El general golpista que alentaba violaciones y asesinatos sigue estando en la basílica de La Macarena ante la inacción de la señora Díaz que pide no mirar atrás

La Junta de Andalucía de la señora Díaz no ha movido un dedo para sacar al general golpista Gonzalo Queipo de Llano de la basílica de la hermandad de la Macarena a pesar de años en vigor de la Ley de la Memoria Histórica.

Susana Díaz, que pidió inexplicablemente que la Memoria Histórica “no mire atrás” en contra de la dirección que lleva todo su partido, no ha mandado ni una carta a la hermandad de la Macarena al respecto.

No obstante, se anunció a bombo y platillo una ley andaluza para la dignidad de las víctimas denominada “Ley de la Memoria Democrática para Andalucía” pero sin embargo, el Gobierno de la señora Díaz no la ha doblado al respecto de este general rebelde a la República que entró a sangre y fuego en Sevilla.

Por otra parte, la familia quiere que se quede en la basílica aludiendo que además es hermano mayor honorario de la conocida cofradía.

Los que sí se han movilizado son la plataforma Andalucía Republicana que han organizado una “vigilia antifascista” titulada ‘Fuera el genocida Queipo de la Macarena’ para el próximo 17 de julio a las 23 horas junto al Arco de La Macarena que durará hasta la mañana siguiente.

Queipo de Llano alentó a la violación y asesinato desde Radio Sevilla diciendo “Esto está totalmente justificado porque estas comunistas y anarquistas predican el amor libre. Ahora por lo menos sabrán lo que son hombres y no milicianos maricones. No se van a librar por mucho que berreen y pataleen”.