben igualmente bien, que nosotros controlamos su gobierno, independiente de quién se sienta en la Casa Blanca. Ustedes ven, yo sé esto y ustedes lo saben que ningún presidente americano puede estar en una posición de desafiarnos aun cuando nosotros hacemos lo inconcebible.¿Qué pueden ellos (los americanos) hacernos a nosotros? Nosotros controlamos el congreso, nosotros controlamos los medios de comunicación, nosotros controlamos el espectáculo, y nosotros controlamos todo en América. En América usted puede criticar a Dios, pero usted no puede criticar Israel” (Tzipora Menache).

Existen otros casos curiosos y que no dejan de ser paradigmáticos de las dinámicas del sector de la información internacional, como empresas que siendo de sectores no relacionados con el de la comunicación, entran en el negocio a través de la adquisición de empresas de dicho sector, siendo éstas industrias bastante controvertidas, más si se vinculan a la industria de la información. Como es el caso de los grupos armamentísticos franceses Lagardère o Dassault Aviation, las empresas de armamento más grandes del país, y siendo Francia el cuarto exportador de armas del mundo, por detrás de EE.UU, Rusia y China. Paradójicamente, dichas empresascontrolan dos de los periódicos más importantes de Francia, Le Monde y Le Fígaro. ¿No les parece curioso?.

¿Quién controla los medios de comunicación en España?

Una vez hecho un análisis previo sobre quién controla los medios de comunicación a nivel global, no menos interesante sería saber quién controla los más poderosos medios de comunicación en España, como Grupo Prisa, Grupo planeta, Mediaset, Vocento, etc…

Cómo he dicho, no es fácil encontrar información al respecto. Los datos obtenidos hacen referencia al 2012, aunque siguen siendo una referencia a día de hoy. Ha habido cambios en algunos casos, como por ejemplo el cambio del accionario del grupo Prisa debido a sus problemas económicos, que permitió que muchos de sus acreedores del sector bancario pasaran a ser socios del grupo, haciendo que la familia Polanco, pasaran de tener el 71% de la compañía a menos de un 20%.

Tómense su tiempo para ver el gráfico en este link, y así saber quien está detrás de cada unos de los medios de comunicación que nos informan en este país. Las conclusiones obtenidas no pasan desapercibidas.

¨En España, los grandes holdings de la información en la mayoría de los casos están controlados por el sector bancario, multinacionales y constructores (muchos de ellos involucrados en tramas de corrupción). Por aristócratas, la conferencia episcopal y el Opus Dei.¨

A tenor de la la información recibida, no es difícil pensar que la información recibida por los medios de comunicación públicos, ya sea en España o internacionalmente, están siendo tratados con un sesgo que obedece a los intereses de los grupos empresariales que hay detrás, y de la necesidad de controlar la opinión pública de forma concreta y en su provecho. Piénsenlo, cualquier medio de comunicación tiene intenciones claras y definidas. ´No olvide que saber quien le informa, es saber lo que le quieren decir, y saber lo que nunca le van a contar´.

http://www.elsalmoncontracorriente.es/?Quien-controla-y-financia-los

En enero de 2015 todos los periódicos de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) ocuparon toda su portada con publicidad del Banco Santander, lo que provocó críticas sobre su independencia.

En enero de 2015 las principales cabeceras de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) ocuparon toda su portada con publicidad del Banco Santander, lo que provocó críticas sobre su independencia.

Conocer quién posee los medios de comunicación, qué conexiones con el Estado tienen los miembros de los consejos de administración de los grandes grupos mediáticos, saber si han firmado contratos con las administraciones públicas y dónde se encuentran el resto de sus intereses económicos. Son aspectos fundamentales para que los ciudadanos evalúen la credibilidad de un medio y para que los poderes públicos aseguren la pluralidad de la esfera informativa pero que, pese a ello, permanecen ocultos para los europeos.

Periodistas, sindicatos, activistas, editores y organizaciones que velan por la libertad de prensa han pedido este martes en Madrid un marco legal que haga esta información transparente para los ciudadanos. Argumentan que el derecho a acceder a estos datos es intrínseco al derecho a la información: en España, por ejemplo, cuatro consejos de administración controlan el 80% de las audiencias de televisión y radio, pero es prácticamente imposible para los ciudadanos rastrear qué conexiones con lo público tienen sus miembros.

“El único punto en el no hubo consenso para firmar el código ético del Ibex-35 fue el de hacer pública su inversión en los medios”, ha revelado la CNMC

“Estos grandes grupos mediáticos afirman que poseen muy pocos medios de comunicación, lo cual es cierto en comparación con el total, pero falso en cuanto a su influencia política”, ha denunciado Lutz Kinkel, director del Centro europeo para el pluralismo informativo y la libertad de prensa (ECPMF, por sus siglas en inglés), organizador del evento Newsocracyjunto a la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI).

Lutz Kinkel, director del Centro europeo para el pluralismo informativo y la libertad de prensa. PDLI

Lutz Kinkel, director del Centro europeo para el pluralismo informativo y la libertad de prensa. PDLI

Saber cómo se distribuye la publicidad institucional (el dinero público que ayuda a financiar los medios de comunicación) es otro de los factores clave para lograr una transparencia efectiva de los grupos mediáticos. “Ahora no sabemos qué dinero público acaba en qué medio de comunicación”, ha denunciado Arsenio Escolar, presidente de la Asociación Española de Editores de Publicaciones Periódicas, en la que no participan los grandes conglomerados mediáticos.

Editores Españoles de Publicaciones Periódicas: “No sabemos qué dinero público acaba en qué medio”

Esta opacidad no es casual. “El único punto en el no hubo consenso para firmar el código ético de las empresas de Ibex-35 fue el de hacer pública su inversión en los medios de comunicación”, ha revelado Mar Díaz Varela, de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Escolar, que ha dirigido varios diarios entre los que destaca 20 Minutos, ha pedido que no solo la publicidad del Estado sea transparente, sino que lo sea todo el dinero del que se surten los medios.

Hackeando la opacidad de los grupos mediáticos

La propiedad cruzada de los medios de comunicación es uno de los grandes problemas para la pluralidad informativa a nivel europeo. Según el Media Pluralism Monitor, informe impulsado por el ECPMF, España está entre los países calificados de “alto riesgo” en este área. No obstante, entre los 30 países analizados no hay ninguno que baje de “riesgo medio” si se analiza su pluralidad informativa bajo este baremo: dos tercios de los estados europeos tienen el 80% de la propiedad de sus medios concentrada en menos de cuatro grupos. Son datos que ha ofrecido la PDLI tras un análisis exhaustivo del mercado informativo del Viejo Continente, puesto que esta información no es pública.

En las últimas fechas se han presentado herramientas digitales impulsadas por grupos ciudadanos que buscan combatir este problema. Kaos155 (una referencia al 15-M y no al artículo constitucional que ha capado el poder institucional de la autonomía catalana, aseguran sus desarrolladores) ha sido diseñada en el contexto del hacklab de La Ingobernable, un centro social autogestionado de la capital. Se trata de un buscador capaz de dibujar un diagrama de relaciones entre las empresas contratistas del Estado. Su código se liberó en octubre de 2017.

Digiwhist, un proyecto de big data para la detección del fraude a escala europea.

Digiwhist, un proyecto de big data para la detección del fraude a escala europea.

Ya en 2018, el grupo hacktivista Xnet presentó en Barcelona Digiwhist, un proyecto para la detección del fraude a escala europea basado en el big data. La iniciativa ha desarrollado varias herramientas para facilitar que los ciudadanos puedan fiscalizar el trabajo de las instituciones, entre ellas un buscador de las licitaciones públicas de 35 países europeos (de cualquier nivel, desde consistoriales hasta estatales); un comparador de legislaciones sobre buenas prácticas en las contrataciones públicas; o un software de evaluación de riesgos sobre estos tratos estado-empresa. Tres instituciones anticorrupción del Ayuntamiento de Barcelona y de la Generalitat de Catalunya han anunciado que están estudiando la posibilidad de incorporar Digiwhist a su metodología de trabajo.

Una “start-up” de ocho personas vigilando todo el mercado español

“Sin políticas públicas es muy difícil asegurar la pluralidad informativa”, ha explicado Angel García Castillejo, coautor del informe sobre en España para el Media Pluralism Monitor. “En España se han hecho esfuerzos desde la perspectiva legislativa para garantizar el pluralismo mediático, que no necesariamente se han visto acompañados por resultados”, ha revelado el profesor de la Universidad Carlos III de Madrid y de la Ramón Llull de Barcelona.

Una de las medidas propuestas en la jornada es la creación de un regulador independiente que impida que sean los gobiernos quienes se encarguen de velar por la pluralidad de la esfera informativa. “No se trata de ir contra la libre competencia, sino de proteger el derecho a la información de los ciudadanos”, ha defendido Joan Barata, miembro de la PDLI que asesora a varias instituciones internacionales sobre cuestiones relacionadas con la libertad de expresión.

Arsenio Escolar, presidente de la Asociación Española de Editores de Publicaciones Periódicas, y Mar Díaz Varela, de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. PDLI

Arsenio Escolar, presidente de la Asociación Española de Editores de Publicaciones Periódicas, y Mar Díaz Varela, de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. PDLI

En España la encargada de ejercer este papel es la CNMC. Díaz Varela, representante del organismo en el acto, ha explicado que la Dirección de Telecomunicaciones y del Sector Audiovisual del organismo trabaja “como una start-up” al contar con solo ocho personas para supervisar todo el sector, lo que la convierte en “un tigre con dientes de papel”. “No podemos trabajar por la pluralidad informativa, pero trabajamos por la transparencia”, ha reconocido.

Federación de Periodistas Europeos: “No tenemos ningún dato sobre el impacto real de las ‘fake news’. La lucha contra ellas no puede atentar contra la libertad de información”

No obstante, ha existido unanimidad en la defensa de que no debe ser el poder político el que ejerza el control sobre los contenidos de los medios de comunicación con la excusa de las noticias falsas. Tanto Arsenio Escolar como Ricardo Gutiérrez, secretario general de la Federación de Periodistas Europeos (320.000 miembros en 44 países) han rechazado esta posibilidad, que se estudia actualmente en la comisión de Seguridad Nacional del Congreso: “No tenemos ningún dato sobre el impacto real de esas fake news. La lucha contra ellas no puede atentar contra la libertad de información”, ha recordado Gutiérrez.

“Es escandaloso que el gobierno quiera crear un ministerio de la verdad”, ha aseverado Escolar. En este sentido, el PP presentó a finales de 2017 un paquete de medidas para actuar contra las noticias falsas para que el Centro de Operaciones de Seguridad de la Administración General del Estado se encargue de “identificar y sellar noticias falsas para su conocimiento por parte de los ciudadanos”. Los conservadores también han planteado acabar con el anonimatoen Internet, un derecho considerado básico para el desarrollo de la libertad de expresión por Naciones Unidas.

Medidas a favor del pluralismo

Tarlach McGonagle, investigador de la Universidad de Amsterdam, ha resumido las medidas que facilitarían la supervivencia de la pluralidad informativa en Europa, entre las que destacan, además de la transparencia, la promoción del “pluralismo estructural” en los medios de comunicación, la búsqueda de la diversidad en los contenidos y las fuentes y la implantación del método científico de investigación.

“Es esencial y urgente romper con la opacidad, y empezar a hablar de ello”, ha pedido la presidenta de la PDLI y codirectora de Público, Virginia Pérez Alonso señalando que no solo deben ser los periodistas los que busquen la transparencia, sino que “los ciudadanos deben exigírsela a los medios que consultan”. ” Que la palabra transparencia sirva para algo más que para llenarse la boca con ella”, ha concluido la periodista.

« »

© 2019 Hasta los Huevos. Tema de Anders Norén.

A %d blogueros les gusta esto: