Iluminados de Baviera Wikipedia La Orden de los Iluminados es el nombre dado a varios grupos.

Históricamente se refiere a la organización Illuminati de Baviera, una sociedad secreta de la época de la Ilustración, fundada el 1 de mayo de 1776, la cual manifestaba oponerse a la influencia religiosa y los abusos de poder del estado.

Gerardo Pisarello: «Si no se mantiene este Gobierno podemos ir a salidas ‘primoriveristas»

Gerardo Pisarello (Tucumán, Argentina, 1970) es el secretario primero de la Mesa del Congreso y uno de los perfiles más destacados de los comunes a nivel estatal. Desde su puesto en el órgano de gobierno de la Cámara Baja, es uno de los diseñadores de la estrategia para intentar abrir una comisión de investigación sobre los negocios de Juan Carlos de Borbón con Arabia Saudí. PP, PSOE y Vox, amparados en un informe contrario de los letrados, la han rechazado. Pero este doctor en Derecho y profesor titular de Constitucional en la Universidad de Barcelona sostiene que el veto es «jurídicamente aberrante» y que no hace ningún favor a la institución monárquica.

«La crisis que está padeciendo la institución monárquica es irrefrenable», asegura en esta entrevista telemática con eldiario.es. «Solo está sobreviviendo gracias a la falta de transparencia y a la falta de información que hay sobre ella», asegura.

Pisarello defiende la labor del Gobierno de coalición en estos seis primeros meses y subraya la necesidad de sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado y asegurar la continuidad del Ejecutivo ante «una derecha muy radicalizada que se ha negado a aceptar el veredicto de las urnas y que ha tenido una posición protogolpista desde el primer momento». El diputado defiende que el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común es imprescindible ahora mismo: «Si no se mantiene, podemos ir a salidas primoriveristas«, asegura.

El Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos se acerca a sus primeros seis meses de vida. ¿Qué balance hace de estos primeros meses de mandato?

En una situación de mucha excepcionalidad y teniendo en cuenta que no había un Gobierno de estas características desde la Segunda República, creo que se ha hecho un esfuerzo muy grande por mantener una una mayoría parlamentaria con apoyo de fuerzas progresistas y plurinacionales que nos ha permitido que frente a una emergencia sanitaria tremenda, que se sobreponía a una emergencia social y económica preexistente, se haya minimizado los daños y se haya priorizado intentar que las familias más vulnerables no se vean tan afectadas por la situación.

Creo que la respuesta del Gobierno ha sido una respuesta similar a la que han dado otros países como Portugal e Italia, y en general otras fuerzas progresistas en el resto del mundo, en un contexto muy difícil. Veníamos de décadas de políticas neoliberales muy duras, de una arquitectura internacional que sigue siendo profundamente neoliberal y con una especificidad, digamos, muy española, que es la presencia de una derecha muy radicalizada que se ha negado a aceptar el veredicto de las urnas y que ha tenido una posición protogolpista desde el primer momento.

El Gobierno aprobó nada más llegar la subida al SMI, comenzó el desmontaje de la reforma laboral, se ha aprobado el ingreso mínimo vital. ¿Pensaban que podían avanzar tan rápido en estas cuestiones?

Se han conseguido muchas cosas importantes. Algunas, también ayudadas por el contexto que marcaba que marcaba la pandemia. Después de años de gobiernos del PP marcados por la corrupción, por la práctica descarada de un capitalismo de amiguetes, de pronto se comienza a hablar en España de la necesidad de recuperar la memoria histórica democrática y se pone sobre la mesa la necesidad de una reforma fiscal progresiva. Y, sobre todo, me parece muy importante que es un Gobierno que entiende que con otros gobiernos del sur de Europa, sobre todo con Italia y Portugal, tiene que plantear un cambio de rumbo profundo en la Unión Europea y ejercer toda la presión para que no se salga de esta crisis con unas políticas como las que se le aplicaron a Grecia después de la crisis del 2008.

Tampoco hubiera sido posible sin los apoyos de otras fuerzas, independentistas de izquierdas, fuerzas nacionalistas que han acompañado muchas de esas medidas y que sorprendentemente han sido posibles en un momento en que la propia movilización ciudadana estaba suspendida como consecuencia de la pandemia, lo que podría haber hecho más difícil que se consigan esos cambios.

Ahora el gran reto va a ser poder afianzarlos, que no sean un simple paréntesis durante estos meses de pandemia, que no exista la tentación de pensar que estaba justificado parar desahucios, que estaba justificado impedir despidos abusivos, que estaba justificado crear un escudo social solamente porque estábamos en la pandemia y en la medida en que eso pueda relajarse, pues aparezcan voces que quieran revertirlos.

Más allá de la gestión del coronavirus, que la crisis sanitaria, social y económica que ha provocado, este Gobierno ya tenía entre sus retos previos y ahora muy probablemente acrecentado, aprobar unos Presupuestos Generales del Estado. Hablaba ahora del apoyo de las fuerzas como ERC, como el PNV o Compromís que han ido apoyando al Gobierno. ¿Cree que hay una mayoría estable en el Congreso puede garantizar que se aprueben esos presupuestos?

No diría que se trata de una mayoría estable. Diría que se trata de una mayoría, la de la moción de censura, que debe permanentemente reafirmarse a través del diálogo. Donde hay una diversidad de posiciones, discrepantes en algunos temas. Pero creo que hay una conciencia generalizada de que si esta coalición, en un sentido amplio, no sólo la de gobierno, sino la coalición progresista y plurinacional que permitió echar al Partido Popular no se mantiene, lo que vamos a tener es un retroceso de extrema derecha enormemente peligroso. Con todas las limitaciones que pueda haber, si no se mantiene este gobierno, podemos ir a salidas ‘primoriveristas’, autoritarias, nacionalistas.

¿Es suficiente pegamento el miedo a la derecha? Dos votaciones de prórroga del estado de alarma estuvieron a punto de perderse. El Gobierno optó por negociar por un lado con Bildu y por otro lado con Ciudadanos para amarrar sus apoyos.

No me parece suficiente y por eso insisto en que debe ser revalidada de manera permanente. Una situación de crisis, de emergencia sanitaria, social y económica, no puede ser una excusa para la recentralización, porque las comunidades autónomas y la ciudades necesitan fondos, necesitan recursos y competencias propias también, para poder enfrentar una crisis de estas características.

Un programa de reconstrucción social y económica a la altura del escenario que se va a abrir con una inminente caída de la economía requiere también que haya una parte de la derecha que sea capaz de no moverse al son de la música que marque Vox y los sectores más extremistas. Eso explica, a pesar de las enormes diferencias que uno pueda tener, si ve que en Ciudadanos en lugar de Marcos de Quinto está [Luis] Garicano y defiende el ingreso mínimo vital, pues es lógico que se intente, al menos en esa cuestión del escudo social, llegar a un acuerdo con Ciudadanos. De la misma manera, si Bildu plantea que hay algo que no tenemos que olvidar y es que cuando se relaje la emergencia sanitaria va a ser más necesario que nunca evitar que crezca la precariedad, proteger a la gente trabajadora y, por lo tanto, que el tema de la derogación de la reforma laboral no pase a un segundo plano, pues es importante también que ese acuerdo se busque.

La clave está en que esa geometría variable con esa mayoría progresista y plurinacional y, si fuera posible, con algún sector de la derecha que sea capaz de desengancharse de las políticas golpistas que impulsa Vox y, por momentos, el propio PP, se produzcan sobre una base programática. Si hay acuerdo en que de esta crisis tenemos que salir blindando derechos sociales, blindando servicios públicos, blindando todo lo que tiene que ver con la economía del cuidado, invirtiendo más en ciencia y reorientando la economía en un sentido reindustrializador, verde, con innovación digital, creo que hay que buscar todos los acuerdos.

¿Incluso con Ciudadanos? Su grupo político y Ciudadanos mantienen una actitud opuesta, especialmente en Cataluña.

La incompatibilidad programática con Ciudadanos hasta el momento ha sido absoluta. Pero ya digo, si en Ciudadanos desaparecen [Juan Carlos] Girauta, Marcos de Quinto, Albert Rivera y aparecen algunas voces sensatas, yo creo que la obligación del Gobierno, a partir de unos criterios programáticos muy claros, es sentarse a negociar. Y si eso no funciona, pues reforzar lo que a mi juicio es la coalición de gobernabilidad natural a un Gobierno de izquierdas de estas características, que es el apoyo de estas fuerzas progresistas y plurinacionales, desde el PNV y Bildu hasta ERC, Más País, Compromís, etcétera.

¿Cree que ese giro, ese intento de recuperar una imagen de moderación por parte de Ciudadanos, es real o estético?

Cuando Ciudadanos se suma al trío de Colón y deciden, con el PP, adoptar las mismas políticas que Vox, eso los ha ido conduciendo a la irrelevancia. Yo no sé si hay vuelta atrás de esa irrelevancia o no, pero me consta que hay un sector de la derecha, y de determinados sectores económicos que apoyan a la derecha, que lo que está buscando no es una salida autoritaria, violenta, protogolpista como la que defiende Vox, sino una salida diferente y quiere forzar a esa derecha a abrirse al pacto.

Esa derecha, esos sectores moderados que piden pacto, seguramente no quieren que se produzca la derogación de la reforma laboral y nosotros en eso tenemos que ser absolutamente inflexibles. Pero si nos podemos poner de acuerdo, como ocurrió con la votación del ingreso mínimo vital, aunque en nuestra opinión tendría que llegar más lejos, y hay sectores de esa derecha moderada que entienden que sin ese escudo social mínimo la actividad económica se va a derrumbar, me parece que eso hay que intentarlo. Sin falsas ilusiones, sabiendo lo que es la derecha peninsular y lo que ha sido en estos últimos tiempos.

Dice que parte del empresariado, de las élites económicas, quieren una derecha más moderada. La CEOE y los principales empresarios del país han salido en la última semana a marcar sus prioridades y su agenda de salida de la de la crisis. Han hablado precisamente de mantener la reforma laboral, de no subir impuestos a las rentas altas. ¿Temen que esa presión que hace la CEOE surta efecto en el Gobierno o en los partidos que tienen que apoyar los Presupuestos?

Corremos un riesgo de que el miedo a la caída de la economía acabe, digamos, despertando los peores fantasmas austeritarios de la vieja normalidad y de la nueva normalidad. Ese riesgo está. No solamente en España, sino en Europa. Que se pretenda salir de esta crisis simplemente con el endeudamiento masivo de las familias y las empresas, sin que se hagan grandes cambios ni en la estructura fiscal ni tampoco en la protección laboral, que ya estaba muy deteriorada en estos últimos años.

Nuestra misión como Gobierno va a ser insistir en todo momento para que esos elementos no se pierdan, porque estoy convencido que si fuéramos demasiado moderados y poco audaces a la hora de defender la necesidad de blindar los servicios públicos y los derechos sociales, de tener una fiscalidad más progresiva, no resolveríamos el escenario de caída económica que podemos tener y estaríamos preparando el camino para una salida más conservadora. Ahora, creo que tenemos también la obligación de convencer a una parte de los actores económicos de que eso es así. Si esos sectores van a responder o no, está por verse.

Yo diría que al comienzo de esta pandemia alguien como Antonio Garamendi [presidente de la CEOE] desempeñó el papel de ser la derecha moderada que no eran ni Ciudadanos, ni Vox, ni el PP. Y aceptó, por ejemplo, que se pudiera llegar a acuerdos para mantener los ERTE, que fueron fundamentales durante esta pandemia. En la fase que se abre ahora es importante que ese tipo de clima pueda mantenerse. Comenzamos esta pandemia recordando que había artículos de la Constitución como el 128, que permiten que la riqueza, cualquiera sea su titularidad, está subordinada al interés general. Hay que seguir hablando de eso. Recordando que hay artículos como el 31, que hablan de progresividad fiscal. Y confiando que va a haber una parte de los sectores económicos, sobre todo los que no están vinculados a la economía rentista, de la economía más productiva, con lo que yo creo que es posible llegar a acuerdos.

Hablaba antes de la mayoría de la moción de censura de 2018. Aquel Gobierno se fue al traste después de que JxC y Esquerra Republicana apoyaran una enmienda a la totalidad a los Presupuestos, que decayeron por lo que se convocaran elecciones y entró Vox en el Congreso. ¿Temen que ERC vuelva a tumbar los Presupuestos y, con ello, al Gobierno?

El problema que tenemos ahora es que hay una herida abierta en Cataluña muy grande, una herida política muy grande, que dificulta la gobernabilidad en el conjunto de España. Para que esa herida pueda comenzar a restañarse, es muy importante salir de la excepcionalidad judicial en la que se vive en los últimos años, con personas independentistas presas de manera absolutamente desproporcionada y sin razón de ser.

Y que en Cataluña también pueda haber un gobierno de tipo progresista. Nosotros apostamos porque se produzca ese cambio de ciclo político, que haya un gobierno que entienda que frente a una crisis como la que estamos viviendo es necesario dar respuestas programáticas que sean avanzadas también desde el punto de vista social. Muchas veces hemos compartido ese tipo de preocupaciones con ERC. Pero lo que ERC tiene que hacer es dejar de mirar en el espejo retrovisor a Junts per Catalunya y atreverse a hacer una política realista, republicana y con un contenido social claro. Sin abandonar ninguno de sus otros principios en otros temas.

Hablaba antes del papel de la Unión Europea en la salida de la crisis. Usted forma parte del grupo de trabajo sobre la Unión Europea en la comisión parlamentaria de reconstrucción. Después de un mes de trabajos, ¿qué balance hace de la comisión?

Se han producido algunos debates interesantes, muy fructíferos. Sobre todo cuando han asistido a la comisión expertos y miembros de la sociedad civil, que han hecho aportaciones interesantes sobre algunos de los temas que comentábamos ahora, sobre la necesidad de reformas estructurales que permitan una reindustrialización verde y digital de la economía, la necesidad de proteger a las zonas rurales despobladas, la necesidad de que Europa también asuma una fiscalidad progresiva, por ejemplo, sobre los grandes plataformas digitales y sobre las grandes fortunas. Es decir, que la unión monetaria venga acompañada de una vez por una unidad fiscal.

Al comienzo de la pandemia vimos una respuesta en Europa marcada por los egoísmos nacionales, la poca predisposición para ayuda sanitaria entre países con Alemania negándole ayuda a Italia en material sanitario. Lo que me preocupa es que ahora que en Europa se comienzan a vislumbrar algunas salidas en clave de solidaridad europea, puedan llegar tarde y sean insuficientes. El viernes de la semana pasada Christine Lagarde anunció una línea de liquidez de 1,3 billones de euros a tres años para las entidades bancarias de los países a un -1{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de interés. Y esto se parece mucho a la salida del 2008, con ayudas a la banca privada para endeudar de manera masiva a la ciudadanía, a las pequeñas y medianas empresas. Esto es lo que hay que evitar por todas las vías.

Es importante precisamente por la envergadura de la crisis que podemos enfrentar, sobre todo en este año 2020, que Europa hable menos y actúe más a la hora de priorizar las transferencias directas y no los créditos a los países que más los necesitan. Y a la hora de entender que si la salida de esta crisis vuelve a ser una salida autoritaria, eso dejaría herido de muerte al proyecto europeo. Hay que aprovechar esta pandemia para hacer los cambios que no se hicieron antes, para reformar la arquitectura institucional y financiera de la UE, para cambiar los estatutos del BCE, para establecer un pacto que no sea simplemente el Pacto de Estabilidad, que ahora está en suspenso, sino un pacto para la inversión en Europa, para la cohesión social en Europa. Me parece que si se llega demasiado tarde a esos cambios, el proyecto europeo puede quedar muy herido.

Acaba de salir una información de última hora. ERC va a votar ‘no’ al decreto de nueva normalidad y critica precisamente que el Gobierno haya buscado el apoyo de Ciudadanos. Le vuelvo a plantear el tema de los apoyos en los Presupuestos.

La historia de Ciudadanos justifica naturalmente todas las desconfianzas que se pueda tener en ellos. Pero si Ciudadanos es capaz de moverse hacia un programa que sea audaz en lo social y que acepte la necesidad de que exista un diálogo en Catalunya y abandone las políticas que han existido en los últimos tiempos, yo creo que hay que hay que escuchar esas propuestas. Ahora, si Ciudadanos no lo hace, me parece que efectivamente ese acuerdo no es posible.

Yo lo que veo últimamente es que en algunos temas Ciudadanos se está moviendo y el Gobierno en ningún momento ha abandonado la idea de que el diálogo en Catalunya tiene que producirse. Que la salida política con Catalunya tiene que producirse.

Dice que la UE tiene que ser valiente en las ayudas a los países que más han sufrido la crisis sanitaria, luego económica y social. Está en duda si esa ayuda va a estar condicionada o no a futuros recortes públicos. Si ocurre, ¿debería aceptar España esa ayuda? ¿Y qué harían Unidas Podemos y En Comú Podem?

Repito que sería un tremendo error que se pretenda actuar en esta crisis con los países de Europa del Sur de la misma manera que se actuó con Grecia para que luego venga el Jean-Claude Juncker de turno a pedir disculpas. No creo que Europa pueda sobrevivir a una respuesta de estas características.

Para mí es una buena noticia que en este contexto, por ejemplo, haya aparecido la idea de las transferencias directas. Europa ha aceptado que no todo se resuelve endeudando a los países receptores de ayuda, sino que tiene que haber transferencias directas por parte de las instituciones europeas. Se ha aceptado en parte eso que ahora se llama el ‘momento hamiltoniano’, que el endeudamiento no lo asuman los Estados, sino que lo pueda asumir Europa como tal. Lo que me preocupa es que sea en la cantidad suficiente y que lleguen a tiempo. Porque el cierre de las empresas, los posibles despidos, se van a producir este año y no estamos en condiciones de postergar mucho esa decisión.

Y, desde luego, dejar claro desde ahora mismo que la única condicionalidad que puede ser aceptable en un momento como el que estamos es la de proteger los servicios sociales, de blindar derechos sociales básicos, la apuesta por proyectos no especulativos, sino con innovación productiva, con valor agregado, etcétera. Pero una condicionalidad que implique recortes y que implique políticas de austeridad sería algo absolutamente suicida a lo que habría que oponerse con rotundidad.

La semana pasada, la Mesa del Congreso rechazó la comisión de investigación que había solicitado desde el grupo confederal sobre los negocios de Juan Carlos de Borbón tras su abdicación. Han pedido una reconsideración, ¿en qué basan el recurso? ¿Creen que hay margen en la Mesa para que se reconsidere la comisión de investigación?

El rechazo por parte de la Mesa de la petición de comisión de investigación no tenía ningún fundamento jurídico sólido. Nosotros pedíamos que el Congreso pudiera investigar las relaciones comerciales y diplomáticas entre Arabia Saudita y España y las irregularidades que aparentemente han marcado este tipo de relación. Y consideramos que en ese marco era posible que el rey emérito pudiera comparecer en esa comisión simplemente para informar de lo que él sabe. No lo estábamos planteando ningún tipo de control directo sobre la figura del rey emérito, ni exigirle ninguna responsabilidad política, sino que fuera transparente y que informara de todo lo que sabía sobre ese tipo de situaciones.Frente a eso no hay ningún tipo de argumento jurídico. Y la Mesa responde diciendo que el rey es inviolable a perpetuidad y que esa inviolabilidad tiene efectos jurídicos permanentes en el tiempo. Esto es un disparate absoluto desde el punto de vista jurídico.

Es algo que dicen los letrados.

Pero lo asume el acuerdo de la Mesa. Los letrados suelen ser muy profesionales y muy serios en la mayoría de temas que se tratan en la Mesa. Pero es como si existiera un mandato implícito de que cuando se toca el tema de la Monarquía, de actuar como escudo para impedir que eso pueda ocurrir. Es el único tema en la Mesa donde sorprende la actitud de los servicios jurídicos de la casa y la reacción de las fuerzas políticas mayoritarias para dificultar enormemente que se pueda preguntar, que se puedan poner luces y taquígrafos y que se pueda conocer la verdad.

En un contexto como el que estamos me parece que debilita enormemente a la Monarquía, sobre todo porque los ilícitos que están en disputa son ilícitos vinculados a delitos graves de corrupción. Y en un momento en que la situación económica es enormemente precaria para muchísima gente, donde hay muchísima gente que no se puede permitir no pagar impuestos, que no se puede permitir ocultar negocios oscuros, no se entiende bajo ningún punto de vista que esas denuncias sobre corrupción que están saliendo en la prensa internacional, que están dando lugar a la apertura de procesos judiciales en otros países, ni siquiera se pueda discutir en sede parlamentaria.

¿Cree que los letrados ha actuado de forma independiente en este caso?

No creo que sea una cuestión de independencia. Los letrados son muy rigurosos, pero me parece que con el tema de la Monarquía se activa una especie de inercia en virtud de la cual es una institución prácticamente intocable y sobreprotegida, tanto desde el punto de vista penal, como desde el judicial, como desde el punto de vista parlamentario. El tipo de sobreprotección que tiene la Monarquía borbónica en España no existe para la Jefatura de Estado de ninguna república europea ni tampoco de otras monarquías parlamentarias.

Desde el punto de vista penal hay una sobreprotección de la monarquía parlamentaria que ha acabado con tuiteros, con artistas, con cantantes, en prisión. En un caso donde lo que estaba en juego simplemente era la libertad de expresión. Pensemos que desde el punto de vista judicial, la ley de aforamiento ante el Tribunal Supremo con la que cuenta Juan Carlos primero es otra vergüenza que tenía como único objetivo evitar que un nuevo juez Castro, que fue el que investigó a Undargarín, pudiera investigar al rey emérito. Pero un rey emérito que ya no es rey y que por lo tanto no tiene inviolabilidad, no tiene por qué ser aforado. Esa ley, que la pactaron entre Rajoy y Rubalcaba, ni siquiera fue votada por el propio grupo socialista, que se abstuvo.

Y finalmente, desde el punto de vista parlamentario es una cosa muy llamativa, porque en el Congreso se pueden plantear preguntas y se pueden crear comisiones de investigación sobre todos los temas imaginables, menos sobre algo que pueda incidir incluso ya sobre un exrey. Aquí ha habido comisiones de investigación sobre Gürtel, sobre el funcionamiento del Banco de España, ha habido comisiones de investigación en la que se han sentado ministros y exministros. Sin embargo, es imposible que pueda sentarse un miembro de la Casa Real o, lo que es todavía peor, un exrey.

Recordaba ahora que Juan Carlos de Borbón está aforado ante el Tribunal Supremo. Precisamente, la Fiscalía del Tribunal Supremo ha abierto una una incipiente investigación judicial pidiendo alguna documentación a Suiza, etcétera. ¿No cree que una comisión parlamentaria podría interferir en las actuaciones en esa vía judicial?

Al contrario. Ha habido muchas situaciones en las que se produjeron comisiones de investigación mientras existían abiertos procesos judiciales. El objetivo de una comisión de investigación parlamentaria básicamente es recabar información y garantizar un mínimo de transparencia. Pensamos que Juan Carlos de Borbón podría aportar a una comisión parlamentaria información que podría ser relevante también desde el punto de vista judicial. No hay ningún problema con eso y la propia Fiscalía, al investigar en este caso, ya está admitiendo que el Rey no es inviolable por la vía judicial. Pero por la vía parlamentaria podría aportar información que refuerce los casos judiciales que están abiertos.

A mí me parece que las comisiones de investigación parlamentaria activan también pánicos históricos en las élites. En el año 1923, aproximadamente, Indalecio Prieto, socialista, impulsó una comisión parlamentaria sobre el llamado Expediente Picasso donde, como consecuencia de un desastre militar, se establecía que el máximo responsable podía ser el rey Alfonso XIII, el abuelo de Juan Carlos I. Esa comisión parlamentaria fue bloqueada permanentemente por las fuerzas conservadoras y fue una de las razones de la caída de la Monarquía. La primera Restauración Borbónica acaba con la con la caída del rey producida como consecuencia de la comisión parlamentaria. Y por eso me parece que también hay una una reticencia enorme a que aquel Congreso no pueda investigar este tipo de situaciones.

La consecuencia de eso es inaceptable desde el punto de vista social, que la Monarquía acaba convirtiéndose, a los ojos de la opinión pública, en un freno constante a la democracia, a la transparencia y a la información. Y si eso es así, se podrá impedir que haya una comisión de investigación parlamentaria, pero no se podrá impedir que crezca la condena social. En un caso como éste cada vez hay un porcentaje más alto de la población que entiende que esos delitos de blanqueo de capitales, esos delitos de cuentas no declaradas, esos delitos de fraude que se atribuyen a Juan Carlos I no solamente son reales, sino que incluso pueden salpicar al propio Felipe VI, que ha reconocido que tenía información sobre muchos de esos casos.

Precisamente este fin de semana hemos conocido que la luna de miel de los actuales reyes fue costeada por Juan Carlos de Borbón y que la mitad la pagó un empresario amigo de la familia. ¿Qué les parece?

Es una constatación de que el vínculo entre la Monarquía borbónica y la corrupción es un vínculo bastante estructural, que viene de hace muchísimo tiempo y que no pudo salir a la luz antes porque no se abrieron los casos judiciales que se están abriendo en otros países de Europa. Finalmente se está comenzando a levantar esa esa ley del silencio.

Hay una operación en marcha que querría resolver esto a través del exilio de Juan Carlos de Borbón en República Dominicana e intentando desligar su papel del de Felipe VI. Pero esto es cada vez más complicado porque las revelaciones sobre esta boda demuestran que Felipe VI tenía información sobre muchas de estas cuestiones que estaban ocurriendo. Y la Casa Real emite el primer comunicado sobre estas comisiones y estas cuentas en paraísos fiscales una vez que comienzan las investigaciones internacionales. La pregunta es por qué la Casa Real nunca dio explicaciones antes.

Lo que está ocurriendo ahora muestra ese vínculo de la Monarquía borbónica con la corrupción de la que forma parte una trama de empresas y de actores políticos que también se benefician y que, a nuestro juicio, debe ser investigado porque son posibles casos de corrupción que se producen en las instituciones más altas del Estado, mientras la mayoría de la población padece situaciones de precariedad, mientras las pequeñas y medianas empresas tienen que cerrar mientras siguen pagando impuestos. Esa falta de ejemplaridad resulta intolerable.

Se dice que en una monarquía parlamentaria, que yo creo que la española no lo es, el rey no tiene ‘potestas’ pero tiene ‘auctoritas’. Y la ‘auctoritas’ se pierde como consecuencia de la opacidad respecto de malas prácticas. Me parece que toda la institución entra en una crisis irrefrenable.

A cuenta de esta crisis en la que dice que ha entrado la monarquía española escribía usted hasta hace poco un artículo titulado «Delenda est Monarchia (razones de una consigna)». ¿Cree realmente que pueda haber o que hay en marcha un proceso en el corto o el medio plazo hacia una república?

Sería ingenuo, siendo yo profundamente republicano, decir que veo una salida republicana a la vuelta de la esquina. Pero creo que la crisis que está padeciendo la institución monárquica es irrefrenable que tiene que ver con una crisis histórica de la dinastía borbónica en España. Los Borbones a menudo entraron a la jefatura del Estado como los deseados, como ocurrió con Fernando VII o Isabel II, y luego, precisamente por actuar como una institución conseguidora de negocios, comisionista, etcétera, acabaron en el exilio o repudiados como felones por la mayoría de la población.

En un contexto de crisis tan tremendo en la que, como digo, la precariedad social es tan grande, lo que hasta hace un tiempo parecía una monarquía campechana y una monarquía moderada de pronto aparece como una institución con fuertes vínculos con una corrupción que se niega. Solo está sobreviviendo gracias a la falta de transparencia y a la falta de información que hay sobre ella.

Cuando se produjo esa crisis de la monarquía en el siglo pasado, en la primera Restauración Borbónica, las derechas intentaron una salida dictatorial. Primo de Rivera dio un golpe de Estado utilizando al Rey para apuntalar esa salida autoritaria. ¿Eso podría pasar ahora? Forma parte del imaginario de la extrema derecha, pero creo que otra vez esto hace un flaco favor a la Monarquía porque la conecta con sus orígenes franquistas. Me parece que nos encontramos frente a una situación de bloqueo muy complicada, donde la Monarquía es un tapón para la democratización. En España no va a haber reforma constitucional profunda mientras tengamos la institución monárquica.

Esto no quiere decir que haya una salida republicana a la vuelta de la esquina. Lo que sí veo es que las encuestas que se están haciendo las críticas más duras crecen sobre todo en aquellas zonas de España que tradicionalmente tuvieron esa cultura y esa tradición republicana. A Coruña, partes importantes de Aragón, del País Vasco o de Catalunya. Alcoy, Alicante. Una parte importante de Andalucía y algunos sitios de Castilla. Hay una tradición republicana que puede no estar activada, pero que en un momento de crisis tan profunda podría activarse y expresarse de la manera menos pensable. No nos olvidemos que la II República llegó a través de unas elecciones municipales en las que no estaba en juego el debate sobre monarquía.

El PSOE se ha posicionado históricamente en contra de investigar parlamentariamente al rey. Siempre se acogen a los informes de los letrados, que de momento dicen que esa investigación no tendría cabida en el ordenamiento jurídico español. ¿Se puede generar un conflicto dentro del Gobierno de coalición?

En este tema hay autonomía de posiciones. Por eso hace un momento recordaba el papel de Indalecio Prieto. El PSOE tiene buena parte de sus bases que son republicanas. Estoy seguro que desaprueban lo que está ocurriendo con la Casa Real y que al menos quieren que allí se introduzca transparencia. No me parece que el PSOE esté en este momento en contra de la vía judicial. De hecho, vuelvo a recordar, a pesar de que Rubalcaba y Rajoy pactaron la ley de aforamiento del emérito ante el Tribunal Supremo, el Grupo Socialista en el Congreso se abstuvo en esa votación y la propia Meritxell Batet, que hoy es presidenta del Congreso de los Diputados, fue crítica por la forma en que se había tomado esa decisión.

Yo creo que hoy el PSOE está de acuerdo que eso se investigue en sede judicial, pero me parece que ahora hace falta que dé otro paso, que es asumir que una comisión de investigación en el Congreso no tendría como objetivo controlar necesariamente al Rey, pero sí aportar información y transparencia, que es lo que estamos defendiendo. Si no se entiende eso, me parece que sería como reconocer una sumisión del principio democrático frente al principio monárquico, que eso significa reconocer que tenemos una democracia de bajísima calidad.

Otro posible asunto que puede provocar fricción en la Mesa del Congreso con el PSOE es la comisión de investigación por las revelaciones de Felipe González en el terrorismo de Estado en los años 80, en la fundación y del GAL, qué nivel de conocimiento tenía, etcétera. Ustedes dijeron al principio que no veían nada nuevo en esos esos papeles de la CIA desclasificados hace ya unos años, pero al final han decidido apoyarla. ¿Por qué han cambiado de criterio?

Lo primero que vimos fue que la supuesta noticia, que no era tal, sobre la desclasificación de los papeles de la CIA venía de La Razón. Nos parecía sospechoso. Pero evidentemente en ningún momento estuvo en duda nuestra posición sobre la necesidad de investigar estos hechos.

Muchas de las cuestiones vinculadas a los GAL no han sido suficientemente investigadas. De 65 asesinatos que se cometieron, solo 24 fueron juzgados. Las víctimas no han sido debidamente reparadas. Sólo por eso ya estaría justificada una comisión de estas características. En segundo lugar porque los GAL son sinónimo de muchas cosas. Me parece que son sinónimos de terrorismo de Estado, son sinónimo de cloacas y son sinónimos de abusos policiales. De cloacas que no solamente existieron desde el momento en que Felipe González, con el visto bueno de Fraga, decide impulsar los GAL, sino que ya existían durante el Franquismo y se mantuvieron durante la Transición. Y son algunas cloacas que incluso existen hoy y que se están utilizando contra el propio Gobierno de coalición, como estamos viendo en muchos movimientos que se están produciendo incluso dentro del ámbito de la seguridad del Estado o del Ministerio del Interior, o como vimos con el caso de Pérez de los Cobos.

Si hubo un elemento de operativo por parte de La Razón o de oportunismo electoral, teniendo en cuenta que hay elecciones en el País Vasco, no es óbice para que sobre estas cuestiones haya que investigar y también, naturalmente, para saber cuál ha sido el papel de Felipe González en todo esto.

¿Cree que el objetivo de esa publicación, que dicen que no entendía muy bien por qué La Razón publicaba esa noticia, era generar una fricción o una ruptura con el PSOE? ¿Han influido las crítica de Pilar Zabala, hermana de una de las víctimas del GAL, en plena precampaña?

No, fueron dos cosas. Advertir de que la información no era nueva. Y ver luego que se pedía una comisión de investigación sobre los GAL cuando sabemos que el tema fundamental de las cloacas sería discutir a fondo una ley de secretos que también viene desde la época del Franquismo. Que esa comisión se presentara ahora, en un momento de elecciones en el País Vasco, y no se hubiera presentado antes, cuando esta noticia, por ejemplo, en 2018 salió publicada en El Salto y otro tipo de medios. Era lógico que no pudiéramos evitar ver que había un elemento de operación política por parte de la derecha que se estaba intentando utilizar también aprovechando las elecciones vascas.

Pero ya digo, no hubo ninguna duda sobre la cuestión de fondo, porque el posicionamiento de Unidas Podemos y de todas las confluencias respecto del terrorismo de Estado, respecto de las cloacas, respecto de la implicación incluso de Felipe González, que ha sido tan denunciada en tantos medios y con tantos documentos diferentes, era un posicionamiento indudable. Escuchar a Pili Zabala fue un argumento más. Yo, en mi caso personal, que soy hijo de víctima del terrorismo de Estado, de la dictadura argentina, obviamente no me podría imaginar en ninguna situación impidiendo que se investigue sobre este tipo de cuestiones.

Hablábamos al principio sobre Catalunya. Quim Torra anunció unas elecciones que todavía no tienen fecha, pero que serán a lo largo de este 2020. ¿Con qué objetivo concurrirán los comunes a esas elecciones? ¿Cree que realmente se podría ir a una ruptura de los bloques que existen ahora mismo en el Parlament de Catalunya.

Sería un elemento que podría efectivamente ayudar a, como digo, restañar la enorme herida que existe en este momento en Catalunya y que no existe creo en los mismos términos en el País Vasco.

Con un programa claramente catalanista, claramente republicano, con un contenido social importante, muy contundente contra contra la corrupción y contra lo que fue el papel tanto de Convergència i Unió en su momento o como en algunos casos de sus herederos, podemos construir una coalición con una vocación federal y confederal.

Nosotros ya hace tiempo que hemos dicho que nos parece que el Gobierno de Catalunya actual es un Gobierno que está agotado. Somos una fuerza que siempre apostamos por las salidas políticas, que hemos criticado la judicialización de la política, que hemos criticado la situación de los presos independentistas, que hemos defendido la necesidad de tender puentes y la necesidad de implicarnos también en muchos cambios que se están produciendo en el conjunto del Estado.

Ada Colau ha cumplido el primer año de su segundo mandato en el Ayuntamiento de Barcelona. Ella lidera el espacio político de Catalunya en Comú y Barcelona en Comú. ¿Qué pasará en 2023? ¿Este debería ser el último mandato de Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona? ¿Se está preparando, buscando o planteando cómo se puede producir ese relevo?

El plan fundamental es reforzar el municipalismo y el papel central que tienen las ciudades como laboratorios de democracia. En el momento en que las últimas elecciones municipales en las que perdió el Gobierno de Madrid, de Coruña, muchos gobiernos municipales progresistas y avanzados, comenzó una especie de retroceso conservador en el que todavía nos estamos moviendo.

A lo largo de la historia de Cataluña y de la historia de España, los grandes cambios democráticos se produjeron cuando avanzó el municipalismo. Y los grandes retrocesos conservadores se produjeron cuando avanzó el caciquismo o cuando avanzó el centralismo que ahogaba al municipalismo. Somos una fuerza municipalista y esa es ahora nuestra principal preocupación, porque no vamos a tener suficiente con tener gobiernos progresistas en el ámbito estatal si el municipalismo no se reactiva desde abajo.

Me consta que es la prioridad de la alcaldesa, que siempre lo ha sido. Nosotros venimos de esos movimientos sociales locales, creo que está en el ADN de los ‘comunes’ y por lo tanto vamos a hacer todo lo posible para mantener vivo ese momento.

¿Y el papel de Ada Colau cuál cree que debería ser en este proceso cuando termine su mandato?

Eso es muy difícil decirlo. Ella es una dirigente carismática que ha demostrado capacidad, en condiciones muy complicadas, de gobernar una gran ciudad como Barcelona. Tiene un gran reconocimiento en Europa y en el mundo. Es una dirigente feminista y a mí personalmente me gustaría que en los ciclos políticos que se vayan abriendo tengamos más mujeres feministas en la primera línea. Eso sería bueno para Barcelona, para Catalunya, para España, para el mundo.

Ada Colau me parece que es un nombre importante dentro de eso. Igual que estamos viendo a Yolanda Díaz, a Irene Montero y a tantísimas mujeres del espacio progresista en primera línea, haciendo un gran papel.

Lo que el ruido esconde

El problema es que detrás del ruido está el silencio y, detrás del silencio, la impunidad. Un par de ejemplos de manual se juntan para observar el perfecto mecanismo con el que el mal actúa en estrategia conjunta para manipular a la sociedad. Estamos ante unos intereses que se anteponen, con todo tipo de trampas, al bien común sin importar el daño que causan. Y que terminan desembocando en tragedias como la masacre practicada sobre los ancianos de la Comunidad de Madrid o los informes manipulados de la Guardia Civil sobre el 8M. Ambos con un tratamiento político y mediático que es determinante para el éxito de la operación.

El día 8 de marzo, casualmente, Díaz Ayuso firma la orden por la que se restringe la visita de familiares a las residencias de ancianos de la comunidad de Madrid en vistas a prevenir, dice, contagios de un virus, la COVID-19 aún sin ese nombre ni ser declarado pandemia hasta el 11, pero del que todo el mundo tenía noticia, evidentemente. El 18, según el muy documentado trabajo de Manuel Rico en Infolibre, llega a los centros un protocolo con los requisitos para el tratamiento de los residentes, complementado con otro el día 20, donde se fijan con total crudeza los «criterios de exclusión de derivación hospitalaria»: no tenían escapatoria prácticamente. Se enviarán más documentos, excusas y distracciones, pero el resultado fue que, como cita Rico, el día 19 «los fallecidos que vivían en residencias eran 138, el 25 de marzo ascendían a 1.101 y el 30 de ese mes eran ya 2.465». Llegarían a ser más de 6.000, la mitad de todos los ancianos muertos en residencias en España en ese mapa del horror que dibujaron. Y que varios medios más fueron completando para dar cuenta de ese entramado de intereses que habían convertido las residencias de ancianos en un suculento negocio.

Como ya comenté, establecido el estado de alarma, el día 14 de marzo, y ante preocupantes indicios, el gobierno de España manda al ejército a algunos geriátricos donde se encontrará un auténtico caos.

Tras desviar la atención cuanto pudo, la Comunidad de Madrid confiesa este jueves que sí envió los protocolos y dice que fue «por error». ¿Se pueden escribir borradores de ese calibre «por error»? Las órdenes de Ayuso siguieron en vigor hasta al menos el día 25, tras ser descubierto el problema por la UME enviada por el Gobierno.

Es un repaso escueto de los hechos. Ahora vamos a observar, el ruido y el silencio. ABC titula una noticia en abril: «Iglesias acusa a Vox de representar la inmundicia para evitar hablar de los 15.000 ancianos fallecidos«. Ya le han adjudicado la autoría de los fallecidos al vicepresidente. El Confidencial se presenta así un 7 de mayo ya: «Los muertos en residencias son ya 17.576 y Carmen Calvo mira a Pablo Iglesias«. Se trataba del cómputo de datos pero el titular inducía al equívoco. Ataca el presentador de Antena 3 noticias, Matías Prats, el 17 de mayo aún. Todos los muertos son del Gobierno y en particular del entrevistado: Pablo Iglesias. Esta misma mañana hemos podido escuchar entradas de programas hablando de «los unos y los otros» en el caso de los muertos en las residencias. Tras haber escuchado la contundente intervención de Pablo Iglesias en el Congreso sobre el tema, con la confesión del consejero de Madrid. Las actuaciones de los unos fueron bien diferentes a las de los otros.

Así funciona el mecanismo. El ruido es esencial a la estrategia. Sacamos a una alocada mente de Vox diciendo alguna estupidez mayúscula, a algún periodista ultra con otra astracanada. Suben a TT y a tertulia, se habla y se habla pero detrás está el silencio. De esos periodistas que juegan a la presunta equidistancia. De los que son capaces como Carlos Franganillo, al frente del Telediario de las 21.00 de TVE, de hablar, sin torcer un gesto, de «errores» por ejemplo en los informes de la Guardia Civil. En titulares que dan tiempo a meter la basura del off de record robado a Irene Montero y sospechas sobre Fernando Simón. No me digan que no es posible exigir una información objetiva.

Porque el 8M es la otra gran estrategia del ruido y la desestabilización estos días. En la práctica, el ruido tapa hechos de enorme gravedad como el protocolo para dejar morir a ancianos sin pasar por el hospital o sin medicalizar las residencias como se prometió.

Es verdaderamente delirante atribuir intención culposa al Gobierno por haber permitido las manifestaciones del Día de la Mujer. Solo en un país en el que impera de tal forma la trampa tiene cabida y es incluso admitida a trámite judicial. Es mentira que otros países -afectados como todos- suspendieran las manifestaciones. Francia por ejemplo prohibió las concentraciones de más de mil personas, salvo que tuvieran interés social como el caso de las manifestaciones, y salieron el 8M. En Alemania también hubo manifestaciones feministas, era mentira lo que dijo Pablo Casado. La testa dirigente del ultradrechista Vox, soltó que «Gritar ‘viva el 8M’ es como gritar ‘viva la enfermedad y la muerte'». Y la portavoz del PP de largo graznido se marcó algo similar. Todo esto es ruido. Para distraer del machismo que preconizan, de la involución. Para manipular las emociones –en pura estrategia nazi- y sembrar crispación de la que aprovecharse para sus intereses.

El hecho, gravísimo, son los dos informes de la Guardia Civil, elaborados con recortes de prensa de escaso rigor y, a lo que se puede apreciar, la misma intención desestabilizadora. Es inaudito que un país puede tener un cuerpo de seguridad capaz de elaborar semejante barbaridad y encima contra el Gobierno legítimo. Como documenta Ignacio Escolar aquí, es un cúmulo de errores y falsedades flagrantes. Y también han orquestado campaña contra la destitución –más que justificada de sus responsables-. Tanto en este caso como en la masacre de los ancianos de Madrid creo que cesar en el cargo es una tirita para lo que se requiere.

Lo peor es el silencio, sin embargo. El que ha permitido siglos de racismo e impunidad de la violencia policial en Estados Unidos y ahora estalla en indignación. Algunos vídeos de lo que está sucediendo nos muestran la deshumanización del eterno totalitarismo fascista que le abre la cabeza a un manifestante y lo deja en el suelo envuelta la cabeza en sangre y el resto de la manada policial pasa como si lo hiciera ante una maceta.

El mismo silencio que aprisiona la verdad en pretendida equidistancia y ampara atropellos injustificables. Volvamos al premio nobel de la Paz, el surafricano Desmond Tutu, cuando decía: «si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor». Y, precisamente, al héroe de los derechos civiles Martin Luther King, para seguir recordando: «No nos parecerá lo más grave las fechorías de los malvados, sino el escandaloso silencio de las buenas personas». No, no hay bondad alguna en quienes manipulan la realidad. Y está teniendo consecuencias graves sobre la sociedad.

El clima político de agresividad, mentira y trampa que impone la oposición con sus cómplices mediáticos está extendiendo la tristeza entre mucha gente. Cada vez se escucha más incluso entre personas que no tienen grandes problemas, no digamos en quienes han sufrido el zarpazo del coronavirus. Añadir esta angustia coronada de impunidad corta mucha esperanza. Es la manipulación de las emociones con fines precisos. Ignoro cuál es el antídoto. Rechazarla, no darle pábulo ni oídos, pero no basta cuando otros lo hacen y expanden su hiel. De nuevo sería precisa una respuesta firme ante tanto atropello. Exigirla.

ABC.4 de Junio 2020
ABC.4 de Junio 2020

No sé si la rabia funciona. Quizás lo mejor sería la conciencia. Medítenlo si les parece mientras echan un vistazo al humor del ABC, ABC Premium además, que se burla de los beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital. Creo que esto lo explica todo.

A veces no les hace falta ni esconderlo tras el ruido.

Una enfermera denuncia «asesinatos» por negligencia. De pacientes de minorías étnicas con covid-19. En hospitales de Nueva York

Publicado:
«Yo vengo aquí cada día para ver literalmente cómo los están matando. Les da igual porque todos son minorías», lamenta la trabajadora de salud estadounidense en un vídeo.
Una enfermera denuncia "asesinatos" por negligencia de pacientes de minorías étnicas con covid-19 en hospitales de Nueva York

Una enfermera de Nevada que viajó a Nueva York para luchar contra la pandemia del covid-19, grabó un vídeo en el que denuncia «la negligencia repugnante y la mala gestión médica» que ella presenció al menos en dos hospitales de la ciudad, señalando encima que es una situación que «no le molesta a nadie».

El vídeo fue publicado en Youtube hace unos días y ya ha recibido casi 900.000 visitas. La mujer que aparece en la grabación ha sido identificada como Nicole Sirotek, trabajadora de salud de la ciudad de Elko en Nevada, que se trasladó a Nueva York para ayudar a sus colegas que se encuentran en una situación de emergencia sanitaria.

La mujer no mencionó en qué hospitales había estado trabajando, aunque parece ser que se trata de instalaciones en las que la mayoría de los atendidos son miembros de minorías étnicas. «Aquí no importan las vidas de los afroamericanos», confiesa Sirotek en el vídeo.

Según la enfermera cuando ella trató de interceder por el tratamiento de sus pacientes hispanos y afroamericanos, fue retirada rápidamente de sus casos.

Negligencia médica

Además, en sus declaraciones Nicole denuncia errores médicos básicos que causaron muertes entre los pacientes. Ella afirma que muchos de los infectados con coronavirus no están muriendo por el covid-19, sino que «son asesinados» por médicos negligentes.

«Nadie escucha, les da igual lo que le está pasando a esta gente. Yo vengo aquí cada día para ver literalmente cómo los están matando. Les da igual porque todos son minorías», lamentó.

La enfermera contó que un anestesiólogo intubó incorrectamente a un paciente y cuando se lo dijeron al médico encargado, este se negó a creérselo y esperó cinco horas antes de que el error fuera confirmado por una radiografía. Sirotek dijo que el paciente murió.

En otra ocasión una persona recibió de manera errónea compresiones torácicas, mientras que a otro paciente le dieron la insulina incorrecta. Ambos enfermos también fallecieron.

«Aquí no estamos tratando el covid-19. Desde que estoy aquí no he visto a nadie escuchar los ruidos pulmonares [en los pacientes]», confiesa la mujer y añade que ha intentado contactar con diferentes colectivos y organizaciones, pero por el momento no ha recibido ninguna respuesta. «Nadie hace nada», concluyó.

Según The New York Post, que cita a Quinton Martínez, uno de sus compañeros de enfermería de Nevada, quien también viajó a Nueva York para tratar a pacientes con el nuevo coronavirus, cuando el vídeo apareció en la red, Nicole fue enviada a otro lugar.

«No me sorprendió lo que le estaba pasando», dijo Martínez. «Según lo que vi, pensé que tendrían un mayor respeto por las personas y mejores prácticas de control de infecciones para ayudar a prevenir que [los pacientes] empeoren», añadió el hombre refiriéndose al sistema sanitario de la ciudad.

Actualmente la ciudad de Nueva York sigue siendo el epicentro de la pandemia del nuevo coronavirus en Estados Unidos con 174.709 casos de infectados y más de 14.000 muertes confirmadas, según los datos recientes. Al mismo tiempo el número total de los infectados en el país se acerca a 1.300.000, mientras que más de 76.000 personas fallecieron.

La militarización estadounidense en América Latina

Lori DeGolyer 

La Haine

bases-militares-en-america-atina-y-caribeEntrevista con Grace Livingstone, la intelectual y periodista estadounidense especialista en militarizacion gringa

Los recientes esfuerzos llevados a cabo por Estados Unidos para incrementar todavía más sus capacidades en América Latina han provocado que muchos líderes en la región muestren su angustia y que incluso un grupo de países se oponga a Estados Unidos.

Teniendo en cuenta el efecto que las fuerzas de Estados Unidos tienen en América Latina, Prisma ha hablado en exclusiva con Grace Livingstone, periodista y escritora especializada en cuestiones latinoamericanas.

Cuando el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, decidió no renovar la licencia con Estados Unidos con relación al centro antidroga en la base de Manta, la administración de Obama puso en práctica un programa en Colombia con el que se ha incrementado de forma masiva el número de bases estadounidenses en la región. De hecho, Colombia y Estados Unidos firmaron el 30 de octubre de 2009 un Acuerdo complementario de diez años para la Cooperación y Asistencia Técnica en Defensa y Seguridad, permitiendo así el acceso estadounidense a siete bases militares colombianas.

Este acuerdo, junto con la reactivación de la Cuarta Flota en el Caribe y el Atlántico Sur, así como un acuerdo similar para establecer varias bases militares nuevas en Panamá y la todavía presencia militar estadounidense en Honduras, ha dejado a muchos líderes regionales profundamente preocupados, dado que, de este modo, Estados Unidos cuenta con un enorme potencial para actuar contra cualquier gobierno “anti-estadounidense” en América Latina. La reactivación de la Cuarta Flota después de que fuese retirada de servicio en 1950 constituye especialmente una preocupación para el presidente brasileño Lula da Silva, que teme que la flota entre en un área en la que acaban de descubrir petróleo.

La Base Aérea de Soto Cano (Palmerola) en Honduras, que en su momento sirvió como base operativa para la Contra, fuerzas paramilitares que la CIA entrenó, armó y financió con el fin de lanzar ataques contra los movimientos izquierdistas en América Central, sigue ocupada en la actualidad por el ejército estadounidense. Los ataques de la Contra se saldaron con muchos muertos, desaparecidos, torturados y heridos, así como dirigentes estadounidenses que supervisaron estas maniobras. La parte positiva es que muchos gobiernos se han estado oponiendo a Estados Unidos, negándole el acceso a las bases militares en sus países. En concreto, el presidente Manuel Zelaya alineó Honduras con los países del ALBA y ha dado un paso de vital importancia con el fin de reducir la presencia del ejército estadounidense en Honduras.

El sábado 4 de diciembre se llevó a cabo “América Latina 2010” en la Confederación de Sindicatos, una conferencia que juntó la perspicacia de varias figuras importantes preocupadas por las cuestiones de América Latina, debatiendo asuntos que iban desde la justicia climática para las naciones del ALBA, el apoderamiento de América Latina y las relaciones con Estados Unidos. Tras su discurso sobre la militarización estadounidense de América Latina,

Prisma habló en exclusiva con Grace Livingstone , autora de “America’s Backyard: the U.S. and Latin America from the Monroe Doctrine to the War on Terror.”

Los gobiernos han permitido que Estados Unidos establezca bases militares en sus países, a cambio de ayuda militar y económica. ¿Esto ha ayudado realmente a los países de América Latina?

En Colombia, el gobierno tenía afinidad ideológica con el gobierno de George Bush. Uribe quería tomar medidas energéticas en contra de las FARC, lo que coincidía con el gobierno de Bush. De este modo, en realidad, su gobierno permitía gratamente que Estados Unidos utilizase bases militares en Colombia mientras estuvo en el poder.

Desde el Plan Colombia, a Estados Unidos se le ha metido en la guerra contrainsurgente en Colombia, lo que ha permitido la entrada de ayuda estadounidense y ha contribuido a hacer que las FARC retrocedan al campo. Sin embargo, como se puede observar en la “Militarización de Colombia”, las violaciones de los derechos humanos han aumentado, con 12.000 asesinados: sindicalistas y activistas.

Un gobierno de derechas en Colombia concede una gran libertad de actuación a Estados Unidos, pueden establecer satélites sin el permiso del gobierno colombiano, no tienen que pagar peaje en las carreteras, ni impuestos de aterrizaje, están exentos. A los colombianos ni siquiera se les permite inspeccionar o buscar vehículos o aviones militares estadounidenses en Colombia. Así, algunas de estas cuestiones han originado protestas en América Latina.

¿Ha habido algún consenso o la posibilidad de consenso entre los gobiernos de los países de América Latina para hacer un frente común y decir NO a las bases estadounidenses?

La mayoría de los países en Sur América estaban en contra de las bases colombianas que tratan con Estados Unidos, Argentina, Brasil, Chile, Venezuela, Ecuador y Bolivia, todos en contra del acuerdo con Colombia especialmente porque dijeron que choca con su soberanía.

En Colombia también existe una oposición a estas bases. Allí hay un movimiento con el que se espera impedir que Estados Unidos las utilice. El tribunal constitucional ha dictaminado que viola la constitución. Si Estados Unidos quiere utilizar esas bases, los tribunales colombianos tienen que aprobarlo primero.

En Ecuador tuvo lugar un movimiento de base contra la base estadounidense en Manta, que finalmente acabó con éxito cuando se le pidió a las fuerzas estadounidenses que se marcharan. El gobierno colombiano lo está utilizando como modelo.

El reclamo general es que hay más ayuda militar que ayuda dirigida al bienestar social. De este modo, ¿si hubiese asistencia social no habría problema con la ayuda militar?

“Creo que hay un problema con toda la ayuda estadounidenses, tanto militar como social, porque en general se dice que la ayuda estadounidense se ha utilizado para promover el interés nacional estadounidense y, con frecuencia, para minar las organizaciones gubernamentales con las que Estados Unidos estaba en desacuerdo.

Así se puede ver en Bolivia, Ecuador y Venezuela. A través de Estados Unidos, se les ha estado dando dinero a quienes se oponen al gobierno. En Ecuador se dio dinero a quienes guiasen el golpe de Estado. En Venezuela ocurrió lo mismo. En Bolivia están empleando el dinero de Estados Unidos para lanzar propaganda contra Evo Morales y su gobierno. Así que creo que es problemático el modo en el que la ayuda estadounidense se esta utilizando en este momento.

Si los estados de América Latina se unen y trabajan juntos, desde ALBA, por ejemplo, ¿es posible parar la militarización?

“Pienso que es realmente importante que los estados latinoamericanos estén unidos y trabajen juntos y en el caso de la militarización de Colombia se han declarado casi por unanimidad en contra y considero que tendrá un efecto. El presidente Santos esta considerando la idea de enviar el proyecto de ley al Congreso. Es consciente de la gran oposición por parte de sus vecinos y se está pensando dos veces el seguir adelante con este acuerdo colombiano. Han sufrido un tremendo impacto y la realidad es que para Estados Unidos está siendo cada vez más difícil encontrar países que se ofrezcan para que puedan establecer sus bases.

Se están buscando países con gobiernos derechistas, por lo que en este momento avanzan hacia Panamá y Costa Rica. La unidad que los gobiernos progresistas han mostrado está teniendo un impacto progresivo. Estados Unidos ya no cuenta, como lo había hecho en el pasado, con la libertad de llevar a cabo maniobras. Está intentando recuperarse pero es una lucha con la solidaridad y la unidad que los gobiernos progresistas están mostrando.

¿Los países latinoamericanos necesitan ayuda de Estados Unidos?

Considero que todos los países darían la bienvenida a la ayuda si viniese sin condiciones. Pero, el problema con la ayuda estadounidense en este momento es que se está utilizando para promover intereses y desestabilizar a los gobiernos opositores. Esta es la razón por la que en la actualidad muchos gobiernos están buscando ayuda e inversión por parte de otros países.

En su último libro, “America’s Backyard: the U.S. and Latin America from the Monroe Doctrine to the War on Terror”, Grace Livingstone habla más del impacto perjudicial que Estados Unidos ha tenido sobre América Latina, así como de la tendencia izquierdista, cada vez mayor en los países de la región.

(Traducido por: Silvia Enríquez Pérez – Silviiiiep@hotmail.com)

http://www.theprisma.co.uk Fuente: http://www.lahaine.org/

situaciones actuales:

EEUU no descarta comerse toda Latino América

El capitalismo no quiere parar

Solo con la lucha de los pueblos originários costará un gran trabajo, hay que intentarlo

 

 

 

Trump: «Maduro no es un patriota venezolano, es una marioneta cubana»

El presidente Donald Trump durante su discurso en FIU dirigido a la comunidad venezolana.
El presidente Donald Trump durante su discurso en FIU dirigido a la comunidad venezolana.

El presidente estadounidense Donald Trump dio un fuerte respaldo este lunes en Miami al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y dijo que Nicolás Maduro no es un patriota venezolano, es una marioneta cubana», en referencia a la injerencia del régimen de La Habana en Caracas.

Durante un discurso en la Universidad Internacional de la Florida, Trump señaló que Guaidó, junto al «patriotismo de los venezolanos» y la Asamblea Nacional de mayoría opositora, están decididos a restaurar la libertad en el país. “Estados Unidos está con ustedes”, afirmó.

Enlace al video:

La madre de Pérez, invitada al discurso, pidió justicia para su hijo y los otros miembros de su grupo. Dijo que continuará “con el legado de Oscar hasta ver a nuestra Venezuela libre”.

Trump recordó que en el momento de su proclamación como presidente encargado, Guaidó se refirió al mismo artículo de la constitución venezolana (Artículo 350) que enarboló Pérez desde un helicóptero.

«El socialismo por su naturaleza, no respeta fronteras ni los derechos soberanos de sus ciudadanos o sus vecinos, siempre está buscando expandirse o someter a otros a su voluntad. Los días del socialismo están contados en Venezuela, en Nicaragua y en Cuba también», dijo el presidente de EEUU.

Trump se refirió a las miles y miles de toneladas con asistencia humanitaria, detenidas en Cúcuta, en la frontera de Venezuela con Colombia, porque Maduro y sus funcionarios, con el apoyo de los militares, no permiten su entrada.

«Estados Unidos sabe dónde los funcionarios militares y sus familias tienen dinero escondido en todo el mundo», dijo Trump. «Los funcionarios militares venezolanos tienen una opción clara: trabajar hacia la democracia para su futuro y el futuro de sus familias, o perderlo todo», añadió el presidente.

«Los militares y las fuerzas de seguridad deberían escuchar al presidente Guaidó y permitir el ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela», dijo.

La democracia en Venezuela beneficiará también a los cubanos, subrayó Trump. “Por décadas, las dictaduras socialistas de Cuba y Venezuela se han ayudado mutuamente de forma corrupta”, pero esos días ya se han acabado, advirtió.

Todos saben, dijo el presidente, que “no hay nada menos democrático que el socialismo”. Trump dijo que su mensaje también expresa solidaridad con los pueblos de Cuba y Nicaragua. Reiteró que “Estados Unidos jamás será una nación socialista”.

Cuando estas naciones sean libres «este será el primer hemisferio libre» en la historia, concluyó Trump.

España no veta las ayudas públicas por el coronavirus a empresas con sedes en paraísos fiscales

Francia, Dinamarca y Polonia han anunciado que no permitirán que las compañías registradas en paraísos fiscales accedan a la ayuda financiera de los paquetes de rescate de coronavirus. El resto de países de la UE, incluida España, de momento, permanecen en silencio, si bien el discurso de Italia contra el «dumping fiscal holandés» da a entender que se sumará al veto a las empresas con sedes en paraísos fiscales.

El Gobierno español, de momento, no sigue el ejemplo de Francia, Dinamarca y Polonia, de acuerdo con fuentes de Economía.

En todo caso, desde Trabajo, la ministra Yolanda Díaz decía en La Vanguardia: «Se están estudiando medidas, nuevas garantías para que, ante los enormes beneficios que reciben por un ERTE, no puedan acogerse empresas que tengan sede en algún paraíso fiscal o bien empresas que estén repartiendo dividendos. Es una reflexión que está en el seno de la UE. Lo hemos planteado al diálogo social y esperamos que salga adelante».

¿Pero hay empresas españolas con sedes en paraísos fiscales? Intermon Oxfam, en su informe Reparto desigual. Cómo distribuyen valor las empresas del IBEX 35, explica que tres empresas españolas concentran una gran parte del total de la presencia en paraísos fiscales: el Santander tiene 207, ACS cuenta con 109 y Repsol, con 81. Las tres han reducido sus filiales en estos territorios en los últimos años, pero siguen acaparando casi la mitad del Ibex 35: un 46{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}. La ONG destaca que hay cuatro compañías del índice bursátil que no cuentan con presencia en paraísos fiscales: Aena, Bankia, Inmobiliaria Colonial y Merlin Properties.

Intermón recuerda que hay 30 grandes fondos que tienen presencia en casi todas las empresas del Ibex 35, de los que el 80{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} o bien tienen su matriz en un paraíso fiscal o mantienen su participación en las empresas a través de filiales en paraísos fiscales.

El 91{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de las empresas del Ibex está participada por más de 10 de estos fondos. Dentro de este grupo hay grandes gestoras globales (Blackrock, Goldman Sachs), fondos de bancos extranjeros (Credit Agricole o Deutsche Bank) y fondos soberanos (Norges Bank, Qatar Investment Authority).

25.000 millones sin recaudar en la UE

Los estados miembros de la UE están perdiendo, según Tax Justice,  más de 15.000 millones de euros en impuestos de sociedades al año de las empresas estadounidenses que se aprovechan de la ley para trasladar sus beneficios al Reino Unido, Suiza y Luxemburgo, donde las tasas de impuestos a empresas en la práctica oscilan entre el 10{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} y el 0,8{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}.

La pérdida anual de impuestos de empresas de estos 15.000 millones se suma a los 9.200 millones que calculó Tax Justice a principios de abril en relación con Holanda.

El Reino Unido, Suiza, Luxemburgo y los Países Bajos, el «eje de evasión fiscal», le están costando a la UE doce veces el presupuesto del Consejo Europeo de Investigación, un organismo paneuropeo de financiación de ciencia y tecnología que actualmente financia a más de 70.000 investigadores y que ha financiado a siete proyectos ganadores del Premio Nobel.

El 8 de abril, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, dijo que las grandes empresas que desean parte del fondo de rescate de 6.000 mil millones de su gobierno deben pagar impuestos comerciales nacionales. «Pongamos fin a los paraísos fiscales, que son la ruina de las economías modernas», afirmó.

Dinamarca ha hecho lo mismo. «Las empresas basadas en paraísos fiscales de acuerdo con las directrices de la UE no pueden recibir compensación», dijo un comunicado del Ministerio de Finanzas del país.

La nueva restricción se aplica a las empresas registradas en países en la lista de la Unión Europea de «jurisdicciones fiscales no cooperativas», según Rune Lund, portavoz de impuestos de la izquierda Alianza Rojo-Verde. «Cuando gastamos miles de millones de dinero de los contribuyentes para salvar empresas y empleos, necesitan ir a ese propósito y no ser enviados a un paraíso fiscal al otro lado del mundo», dijo Lund a Reuters.

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, dijo la semana pasada que las compañías registradas en paraísos fiscales o subsidiarias no eran elegibles para el paquete de rescate de 110.000 millones de euros de Francia.

«No hace falta decir que si una empresa tiene su sede fiscal o filiales en un paraíso fiscal, no podrá beneficiarse de la ayuda monetaria del Estado», dijo en Franceinfo Bruno Le Maire, Ministro de Economía y Finanzas.

Bruno Le Maire

@BrunoLeMaire

Comme annoncé sur @franceinfo : si une grande entreprise a son siège fiscal ou une filiale sans activité économique réelle dans un paradis fiscal, il va de soi qu’elle ne bénéficiera pas du prêt garanti par l’État ou des reports de charges.

711 personas están hablando de esto

Eso sí, en tanto que la definición de paraíso fiscal es limitada y evita países europeos con reglas laxas, la decisión del Gobierno francés no afecta a la ayuda de 5.000 millones de euros al grupo Renault, una de cuyas sedes está en Amsterdam.

Fuente : ( https://www.eldiario.es/economia/UE-rescates-empresas-paraisos-fiscales_0_1022247921.html )

 

—LAS CLOACAS DE INTERIOR– ——-«Siguen de rositas»—–

Ana Rosa Quintana habla, por fin, de su marido (y las redes estallan)

Ana Rosa aconsejó a Villarejo mientras estaba imputado y casi hasta su detención

La presentadora de Telecinco, Eduardo Inda, Manuel Cerdán y otros conocidos periodistas aconsejaron y dieron su apoyo al comisario Villarejo, a pesar de estar imputado en la causa del pequeño Nicolás e investigado por el presunto apuñalamiento de la doctora Pinto. En 2017, meses antes de ser detenido, Ana Rosa Quintana llevó a su marido ante el policía para que le ayudara a solucionar unos problemas judiciales. Era conocedora de que se haría a través de una extorsión.

POLÍTICA PATRICIA LÓPEZ (publico.es)

No se trata solo de filtraciones interesadas a ciertos medios de comunicación. La red mediática del comisario Villarejo está tejida a lo largo de décadas y con vínculos muy personales, de amistad, según los hallazgos que constan en la ‘causa Tándem’. En los audios y documentos obtenidos por Público queda patente que personajes tan relevantes como la presentadora y empresaria Ana Rosa Quintana estuvieron aconsejando al comisario José Manuel Villarejo durante el tiempo en que estuvo investigado e imputado en las causas del pequeño Nicolás (por grabar ilegalmente al CNI y a sus compañeros de Asuntos Internos) y del apuñalamiento a la doctora Elisa Pinto.

Sin embargo, mientras saltaban las noticias e investigaciones que han llevado al comisario jubilado a prisión, la líder de audiencia de Telecinco nunca explicó a su público esta estrecha relación de amistad, que se remonta a hace 40 años y que da sentido a que no haya abordado informativamente en su programa la ‘causa Tándem’, mientras se rodeaba de tertulianos que también formaban parte de esa ‘pandilla’ de amigos de Villarejo en los medios de comunicación.

En el registro que se hizo en diferentes inmuebles relacionados con Villarejo en noviembre de 2017, tras ser detenido acusado de organización criminal, blanqueo de capitales y cohecho, se encontraron dos grabaciones de comidas distendidas con la presentadora. En una de ellas participaban la periodista y su marido, el imputado Juan Muñoz Támara, con Villarejo y su mujer, Gemma Alcalá, también imputada en la causa del pequeño Nicolás y en Tándem. En otro de los almuerzos, a Villarejo y Ana Rosa les acompaña Eduardo Inda, que colabora en el programa de la periodista todas las semanas.

Intermedió para que Villarejo ayudara su marido

A finales de enero de 2017, la sospecha de Villarejo de que puede ser detenido se potencia tras revelar Público una grabación a su colega el comisario Enrique García Castaño en la que explica cómo Villarejo y algunos afines (el ex director adjunto Operativo de la Policía, Eugenio Pino, o Eduardo Inda y Manuel Cerdán) estaban amenazando al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y a la Casa Real con desvelar los trapos sucios del rey emérito, Juan Carlos I, como finalmente ocurrió tras la detención de Villarejo.

El 26 de enero, el día de la revelación de Público, ratificada esa misma mañana por el exdirector de comunicación de la Casa Real Javier Ayuso en el programa Espejo Público de Antena 3 (a la sazón, competencia directa de El programa de AR)el comisario y su esposa, Gemma Alcalá, quedan a comer con Ana Rosa Quintana y su marido, el empresario Juan Muñoz Támara. 

El trasfondo de esa comida era que el comisario, que llevaba meses, desde el verano de 2016, imputado en la causa del pequeño Nicolás, ayudara a solventar los problemas judiciales de Muñoz por un presunto delito de fraude fiscal. 

Según un informe policial entregado hace apenas diez días al juzgado central 6 de la Audiencia Nacional, que instruye la ‘causa Tándem’, Ana Rosa estaba presente y escuchó cuál era el método con el que Villarejo pensaba socorrer a su marido: chantajear al exjuez Francisco Javier de Urquía, que en aquel momento era abogado de un ex socio de los Muñoz Támara, con un vídeo comprometedor para el letrado. La grabación de dicho vídeo fue organizada por Villarejo a instancias de Monzer Al Kassar, traficante de armas y cliente de la red privada del policía, cuando Al Kassar fue acusado en la ‘Operación Hidalgo’, causa de la que De Urquía había sido previamente juez instructor.

A pesar de que el informe policial sobre estas comidas no adjunta la transcripción entera de la grabación, los fragmentos seleccionados revelan este alto grado de compadreo. Juan Muñoz Támara, con su mujer al lado, le empieza a contar a Villarejo de manera somera los problemas que tienen él y su hermano, Fernando Muñoz Támara, con Mateo Martín Navarro, un antiguo socio al que apodan ‘el pintor’.

Informe Villarejo Ana RosaInforme Villarejo Ana Rosa

Son casi ocho minutos de exposición, según los investigadores, en los que todos los comensales están atentos, hasta que Gemma Alcalá comienza a hablar con Ana Rosa Quintana de cuestiones cotidianas, aunque antes la mujer de Villarejo le pregunta a la presentadora: «¿Has sobrevivido a la mañana de hoy o qué?», en referencia presumiblemente a la información desvelada por Público y a la constatación de esta en Espejo Público, que tenía como protagonista a su amigo el comisario Villarejo.

A la par, el comisario empieza a reírse cuando se entera de que el abogado de Martín Navarro es el exjuez De Urquía. Y cuando Juan Muñoz Támara le transmite que tiene miedo, Villarejo no duda en responder: «Lo tenemos resuelto». Y especifica, delante de la presentadora y de su mujer, que «el abogado de este que era antes juez, le tengo yo pillado por los huevos (…) porque este era cocainómano y tengo una filmación de él y tal, en fin, tengo todo». 

extracto comida Villarejo ARextracto comida Villarejo AR

De dichas conversaciones se extrae que Juan Muñoz Támara no quiere dejar a Ana Rosa Quintana fuera de los tratos con Villarejo. Al cerrar una nueva cita con el policía para la siguiente semana, le comenta a su mujer: «Si le puedo decir a Fernando que venga, Ana…». Y luego añade, en respuesta al policía: «No, que lo diga ella… que ella sabe mejor que yo dónde tengo las cosas».

Las reuniones con el matrimonio quedan reflejadas en la agenda de Villarejo y se suceden a lo largo de noviembre de 2016 y hasta al menos marzo de 2017. En junio de ese año el comisario es imputado en la causa de la doctora Pinto tras llevar investigado desde 2015 y en noviembre es finalmente detenido.

Agenda Villarejo ARAgenda Villarejo AR

«Tengo buenas asesoras, como mi amiga Ana»

Al mes siguiente de la comida referida, el 17 de febrero, Villarejo vuelve a quedar con el marido de Ana Rosa y con su hermano, Fernando Muñoz Támara. Continúan perfilando cómo frenarán los pies a Martín Navarro (‘el pintor’) y su abogado, pero Villarejo también les expone sus problemas con la justicia y con la prensa –Público y El País-, como se puede escuchar a continuación:

-VillarejoLo que desconcierta a todos estos es que a mí la prensa me come la polla, me toca las narices y como además tengo buenas asesoras, como mi buena amiga Ana, que me dice: «No se te ocurra conceder entrevistas a nadie». Digo, ya lo sé. Vamos, jamás de los jamases. Ahora, a mí me llaman todos los días cuatro o cinco…

Juan Muñoz Támara: ¿Ah, sí?

-V.: El Casimiro…

-J.M.T.: Tú ahora mismo tienes un… 

-V.: Casimiro García Abadillo, el Pedro J… 

Aunque meses después concedería una entrevista a Jordi Évole para La Sexta, en febrero Villarejo solo estaba dispuesto transitar la senda mediática de la mano de Quintana y de otro viejo amigo y colaborador (tertuliano) de la presentadora, Manuel Cerdán. Este ya era, además, el jefe de investigación de la web de Eduardo Inda. Como había adelantado Público ese enero de 2017, tras visitar a Corinna Zu Sayn-Wittgenstein junto a su amigo el expresidente de la Telefónica, Juan VillalongaVillarejo le entregó a Cerdán toda la documentación que la amante del rey le había dado, y este comenzó a publicarla finalmente en agosto de 2018 en la web de Inda, casi un año después de que su amigo policía entrara en prisión.

Cerdán es, además, padrino de bautizo de Daniel Montero Bejarano, tertuliano del programa de Ana Rosa y miembro del equipo de Nius, portal de noticias de Mediaset (dueña de Telecinco). Con anterioridad, Montero fue socio de la familia Villarejo en el lanzamiento del digital Información Sensible.
La conversación prosigue:

-V: Todo el mundo habla de mí, pero yo no he hablado. Una dice que soy muy malo, que la Corinna, su puta madre… pero yo no he dicho nada. 

-J.M.T.: Oye, ¿y Manolo [por Manuel Cerdán]? ¿Está escribiendo Manolo?

-V.Sí. Bien, bien… Manolo… ¿estáis haciendo algo, no?

-J.M.T.: Creemos que eso es…

-V: A Manolo sí se lo he dicho. Digo, «si vas de la mano de Ana Rosa pues cuenta conmigo». Pero es un proyecto…

-J.M.T.: Para madurar.

-V: A largo plazo, escribir un libro, un guión, una historia… Yo haciéndolo así y sabiendo que está Ana detrás, yo… Se lo he dicho a Manolo, le puse esa condición. Porque él me vino de la mano de los de Zeta y tal, me sentó con Asensio, con ‘el Niño’, que el padre habrá sido un tío de la hostia pero el niño es más tonto que un cipote vendado… Claro, ha heredado el tema, pero el niño es crudo que te cagas. Y, claro, vino de la mano de uno que yo le conozco desde hace 40 años, que está muy rugoso, que se llama Miguel Ángel Liso. Le llamo el rugoso… pero eso, vamos, el primer préstamo que lo avalaron lo avalé yo. Fíjate macho. Siendo yo madero y él periodista de Europa Press, fue a pedir un crédito de 100.000 pelas y no se lo daban, macho. Y viene llorándome y tal, y entonces yo, que era secretario general del sindicato y hablaba con los periodistas y tal, me vino el chaval llorando y le dije, «no te preocupes», y me fui con él al banco y le daría la pasta, porque lo peor es avalar a alguien. 

«Conozco a Ana desde hace 40 años, no sé si le presenté yo a Alfonso…»

Al igual que el vínculo entre Villarejo y el ex ejecutivo de Zeta Miguel Ángel Liso (quien ha tenido que declarar junto al expresidente de la compañía, Antonio Asensio, en la pieza que investiga el robo del móvil a una asesora de Pablo Iglesias, cuya información se utilizó para la elaboración del ilegal Informe Pisa, que acabó publicado en la web de Eduardo Inda), la relación entre la presentadora y el policía se remonta a hace cuatro décadas, como explica Villarejo al marido de esta:

https://ficheracos.publico.es/files/mp3/2020/20200501100825-4-hace-40-anos.mp3-J.M.T.: Ana ya sabes tú…

-V.: Algún día se cansará y se aburrirá… Como le divierte, es muy guerrera, muy guerrera…

-J.M.T.: Ha estallado dos o tres veces…

-V.: Yo a Ana la conocí hace ya 40 tacos.

-J.M.T.: Claro, con Alfonso [Rojo], conociste a Ana con Alfonso… con mi concuerno. 

-V.: Yo creo que conocí antes a Ana…

-J.M.T: Alfonso os presentaría…

-V.: No sé si fue al revés, aunque siempre me dice que no sé qué… Yo creo que yo conocía a Ana antes, como periodista y tal, y luego no sé si les presenté yo, les presentaron, el caso es que… vamos, estábamos todos solteros, los tres... bueno, yo estaba casado, me casé en el 75 la primera vez. 

Villarejo, accionista de ‘Periodista Digital’

Tras cuatro décadas de estrecha amistad con la presentadora, que fue condecorada por la Policía en la época en la que era DAO el también imputado Eugenio Pino, en esta charla recordatorio con el marido de Ana Rosa Quintana el comisario Villarejo no se olvida del escándalo del plagio del libro que le escribió a su amiga el hermano de Alfonso Rojo: 

-V.: Con tu antecesor, Alfonsito, es que claro, es la polla… le saca del mil marrones y a la primera de cambio el cabrón se quitó de en medio, pensando que es el más listo de España. 

-J.M.T.: Me parece que él, Alfonsito, ha sido el que ha sacado ahora que si Vasile… ¿a qué viene esto ahora? Lo ha sacado él. 

-V.: Ya porque… claro, tu parienta que ha sido súper generosa…

-J.M.T.: Antes tú lo has dicho. Tú tienes una persona a la que estás amamantando toda la vida, le quitas la teta y te cruje. ¡Pero si lleva toda la vida dándote el biberón…! ¿Te quita el biberón y la matas?

-V.: Así es. Pues yo a Alfonsito le he salvado… y me ha parecido un desagradecido y eso es fundamental. Es una de las cosas que mi viejo me inculcó… y le quitó porque empezó a darle por culo a Telecinco. Dice, claro, «tronco, deja de tocar los cojones». 

-J.M.T.: En ese caso se quita él…

-V.:Pero él nunca lo reconoce. No te puedes imaginar, Juan, la putada que le hizo a tu parienta con el libro. Que yo cogí y me la llevé al huerto, para sacarlos a todos ellos del marrón en el que habían metido a la pobre Ana. Y ella me lo dice así en plan cachondo, «hijo puta, ahí me la clavaste». Es que mi amigo era Alfonsito, tú eras la mujer de mi amigo. Al final yo ahí puse paz más que decantarme. Pero como tenía toda la razón Ana, con que hubiera sido objetivo, estos hijos de puta se merecían colgarlos de los pulgares a todos. 

-J.M.T.: ¿Pero nunca se resolvió aquello?

-V.: Más o menos. Eso fue una puñalada trapera del loco, tonto del David [Rojo], que es un cretino.

-J.M.T.: ¿El negro?

-V.: Sí, un relleno ahí absurdo que no había necesidad… Y muchas cosas. Cuando empiezan los malos modos a darme de hostias, el hijo puta se quita de en medio. Mi parienta dice: «Joder, he visto en una tertulia a Alfonsito, todo el mundo dándote y se ha callado como un puta. Le llamé y me dijo, «joder tronco, que tengo que vivir, me quitan la publicidad… Toda la puta vida que la he jugado, no sabes las cosas que he hecho, y las veces de déjame pelas para no se qué… Yo le pagué el 10{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de ‘Periodista Digital’ cuando empezó y nunca me lo devolvió… Me parece que pusimos una puta mierda, no sé si pusimos cada uno 1 ó 2 millones de pelas, pero era una pasta de la época. Estamos hablando de hace 15 años y el 10{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}. 

Alfonso RojoAlfonso Rojo

Dos comidas de Inda con Villarejo, en la ‘causa Tándem’

La siguiente comida grabada por Villarejo es de julio de 2017. En esta ocasión, a la presentadora y el comisario les acompaña Eduardo Inda, también tertuliano habitual de El programa de AR. El tema de conversación es la venta de la participación de Ana Rosa Quintana a su socio Banijay, la matriz en España de las productoras Cuarzo, Magnolia y DLO Producciones.

Informe Villarejo Ana Rosa

Extracto del informe policial sobre las comidas de Ana Rosa Quintana con el comisario José Villarejo.

Villarejo Ana Rosa inda

La presentadora no está de acuerdo con el negocio, de hecho denunció a su ex socio tras la venta, y dada la confianza entre los comensales les comenta lo sorprendida que está de la actitud de Mediaset. Mientras el comisario jubilado se le ofrece como «asesor externo», ella se desahoga: «Pero, además, ¿qué ha hecho Paolo [Vasile, consejero delegado de Mediaset]? Paolo les ha renovado nada más que hasta diciembre que es cuando acaba». 

Entonces Villarejo se pone a disposición de Quintana, mientras Inda ríe. «Oye, que si necesitas alguna cosa de los mamones esos (…) te habrá dicho Juan [Muñoz Támara, marido de Ana Rosa] que somos eficaces«. Y, por si no ha quedado claro a qué métodos se refiere, reitera: «Aparte del tema jurídico, a lo mejor hay que ponerse un poco creativo para que la gente…». Ana Rosa le contesta, declinando la ‘oferta’: «No, no… yo creo que no».

Los métodos del comisario Villarejo no eran secretos, más bien lo contrario. En estas y otras grabaciones queda claro que eran bien conocidos por multitud de periodistas que, además, bien colaboraban con él silenciando las informaciones que le perjudicaban o publicando sus filtraciones, bien siendo cooperadores necesarios en sus tramas.

La transparencia de un espejo en la Comunidad de Marid (¿secta secreta?)

Entrando en la pagina de oradores: http://mediateca.asambleamadrid.es/library/people?gbody_id=default&leg_id=current

Traten de buscar esta imagen, casi seguro no aparecerá

Hoy 24 mayo de 2020 si sale

Tablón y consultas más habituales – Asamblea de Madrid

Derecho de Acceso a la Información – Asamblea de Madrid

 

http://mediateca.asambleamadrid.es/library/items?channel_id=channels-canal-institucional

No se han encontrado resultados

http://mediateca.asambleamadrid.es/library/items?channel_id=channels-canal-legislativo

Lo que les da la gana

 

 

 

Fondos de inversión, multimillonarios y algún empresario corrupto controlan los 13 mayores grupos de residencias en España

  • De las cinco principales compañías, todas con más de 45 geriátricos, dos tienen como principal accionista a fondos de Jersey (Vitalia Home y Colisée), una a un fondo inglés (DomusVi) y otra a un fondo de pensiones de Canadá (Orpea)
  • En el negocio también están cinco de los hombres más ricos de España: Florentino Pérez, los ‘Albertos’ (Clece), Modesto Álvarez Otero y Carlos Álvarez Navarro (Ballesol). Y la quinta fortuna de Francia: la familia Mulliez (Amavir)
  • Dos grupos están controlados por empresarios implicados en el caso Gürtel: el ya condenado Enrique Ortiz (Savia) y el doblemente procesado José Luis Ulibarri (Aralia)
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción
Publicada el 26/04/2020 a las 21:00Actualizada el 27/04/2020 a las 09:28

Militares de la Unidad Militar de Emergencias totalmente protegidos se disponen a entrar por la puerta de la Residencia y Centro de Día ORPEA Madrid, en Sanchinarro, para proceder a su desinfección.

Militares de la UME entran a desinfectar en la residencia de Orpea en Sanchinarro, un barrio de Madrid. EP

Los cientos de millones de euros de dinero público que cada año salen de las Administraciones en dirección a empresas privadas, a cambio de que cuiden en residencias a nuestros mayores, ¿en qué bolsillos terminan realmente?

infoLibre ha analizado el número de geriátricos que tienen los 48 principales grupos que operan en España y la estructura de propiedad de los que gestionan 15 o más residencias (13 sociedades mercantiles, tres fundaciones y una cooperativa). Las principales conclusiones respecto al accionariado de las 13 empresas son las siguientes:

    • Las seis principales, que acumulan 395 residencias en total, tienen como principal accionista en dos casos (Vitalia Home y Colisée) a fondos de las islas Jersey, un territorio fiscalmente opaco; en otro (DomusVi) a un fondo inglés, y en un cuarto (Orpea) a un fondo de pensiones de Canadá. Las dos compañías que no están en manos de fondos de inversión tienen como dueños principales a una entidad sin ánimo de lucro británica (Sanitas) y a Florentino Pérez, uno de los diez hombres más ricos de España, presidente de ACS y del Real Madrid (Clece).
    • Otras tres compañías, que suman 76 geriátricos, están en manos de capital francés o suizo: Amavir, propiedad de la familia Mulliez, quinta fortuna de Francia; Caser, cuyo accionista principal es ahora la cooperativa suiza Patria Genossenschaft, y Korian, cuyos accionistas de referencia son 39 bancos regionales franceses.
    • Dos sociedades, que explotan entre ambas 41 centros, están controladas por empresarios españoles estrechamente vinculados a escándalos de corrupción del PP, especialmente el caso Gürtel: el ya condenado Enrique Ortiz (Savia) y el aún presunto corrupto aunque ya doblemente procesado José Luis Ulibarri (Aralia).
  • Las dos empresas restantes, que tienen entre ambas 63 geriátricos, tienen como principales accionistas a empresarios españoles. En un caso (Ballesol) a Modesto Álvarez Otero, Carlos Álvarez Navarro y José Luis Díaz López, dueños de la aseguradora Santa Lucía y los tres entre los cien españoles más ricos. Y en el otro (L’Onada) a Cinta Pascual Montañés, presidenta de la patronal catalana del sector y de una de las patronales españolas.

La realidad sobre los verdaderos dueños de las residencias en España obliga a matizar dos ideas bastante extendidas.

La primera es que el sector está controlado por capital francés. Es cierto que cinco de las 13 grandes compañías forman parte de un grupo francés (DomusVi, Colisée, Orpea, Amavir y Korian), pero las mercantiles francesas también tienen sus accionistas. Y tirando del hilo societario se concluye que en tres de esos casos el dueño principal es un fondo de inversión inglés, de Jersey o de Canadá.

Así que la afirmación más exacta sería que parte de los geriátricos españoles están en manos de empresas con sede en Francia, aunque de capital no necesariamente galo. Una apreciación que por cierto no sólo sirve para España, sino también para otros países europeos, si se tiene en cuenta que los cuatro principales grupos de la UE son, por este orden, Korian, Orpea, DomusVi y Colisée.

La segunda idea matizable es que los fondos son propietarios de empresas. Los fondos no ponen el dinero, son meros intermediarios que lo captan entre sus clientes, y ellos lo que aportan es la estructura societaria y la gestión de la inversión. Pero los propietarios de las compañías son, obviamente, quienes han puesto el dinero.

De forma que cuando se afirma que ICG es el principal accionista de DomusVi, o CVC el propietario de Vitalia Home o IK el dueño de Colisée, en realidad no se está hablando con precisión: ICG, CVC o IK constituyeron sociedades que compraron esas empresas. Pero alguien puso el dinero en esas sociedades constituidas por ICG, IK o CVC y, por tanto, esos inversores son los verdaderos dueños de las compañías.

¿Y quiénes ponen el dinero? Una parte lo que se denomina «inversores institucionales» –fondos de pensiones, bancos, compañías de seguros, sociedades de inversión–, pero también personas físicas que acumulan importantes patrimonios, en no pocas ocasiones en el extranjero y fuera del alcance de las respectivas Haciendas nacionales. Conocer su identidad es casi siempre una misión imposible porque esa es una de las grandes ventajas que les ofrecen los fondos de inversión: son estos los que crean estructuras societarias, a veces en paraísos fiscales o en territorios fiscalmente opacos, para que puedan permanecer en el anonimato. En ocasiones se busca además la «optimización fiscal» creando una trama de empresas por diferentes países, como desveló infoLibre en el caso de Vitalia Home.

Buena parte de los fondos que hacen negocio con las residencias, en España y en Europa, están especializados en lo que se conoce como private equity. Son fondos que como norma invierten en empresas que no cotizan en Bolsa, buscan un crecimiento lo más rápido posible de la compañía y planean desde el primer momento salir del accionariado a medio plazo –si es posible antes de cinco años– con importantes plusvalías.

El sector de las residencias en España

En abril de 2019, existían en España 5.417 centros residenciales, según datos de Envejecimiento en red, una plataforma ligada al CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) que es quien realiza los estudios estadísticos más sólidos sobre este tema. De ellos, 3.844 eran privados (71{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del total) y 1.573 eran públicos (29{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}). Hay que señalar que estas cifras incluyen todo tipo de alojamientos colectivos para personas mayores, y no sólo residencias, aunque estas predominen claramente. Pero también existen pisos tutelados o centros psicogeriátricos, por citar ejemplos de otro tipo de alojamientos. [Puedes consultar aquí el informe completo].

Hay que señalar que en el sector privado no sólo se incluyen las sociedades mercantiles con ánimo de lucro –aunque sean la gran mayoría–, sino también otras entidades como fundaciones, asociaciones y cooperativas.

La mayoría de esos 3.844 centros privados aún están gestionados por pymes u otras entidades, es decir, no pertenecen a grandes cadenas. Pero en la última década se ha producido un proceso acelerado de concentración, de forma que ya hay diez grupos que cuentan con más de 40 residencias. Ocho son empresas y dos son fundaciones.

Después hay una importante brecha en tamaño, puesto que el siguiente grupo tiene 22 geriátricos, muy lejos de las cifras de los grandes operadores. Podríamos hablar de grupos de tamaño medio, que gestionan entre 10 y 22 centros. En esa situación se encuentran 11 empresas (Savia, Caser, Aralia, l’Onada, Korian, Albertia, Emera, Gesmed, Mutuam, Los Nogales y Sergesa), una cooperativa (GSR) y tres fundaciones (Gerón, Rey Ardid y Vallparadís).

infoLibre analiza a continuación la estructura societaria de los 13 grupos empresariales que tienen 15 o más residencias, con el objetivo de responder a la pregunta inicial: ¿a qué bolsillos se transfiere el dinero público para el cuidado de los mayores? En un último apartado también se describe más someramente la actividad de las tres fundaciones y la cooperativa que disponen de más de 15 establecimientos.

Antes de entrar en ese análisis, es necesario precisar dos cuestiones metodológicas. La primera es que la clasificación se ha realizado por el número de residencias, pero el orden variaría si se tuvieran en cuenta el número de plazas gestionadas que declaran los propios grupos. Así, según datos del estudio más reciente de Alimarket, el orden sería el siguiente: DomusVi, Orpea, Vitalia Home, Ballesol, Sanitas, Amavir, Colisée y Clece. La segunda es que sólo se han tenido en cuenta residencias, no centros de día, pisos tutelados o cualquier otro tipo de instalación sociosanitaria.

1. DOMUSVI: 138 RESIDENCIAS

Accionista principal: Intermediate Capital Group (ICG), un fondo de inversión con sede en Londres.

Otros accionistas relevantes: Sagesse Retraite Santé (SRS), un “vehículo de inversión” del multimillonario francés Yves Journel.

DomusVi explota 138 geriátricos y es, con diferencia, el líder del sector en España. Alimarket le atribuye casi 19.500 camas. Es el único operador que está implantado en las 17 comunidades, aunque su presencia es especialmente significativa en Galicia, donde tiene su domicilio social, con 30 residencias; Madrid (17); Comunidad Valenciana (15); Andalucía (13); Cataluña (12); Castilla-La Mancha (11) y Euskadi (10).

DomusVi es en realidad una marca comercial. El grupo opera en España a través de decenas de sociedades mercantiles diferentes –por ejemplo, Quavitae Servicios Asistenciales SA o Geriatros SA–, que son las titulares de los centros y las que se presentan a las adjudicaciones públicas. Como desveló infoLibre82 Administraciones alimentan la expansión de DomusVi con dinero público, a través de la concertación de plazas o de la concesión de la gestión de residencias de titularidad pública (lo que se conoce como «gestión indirecta»). De sus 138 residencias, 90 se nutren de fondos públicos (el 65{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del total). Varios de sus centros acumulan un importante número de fallecimientos por el coronavirus, según informó este periódico.

La matriz de esas sociedades mercantiles en España es Geriavi SL, con sede en Vigo, y la cara visible del grupo es Josefina Fernández Miguélez, su consejera delegada.

Geriavi SL tiene como socio único a la mercantil francesa DomusVi SAS. Además de en España, la multinacional gala tiene geriátricos en Francia, Portugal, Chile, Colombia, Uruguay y China.

El 27 de julio de 2017, DomusVi SAS anunció que la mayoría de su capital pasaba a estar en manos del fondo de inversión inglés Intermediate Capital Group (ICG) y de Sagesse Retraite Santé, propiedad del multimillonario francés Yves Journel, fundador del grupo en 1983.

ICG adquirió la mayoría del accionariado a otro fondo de inversión –PAI Partners–. Lo hizo a través de dos vehículos de inversión: ICG Europe VI e ICG Enterprise Trust. Este último, en su página web, explica perfectamente en pocas palabras qué tipo de negocios busca: “Invertimos en rentables empresas no cotizadas generadoras de efectivo”.

2. CLECE: 61 RESIDENCIAS

Accionista principal: Florentino Pérez, dueño del 12,52{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del grupo ACS, propietario único de Clece.

Otros accionistas relevantes: Alberto Cortina y Alberto Alcocer, quienes controlan el 5,07{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}, y el fondo de inversión Blackrock, propietario del 5,05{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}.

Clece es la división del grupo ACS dedicada a la prestación de servicios, desde limpieza a mantenimiento. En el ámbito de los geriátricos su crecimiento en los últimos años ha sido muy importante, hasta situarse el segundo del sector en número de centros, con 61. Un dato que es poco conocido, en parte porque son diversas empresas del grupo las que gestionan las residencias, que no operan bajo una marca única. En concreto, hay cinco compañías con actividad en geriátricos: la propia Clece SA y sus filiales Senior Servicios Integrales SA, Zaintzen SA, Clece Vitam SA y Enequip Serveis Integrals SL.

Clece es también la segunda empresa en cuanto a implantación autonómica, ya que gestiona geriátricos en 14 comunidades; todas menos Asturias, Galicia y Navarra. Alimarket calcula que tiene casi 4.900 plazas residenciales.

No han trascendido datos sobre fallecimientos en residencias de Clece a causa del coronavirus. El 30 de marzo, la empresa presumió públicamente de que “en 80 de sus 84” geriátricos no había ningún residente contagiado, según publicaron diversos medios [esa cifra de 84 incluye otros establecimientos además de las 61 residencias]. Ese día, según un listado interno de la Comunidad de Madrid al que ha tenido acceso infoLibre, habían fallecido seis personas con síntomas compatibles con covid-19 de la residencia Pablo Neruda de Ciempozuelos, gestionada por Clece.

En cuanto a los propietarios del grupo ACS, su principal accionista es el también presidente del Real Madrid Florentino Pérez, quien a través de la sociedad Inversiones Vesán controla el 12,52{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del grupo que preside.

A continuación se sitúan Alberto Cortina y Alberto Alcocer, dueños entre ambos del 5,07{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital de ACS, según el informe integrado de 2019 del grupo. Conocidos como los ‘Albertos’, ambos son primos y empresarios. Su abuelo fue el primer alcalde franquista de Madrid (Alberto Alcocer y Ribacoba) y el padre de Cortina fue un ministro de la dictadura (Pedro Cortina Mauri).

Los tres principales accionistas de ACS figuran entre los hombres más ricos de España: Pérez ocupa el 9º puesto, Cortina el 23º y Alcocer el 24º.

En el accionariado de ACS también ocupa un lugar destacado BlackRock, dueño de un 5,05{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}, uno de los principales fondos de inversión del mundo.

El grupo que preside Florentino Pérez tiene otros accionistas muy minoritarios –por debajo del 1{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}– y más del 75{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de las acciones se negocian en Bolsa.

3. VITALIA HOME: 51 RESIDENCIAS

Accionista principal: Tres sociedades limitadas con sede en Jersey. Cada una controla cerca del 25{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital de Vitalia Home. Se denominan CVC Capital Partners VI (A) LP, CVC Capital Partners VI (B) LP y CVC Capital Partners VI (C) LP.

Otros accionistas relevantes: Chema Cosculluela tiene el 10,02{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital y Portobello Fondo III el 9,98{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}. El 5{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} restante está en otras tres sociedades creadas por CVC en Jersey: CVC Capital Partners VI (D) LP, CVC Capital Partners VI Associates LP y CVC Capital Partners Investment Europe VI LP.

Vitalia Home tiene en la actualidad 51 residencias para mayores, según la información facilitada a este periódico por su portavoz. Tiene presencia en ocho comunidades, destacando Andalucía, con 21 centros; Aragón, donde tiene su domicilio social, con ocho, y Cataluña y Madrid, con cinco en cada territorio. Alimarket indica que gestiona casi 8.000 camas.

Uno de los casos más dramáticos ocurridos en España tiene como protagonista el centro de Vitalia Home en Leganés, donde entre el 1 de marzo y el 16 de abril se produjeron 96 muertes, según datos de los familiares de los residentes, que han denunciado a la empresa ante la Fiscalía. Tal y como publicó infoLibre, dicho geriátrico obtiene unos beneficios netos de un millón de euros al año. Los familiares llevan tiempo protestando por la falta de personal, que redunda en peores “cuidados de los mayores”.

Una segunda residencia del grupo con problemas es Vitalia Home Sants, en Barcelona, donde los familiares de los residentes aseguran que a fecha 15 de abril se habían producido ya 29 fallecimientos, una cifra que el centro reducía a 21.

Como desveló infoLibre, los verdaderos dueños de Vitalia Home se esconden en seis sociedades de las islas Jersey, un territorio fiscalmente opaco. El 6 de marzo de 2017, el fondo de inversión británico CVC anunció la adquisición del 80{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de Vitalia Home. Para esa compra, CVC montó una estructura que pasa por Holanda, Luxemburgo y Jersey, con el fin de “optimizar fiscalmente” la inversión y ocultar la identidad de quienes ponen el dinero.

Tirando del hilo societario se llega desde la matriz española del grupo –Vitalia Plus SA– a la firma luxemburguesa Vitaly Holdings Sàrl, pasando antes por la española Vivaly Inversiones Globales SL y la holandesa Vivaly Investments BV. La compañía luxemburguesa está a su vez participada por seis sociedades constituidas en Jersey por el fondo de inversión y de nombre muy similar. CVC Capital Partners VI (A) LP, CVC Capital Partners VI (B) LP y CVC Capital Partners VI (C) LP controlan cada una casi un 25{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de Vitalia Home. Las otras tres sociedades –CVC Capital Partners VI (D) LP, CVC Capital Partners VI Associates LP y CVC Capital Partners Investment Europe VI LP– tienen una participación minoritaria, que en conjunto suma el 5{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del grupo español.

Este periódico preguntó a Chema Cosculluela, presidente de Vitalia Home, por la identidad de los dueños de esas sociedades, pero se negó a facilitarla con el argumento de que desconocía “la organización interna de CVC”. En el fondo de inversión, cuyo socio director en España es Javier de Jaime, remitieron por su parte a Vitalia Home. En definitiva, ni uno ni otro aclaran la identidad de los propietarios.

El accionariado se completa con un 10,02{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} en manos de Chema Cosculluela, una parte directamente y el resto a través de una sociedad suya (Geralia Home SL), mientras que el 9,98{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} restante es propiedad del fondo de capital riesgo español Portobello Fondo III. Precisamente, este último fondo había comprado el 89,98{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de Vitalia Plus SA dos años antes, el 18 de febrero de 2015. Posteriormente, le vendió el 80{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} a CVC y se quedó con el 9,98{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}. El socio director de Portobello Fondo III es Iñigo Sánchez-Asiáin, en su día el máximo responsable de private equity en el Banco Santander.

4. COLISÉE: 50 RESIDENCIAS

Accionista principal: IK VIII Fund, con sede en las Islas Jersey, tiene la mayoría absoluta.

Otros accionistas relevantes: La familia del fundador, Patrick Teycheney, y ejecutivos del grupo mantienen el 14{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital.

El grupo Colisée es el tercero más importante de España gracias a dos adquisiciones realizadas en los últimos años, que le han permitido crear una red de 50 geriátricos y más de 5.900 camas. Los centros están repartidos por siete comunidades, aunque su negocio está muy concentrado en tres: Comunidad Valenciana, donde tiene 25 residencias; Castilla y León, donde cuenta con 11, y Cataluña, donde gestiona nueve.

Colisée inició su proceso de expansión en el mercado español con la compra, en julio de 2018, de la empresa STS Gestió de Serveis Sòciosanitaris SL, que explotaba cuatro residencias en Tarragona. Pero el gran impulso vino en febrero de 2019 con la adquisición del grupo belga Armonea, que era dueño en España de las residencias La Saleta Care.

Todos los geriátricos siguen operando bajo su marca original y, de hecho, 23 de los 50 lo hacen con la denominación La Saleta Care.

La matriz en España se denomina Colisée Homecare SL (antes se llamaba Freya Investments 2018 SL) y su accionista único es la mercantil francesa Colisée International SAS. ¿Y quiénes son los dueños de la compañía francesa? Pues lleva seis años en manos de diversos fondos y ahora está controlado por IK Investment desde las islas Jersey, en el Canal de la Mancha.

En julio de 2014, el fondo Eurazeo PME adquirió la compañía francesa. Con una cartera de inversiones de más de 18.000 millones de euros y sede en Francia, Eurazeo PME tiene como accionistas mayoritarios a la familia Decaux –Jean Claude creó una de las principales empresas del mundo de publicidad exterior– y al banquero Michel David-Weill. Como es habitual en las estrategias inversoras de los fondos, Eurazeo PME hizo caja en cuanto pudo: tres años después, le vendió Colisée al fondo IK Investments.

“En junio de 2017, Eurazeo PME vendió su participación en Colisée al fondo de inversión IK Investment Partners por 236 millones de euros, multiplicando por 2,5 su inversión inicial”. En estos términos explica en su web Eurazeo PME la operación.

¿Y quién es IK Investment Partners? Un fondo de private equity de capital originariamente sueco y ahora con sede en Londres, aunque buena parte de sus inversiones las realiza desde sociedades creadas en Jersey. Es lo que ocurrió con la compra de Colisée, vehiculada a través de IK VIII Fund. El fundador de Colisée, Patrick Teycheney, y el equipo directivo de la compañía mantienen en conjunto un 14{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de las acciones. Una vez más el rastro del dinero se pierde en un territorio fiscalmente opaco.

Además de en España, Colisée tiene residencias en Francia, Italia, Bélgica y China.

5. ORPEA: 49 RESIDENCIAS

Accionista principal: Canada Pension Plan Investment Board (CPPIB), que tiene el 14,5{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital.

Otros accionistas relevantes: La familia francesa Peugeot, a través de la firma de inversión FFP Invest, y la familia belga Boël, a través del holding Sofina SA.

Orpea gestiona 49 geriátricos en España. Un portavoz de la compañía indicó a infoLibre que, de ellos, en 38 disponen de plazas públicas concertadas con las respectivas Administraciones. En total, añadió, cuentan con «aproximadamente 8.200 camas».

La matriz en España es Orpea Ibérica SA, de la que dependen 17 filiales, que son las que explotan los geriátricos. Sus 49 centros se reparten por 11 comunidades, aunque su implantación es especialmente fuerte en Madrid (23 residencias) y Andalucía (10).

Varias residencias de este grupo también figuran en el tenebroso listado de las que más fallecimientos acumulan. Pese a la opacidad de la Comunidad de Madrid, que no informa del número de decesos por cada centro, infoLibre tuvo acceso a un listado oficial de muertes a fecha 30 de marzo. En aquel momento, de los 15 geriátricos con más fallecidos, tres eran de Orpea: Loreto (34 muertes), Sanchinarro (34) y Aravaca (24). El de Sanchinarro ha sido denunciado ante la Fiscalía por la asociación Defensor del Paciente. Además, el centro Santo Domingo, en Algete, fue intervenido por la Comunidad ante la crítica situación en la que se encontraba. Y en Alcobendas, familiares de residentes aseguraban el 10 de abril que ya se habían producido 17 fallecimientos.

Como presidente de Orpea Ibérica SA figura Yves Le Masne, director general de la multinacional francesa. El director de Operaciones de la filial española es Manuel Aznar Aznar.

El accionista único de la mercantil española Orpea Ibérica SA es la francesa Orpea SA. ¿Y cuál es la estructura accionarial de esta última? El 78,4{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} cotiza en Bolsa y el 21,5{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} restante está en manos de tres accionistas: Canada Pension Plan Investment Board, que tiene el 14,5{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital; FFP Invest, que dispone del 5,0{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}, y Sofina SA, que cuenta con el 2,0{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}.

El fondo de pensiones de Canadá (CPPIB) es una sociedad estatal (Crown corporation) que gestiona los ahorros para la jubilación de 20 millones de canadienses. A finales de 2019, tenía activos valorados en 420.400 millones de dólares. Entró en el capital de Orpea SA en 2013 y lleva invertido en la compañía 410 millones de euros.

FFP Invest es una compañía de inversión cuyo socio único es el holding FFP. Controlado por la familia Peugeot, es el principal accionista de la empresa automovilística PSA Group (34{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}). Entró en el capital de Orpea SA en 2011.

Sofina SA es un holding internacional con sede en Bruselas cuyos principales accionistas son tres sociedades del Grupo Boël, que controlan conjuntamente el 54,5{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de la compañía. Los Boël son una de las familias de industriales más conocidas de Bélgica. Entró en el capital de Orpea SA en 2013.

Orpea es el segundo grupo de residencias de Europa, donde opera en 12 países. También tiene establecimientos en Brasil y China.

6. SANITAS MAYORES: 46 RESIDENCIAS

Accionista principal: La entidad británica sin ánimo de lucro BUPA controla el 100{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital.

Sanitas Mayores es la división del grupo sanitario centrada en servicios para la tercera edad. Tiene 46 residencias repartidas por 11 autonomías, de las que 18 están en Madrid, 11 en Cataluña y cinco en el País Vasco. Dispone de más de 6.300 camas, según Alimarket.

El consejero delegado de Sanitas, Iñaki Ereño, aseguraba en una reciente entrevista en El Mundo que “esta industria está siendo injustamente tratada”. Y añadía: “Las residencias de mayores son para cuidar, y no para curar. En la pandemia se nos ha cargado de una responsabilidad para la que no estamos preparados. Nosotros, al estar dentro de un grupo sanitario, hemos tenido más facilidad para medicalizarnos, pero muchas otras han tenido más dificultades”.

Pero la realidad es que diversas residencias de Sanitas están entre las que más muertes han sufrido. El mismo periódico ponía curiosamente como ejemplo de residencia que “frenó la expansión” del covid-19 el centro de Sanitas en Carabanchel, pese a que el 12 de abril ya acumulaba 31 fallecidos. Curiosa forma de «frenar» un virus. En Vitoria, el 30 de marzo iban 18 decesos en la residencia San Martín, que se convirtió en uno de los primeros grandes focos de transmisión en la capital alavesa.

La matriz en España es Sanitas Mayores SL, cuyas acciones pertenecen en un 72{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} a Grupo Bupa Sanitas SL y en un 28{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} a Sanitas Sociedad Limitada de Diversificación. Pero el propietario último del 100{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de las acciones de la compañía dedicada a las residencias –al igual que de la división sanitaria– es la entidad The British United Provident Asociation Ltd, la cabecera del grupo BUPA, que tiene su domicilio social y fiscal en Londres. Sanitas Mayores SL lo tiene en España.

BUPA es una multinacional británica aseguradora, que no tiene accionistas y se supone que tampoco ánimo de lucro, puesto que los beneficios debe reinvertirlos en la propia compañía. Pese a ello, en el Reino Unido ha recibido críticas por poner el foco en exceso en multiplicar sus ganancias. Tiene filiales en Australia, Brasil, Chile, España, Estados Unidos, Hong Kong, Irlanda, Nueva Zelanda, Polonia y Turquía.

7. BALLESOL: 44 RESIDENCIAS

Accionista principal: Modesto Álvarez Otero y Carlos Álvarez Navarro, junto a sus respectivas familias, son dueños de algo más del 25{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital cada uno. José Luis Díaz López y familia disponen de algo más del 16,5{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}.

Ballesol gestiona 44 residencias distribuidas por 12 comunidades, con una implantación más relevante en Madrid (11 centros), Comunidad Valenciana (7), Andalucía (6) y Cataluña (5). Alimarket afirma que gestiona más de 7.300 camas. Fuera de España, tiene un geriátrico en México.

Con 60 mayores fallecidos, el centro de Ballesol en Alcalá de Henares (Madrid) era el segundo que más muertes había registrado en la Comunidad de Madrid, según datos oficiales a fecha 30 de marzo a los que accedió infoLibre. En la residencia de Mirasierra, en Madrid capital, se habían producido nueve decesos en la misma fecha.

Los geriátricos están gestionados por la empresa Intercentros Ballesol SA, cuyo accionista mayoritario es Santa Lucía Compañía de Seguros y Reaseguros SA. A 31 de diciembre de 2018, era dueña del 75,29{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital social de Ballesol. Ningún otro accionista poseía más de un 10{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de las acciones.

En una carta de patrocinio (confort-letter) suscrita en 2016 y ratificada en 2017, en relación con un préstamo hipotecario por importe inicial de 69 millones que recibió del Banco Santander, Santa Lucía se compromete a no perder el control mayoritario en el accionariado de Intercentros Ballesol SA hasta que haya devuelto el dinero al banco. Y, en caso de perderlo, a dotar a la empresa de los medios financieros necesarios para hacer frente al préstamo.

¿Y quiénes son los propietarios de la aseguradora y, por tanto, los dueños últimos de las residencias Ballesol? Santa Lucía es propiedad de tres grupos familiares, herederos de quienes se hicieron con el control de la compañía en 1943. Son los siguientes:

– Modesto Álvarez Otero y familia. Fue consejero delegado de Santa Lucía hasta diciembre de 2017. En la última lista Forbes de los cien españoles más ricos, figura en el puesto 59, con un patrimonio de 450 millones de euros. Su hija Clotilde Álvarez Calvo es ahora miembro del consejo de administración de la aseguradora. Controla dos sociedades patrimoniales, Inmobiliaria Prico SL y Sierra Oriel SL, dueñas en conjunto del 33,3{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de Santa Lucía.

– Carlos Javier Álvarez Navarro y familia. Es el actual presidente de Santa Lucía y está en el puesto 83 de la lista Forbes, con una riqueza aproximada de 325 millones. La familia Álvarez Navarro también controla el 33,3{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de la aseguradora a través de las patrimoniales Neregur SL y Salonta SL.

– José Luis Díaz López y familia. Es el actual consejero delegado de Santa Lucía. No aparece en Forbes, pero sí en la lista de los más ricos de El Mundo, en el puesto 73. Tiene junto a su familia el 22,2{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de la aseguradora, por vía de las sociedades Dehesa de las Cabrerizas SL e Inversfam Sistemas SL.

8. AMAVIR: 41 RESIDENCIAS

Accionista principal: La familia francesa Mulliez, quinta fortuna de Francia con un patrimonio de 32.000 millones de euros.

Amavir está presente en siete comunidades, con un total de 41 centros, pero más de la mitad están concentrados en Madrid, donde tiene 21. En Castilla-La Mancha, Cataluña y Navarra dispone de cinco en cada territorio. Gestiona 6.223 plazas, de ellas 3.083 concertadas y 3.140 privadas, según los datos facilitados por un portavoz de la compañía a infoLibre.

De esos 41 geriátricos, 13 se construyeron con financiación privada, 27 a través de modelos de colaboración público-privada en los que la construcción corre a cargo del adjudicatario que a cambio gestiona la residencia durante una serie de años (hasta 75) con un número de plazas concertadas, y sólo uno es de gestión indirecta (titularidad pública gestionado por una entidad privada). “Hace cinco años que la compañía no participa en concursos de gestión de centros públicos, al no compartir los criterios con los que se convocan en la gran mayoría de los casos, con una priorización casi absoluta del precio o mejor oferta económica por encima de otros requisitos”, destaca el portavoz de Amavir.

El geriátrico más afectado por el coronavirus del grupo, de los datos que han trascendido hasta ahora, es el de Vilanova del Camí (Barcelona). El 6 de abril iban 27 decesos y diez días después la cifra se había disparado hasta los 47. El Ayuntamiento anunció que denunciaría lo ocurrido en la Fiscalía. En la Comunidad de Madrid, de acuerdo con los datos oficiales logrados por infoLibre, el 30 de marzo había siete centros de Amavir que habían sufrido al menos diez decesos: Colmenar Viejo (18), Ciudad Lineal (18), Valdebernardo (15), Torrejón de Ardoz (11), Arganzuela (10), Alcalá de Henares (10) y Usera (10).

Amavir es una marca comercial lanzada en 2017, tras la fusión de dos grupos de residencias: Amma y Adavir. Fue una operación de la compañía francesa Maisons de Famille, que entró en el accionariado de Adavir en 2013 y adquirió Amma en 2016, por un importe de unos 220 millones de euros.

La sociedad principal de Amavir es Planiger SA, de la que dependen la mayoría de los centros, aunque además tiene cuatro filiales que gestionan otras tantas residencias. Planiger SA tiene dos accionistasMaisons de Famille SAS, que controla el 85,46{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital, y Geroplan SL, que tiene el 14,54{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} restante.

Por su parte, Maisons de Famille SAS es una compañía constituida en Francia en 2003 y filial del fondo de private equity Creadev, perteneciente a la Asociación Familiar Mulliez, que cuenta con más de 150 empresas en 50 países. Entre ellas, Alcampo, Decathlon, Leroy Merlin o Norauto. En el sector de las residencias, el grupo opera en Francia, España, Italia y Alemania.

La revista Challenges calculaba en 2019 la fortuna de Gerard Mulliez y su familia en 32.000 millones de euros, la quinta más grande de Francia.

9. SAVIA: 22 RESIDENCIAS

Accionista principal: Enrique Ortiz, condenado en una de las piezas de Gürtel por financiar ilegalmente al PP, controla el 42,5{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}. El mismo porcentaje tiene Rafael Fuertes Quintanilla, presidente del grupo de alimentación El Pozo.

Otros accionistas relevantes: El constructor Domingo Alcocer Aguilar tiene el 15{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} restante.

Savia gestiona 22 geriátricos, todos ellos en la Comunidad Valenciana.

El grupo creció al calor de las adjudicaciones del PP valenciano, cuando gobernaba la Generalitat, y en medio de un conflicto de intereses llamativo: entre los propietarios de Savia estaba la familia de Juan Cotino, quien benefició a la empresa desde la Conselleria de Bienestar Social que él mismo dirigía. Cotino falleció este mes de coronavirus. Estaba procesado por una de las piezas de la trama Gürtel.

El escándalo de las residencias Savia llevó incluso a crear una comisión de investigación en las Cortes valencianas. Tras 16 meses de trabajo y 89 comparecencias, todos los grupos –salvo el PP– aprobaron un dictamen en el que se certificaba que el Gobierno valenciano de Francisco Camps dio un “trato de favor” al grupo de residencias. Savia resultó adjudicataria del 40{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de los centros y Cotino adoptó medidas para “consolidar el negocio” de su familia.

La mercantil titular de los 22 geriátricos es Centros Residenciales Savia SL, que tiene como accionista único a la empresa Gerocentros del Mediterráneo SL. Esta última, que constituyeron diez constructoras en el año 2000 poco antes de la adjudicación de residencias por parte de la Generalitat, ha sido siempre la empresa clave de la trama. Sus dos socios de referencia eran la familia Cotino –a través de la compañía Sedesa, que dirigía Vicente, el sobrino del político– y el empresario alicantino Enrique Ortiz –por medio de Ortiz e Hijos–. Ambos están entre los nueve empresarios valencianos que confesaron, en uno de los juicios de la Gürtel, haber financiado ilegalmente al PP de Camps.

Los Cotino terminaron saliendo del accionariado de Gerocentros del Mediterráneo SL, que según las cuentas correspondientes a 2018 se repartía de la siguiente forma: el 42,5{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de las participaciones estaba en manos de Cívica Servicios y Medio Ambiente SL, el nuevo nombre de la firma Ortiz e Hijos, cuyo consejero delegado es el propio Enrique Ortiz condenado en Gürtel; otro 42,5{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} pertenece a Grupo Corporativo Fuertes SL, que controla Rafael Fuertes Quintanilla, presidente de El Pozo Alimentación; y el 15{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} restante es de Doalco SA, sociedad que preside Domingo Alcocer Aguilar, un constructor de Orihuela que ya hace quince años era noticia por recibir adjudicaciones sospechosas.

10. CASER: 20 RESIDENCIAS

Accionista principal: la sociedad cooperativa suiza Patria Genossenschaft controla de forma indirecta un 23,8{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital de Caser, a través de su participación en la compañía de seguros Helvetia Schweizerische Versicherungsgesellschaft AG.

Otros accionistas relevantes: La Fundación Bancaria Ibercaja tiene el 8,7{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de Caser.

Caser Residencial cuenta con 20 geriátricos, repartidos por nueve comunidades. País Vasco, con cinco, y Madrid, con tres, son los territorios donde tiene mayor presencia. Todas las residencias son propiedad de la empresa; es decir, no gestiona centros que sean titularidad de un tercero.

En dos de sus geriátricos se ha vivido con especial virulencia el coronavirus. En Caser Residencial Alto del Pardo, de Vitoria, habían fallecido una treintena de residentes y un trabajador, a fecha 23 de abril. En el centro Caser de Santo Ángel, en Murcia, las muertes eran más de “una decena” el 7 de abril y la Fiscalía abrió una investigación para determinar si se había producido una omisión de socorro. Familiares de los residentes denunciaron una situación de “abandono”.

En cuanto a la estructura societaria, la explotación de los geriátricos corre a cargo de Caser Residencial SA, cuyo socio único es Caser Residencial Gestión SL, propiedad a su vez de Caja de Seguros Reunidos Compañía de Seguros y Reaseguros SA (Caser SA). Esta última es la matriz de la compañía.

Caser SA está en medio de una importante reestructuración de su capital. En enero de este año, la aseguradora suiza Helvetia Schweizerische Versicherungsgesellschaft AG anunció la adquisición del 70{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de las acciones de Caser SA. Tres entidades financieras españolas se reparten el 30{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} restante a partes casi iguales: Ibercaja, Unicaja y LiberbankLa operación, que está pendiente de la aprobación por las autoridades de Competencia, supone la salida de Caser SA de algunos de sus socios históricos, entre ellos Caixabank, Bankia, Abanca y la francesa Covéa.

¿Y quiénes son los dueños de la suiza Helvetia? Según informa en su web, el 65,9{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de sus títulos se negocian en Bolsa y el 34,1{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} está en manos de Patria Genossenschaft, una peculiar cooperativa, que reinvierte la mayor parte de los dividendos de Helvetia en la propia compañía. Patria Genossenschaft era una aseguradora de Basilea que se fusionó en 1996 con Helvetia. Su nombre desapareció del logo, pero pervivió en forma de cooperativa que tiene el 34,1{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de sus acciones y garantiza así “su independencia”. “Una construcción genial”, según Doris Russi Shurter, la presidenta del consejo de administración de la aseguradora suiza.

En definitiva, los miembros de la cooperativa Patria Genossenschaft serán, en cuanto Competencia de luz verde a la compra de Caser por Helvetia, los dueños de un 23,8{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de las residencias Caser.

En cuanto al resto de accionistas de Caser SA, las tres entidades financieras españolas que suman en conjunto el 30{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}, su estructura de capital es la siguiente, de acuerdo con los últimos informes corporativos presentados:

– Ibercaja está en manos de fundaciones herederas de las antiguas cajas de ahorro. La principal, la Fundación Bancaria Ibercaja, que es dueña del 87,8{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de sus acciones.

– Unicaja tiene como accionista de control a la fundación bancaria del mismo nombre (49,68{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}). Rafael Domínguez de Gor, fundador de la empresa textil Mayoral, dispone del 7,1{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} a través de su sociedad Indumenta Pueri SL. Domínguez de Gor está en el puesto 50 en la lista Forbes de los españoles más ricos, con un patrimonio atribuido de 500 millones de euros.

– Liberbank tiene como principal accionista a la Fundación Bancaria Caja de Ahorros de Asturias (23,29{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}), seguida por el fondo de inversión británico Oceanwood Capital Management LLP (17,69{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}).

Por tanto, de forma indirecta, la Fundación Bancaria Ibercaja controla el 8,7{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de Caser Residencial, la Fundación Bancaria Unicaja el 4,9{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}, la Fundación Bancaria Caja de Ahorros de Asturias el 2,3{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} y el fondo de inversión Oceanwood Capital Management LLP el 1,76{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}.

11. ARALIA: 19 RESIDENCIAS

Accionista principal: El procesado en Gürtel José Luis Ulibarri Cormenzana y su familia controlan al menos un 63,15{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital, a través de las sociedades Enantar SA y Elodea SA. Una tercera empresa, Conseil Cabinet SA, que los investigadores judiciales también situaron en la trama societaria de Ulibarri, tiene el 35,85{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} restante.

Aralia gestiona 19 residencias, en cuatro comunidades: 8 en Castilla-La Mancha, 6 en Castilla y León, 4 en Madrid y una en Aragón. Según detalla la empresa en su web, de las 1.903 plazas que tienen sus geriátricos, 1.577 están concertadas con las Administraciones correspondientes, es decir, casi el 83{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}. Más de la mitad de esas plazas financiadas con dinero público –778 en concreto– las paga la Comunidad de Madrid en las cuatro residencias que Aralia tiene en la región.

Otra Administración que confía en la empresa de José Luis Ulibarri –procesado en dos piezas de Gürtel por pagar dinero a cambio de adjudicaciones y detenido en la operación Enredadera– es Castilla-La Mancha. De las ocho residencias que gestiona allí Aralia Servicios, seis son propiedad de la Junta. En ellas hay 337 plazas concertadas.

La empresa de Ulibarri no parece tener especial sensibilidad a la hora de cuidar a las personas mayores. Al menos sus cuatro residencias en Madrid son un ejemplo de gestión catastrófica, antes y después del estallido de la epidemia.

Antes del coronavirus. El consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero (Cs), anunció en enero que pensaba retirarle a Aralia la concesión de tres de sus residencias por incumplimientos graves. El geriátrico de Leganés acumulaba en noviembre del año pasado casi 500 reclamaciones de familiares de residentes por falta de personal, mala limpieza y alimentación de pésima calidad. La empresa llegó a alegar ante un tribunal que tener sucio un geriátrico no incumplía el contrato.

Después del coronavirus. Datos oficiales de fallecidos en las residencias de Madrid a 30 de marzo, a los que ha tenido acceso infoLibre, demuestran que en esa fecha habían fallecido 27 residentes en el centro de Isabel la Católica, 22 en Peñuelas, 16 en el Ensanche de Vallecas y 4 en el Parque de los Frailes. Los tres primeros están en Madrid ciudad y el último en Leganés. En total, 69 muertes en los cuatro geriátricos de Aralia en el mes de marzo. Los familiares de Peñuelas pidieron a la Fiscalía que investigue por «irregularidades y opacidad«. Una familiar de una fallecida en el centró Isabel la Católica ofreció un testimonio desgarrador: “Llevaba 16 días sin saber de mi madre cuando la residencia me llamó para decirme que había muerto”.

Aralia Servicios Sociosanitarios SA, la sociedad que explota los geriátricos, tenía tres accionistas a finales de 2018, según las últimas cuentas presentadas en el Registro Mercantil. José Luis Ulibarri y su familia –su mujer Milagros Fernández Alonso y los tres hijos del matrimonio, Soledad, Enrique y Adriana– controlan el 63,15{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital a través de dos sociedades rebautizadas tras el escándalo GürtelEnantar SA (antes Peñalba Servicios Inmobiliarios SA), que tiene el 32,66{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de las participaciones, y Elodea SA (antes Begar SA), que dispone del 31,49{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}. Esta última está en proceso de liquidación.

El capital de Aralia Servicios Sociosanitarios SA se completa con la mercantil Conseil Cabinet SA, que tiene como administrador único a José Antonio Díez González. Los investigadores judiciales de Gürtel identificaron a esa empresa como una de las cinco que Ulibarri utilizó para comprarle un yate a Francisco Correa, el capo de la trama corrupta.

12. L’ONADA: 19 RESIDENCIAS

Accionista principal: Cinta Pascual Montañés, empresaria de Tarragona y presidenta de la patronal catalana del sector de residencias (ACRA).

L’Onada gestiona un total de 19 residencias: 17 en Cataluña, 1 en la Comunidad Valenciana y 1 en Madrid, en esta última comunidad bajo la marca OnaCare. Aunque la empresa se inició en el sector hace 25 años –con un geriátrico en el municipio tarraconense de Sant Carles de la Rápita–, su expansión se aceleró a partir de 2010, con la apertura de 14 centros en una década.

De momento han trascendido muy pocas noticias sobre fallecimientos en sus geriátricos. La principal afecta al centro de La Sagrera en Barcelona, donde han muerto entre 13 y 17 mayores hasta el 7 de abril, según la Coordinadora de Residencias 5+1.

Las residencias dependen de la mercantil Residencia Tercera Edat l’Onada SL, con sede en Barcelona, y que actúa como matriz de un grupo empresarial con 13 filiales y muy diversificado. Abarca desde la cadena de panaderías Tradicionarius a sociedades dedicadas a la actividad inmobiliaria. Además de la matriz, sólo hay otra compañía que se dedica a la gestión y explotación de residencias y equipamientos para la tercera edad: L’Onada Golden Beach SL.

La administradora única de Residencia Tercera Edat l’Onada SL es Cinta Pascual Montañés. Una portavoz de la empresa, a preguntas de este periódico, confirmó que también era la principal accionista. Pascual es la presidenta de la Associació Catalana de Recursos Assistencials (ACRA), la patronal del sector en Cataluña, y también del Círculo Empresarial de Atención a Personas (CEAPs), una de las patronales españolas.

13. KORIAN: 15 RESIDENCIAS

Accionista principal: los dueños de 39 bancos regionales franceses agrupados en la sociedad holding Rue la Boétie SAS.

Korian gestiona 15 residencias en España que operan a través de la marca Seniors. Tiene centros en sólo cuatro provincias españolas: 6 en Málaga, 1 en Cádiz, 6 en las Islas Baleares y 2 en Valencia. En total, suman más de 2.000 camas.

Esa reducida implantación se explica porque la compañía francesa Korian ha entrado hace poco más de un año en el mercado español a través de la adquisición de dos pequeñas compañías de residencias. En enero de 2019 anunció que había comprado la compañía Seniors, dueña de siete geriátricos en Andalucía. Seis meses más tarde comunicó que se había hecho con las residencias de Grupo 5 en Baleares.

Korian es la empresa líder del sector en Europa, con presencia en Alemania, Bélgica, España, Francia, Italia y Holanda.

En cuanto a su estructura societaria, la matriz en España se llama Korian Residencias Spain 2018 SL, que es la propietaria de las cinco sociedades limitadas que explotan sus residencias. La matriz española tiene como accionista único a la francesa Korian SA.

El 61,4{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de las acciones de Korian SA cotizan en Bolsa, según los últimos datos facilitados por la compañía. El resto está en manos de sus tres principales accionistas: Predica SA, que dispone del 24,2{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del capital; Malakoff Médéric Humanis, que tiene un 7,70{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}, y PSP Investments, que cuenta con el 6,60{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea}.

Predica SA es una compañía de Crédit Agricole Assurances (CAA Group), que forma parte del conglomerado de Crédit Agricole, uno de los principales bancos europeos. A su vez, el principal accionista de la entidad financiera es Rue la Boétie SAS, un holding de 39 bancos regionales franceses.

Malakoff Médéric Humanis es una entidad mutualista francesa, sin ánimo de lucro, que no tiene accionistas.

El fondo de pensiones Public Sector Pension Investment Board (PSP Investments) es uno de los principales de Canadá. Se trata de una entidad estatal (Crown corporation), con sede en Montreal y que maneja unos 168.000 millones de dólares en inversiones.

FUNDACIONES, ASOCIACIONES Y COOPERATIVAS

Más del 70{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} de los geriátricos y de las plazas residenciales están en España en manos privadas. Se trata básicamente de entidades mercantiles, pero también hay fundaciones, asociaciones y alguna cooperativa. Cuatro de ellas gestionan al menos 15 residencias y, por tanto, están entre los 17 principales grupos que operan en España. Destaca especialmente Mensajeros de la Paz, que con una red de 110 geriátricos ocupa el segundo puesto en el ranking, sólo por detrás de DomusVi.

MENSAJEROS DE LA PAZ: 110 RESIDENCIAS

Mensajeros de la Paz gestiona 110 residencias, que se reparten por 11 comunidades, según los datos facilitados por la asociación a infoLibre. Prácticamente todas ellas son titularidad de terceros. La organización tiene una estructura descentralizada, con asociaciones regionales que disponen de su propia personalidad jurídica, y eso se traslada también al mundo de las residencias: 17 se gestionan desde Madrid, 77 desde las diferentes delegaciones territoriales y 16 en UTE con otras entidades (8 con OHL-Ingesan, 7 con la asociación Madimex y 1 con Alomar).

Fundada en 1962 por el sacerdote Ángel García Rodríguez –conocido como el padre Ángel–, Mensajeros de la Paz declara que su objetivo es “ayudar a los más desfavorecidos, a paliar la pobreza infantil, al maltrato de la mujer, a ayudar a familias en riesgo de pobreza, a inmigrantes en situación difícil”. Su presencia no se limita a España. Está legalmente constituida en 50 países de cuatro continentes. El presidente de la asociación es el padre Ángel y el vicepresidente, Sergio Mella.

Desde que se inició la pandemia, el padre Ángel ha solicitado ayuda en varias ocasiones para sus residencias. También realizó algunas declaraciones que no generaron precisamente entusiasmo en la extrema derecha, como pedir el premio Príncipe de Asturias para el Gobierno. Lo cierto es que algunos geriátricos de Mensajeros de la Paz están entre los más golpeados de España por el virus, en especial el situado en La Bañeza (León), que llevaba 72 muertes el 21 de abril. En el centro Montserrat Caballé, de Madrid, eran 17 los fallecidos el 30 de marzo.

FUNDACIÓN SAN ROSENDO: 45 RESIDENCIAS

La Fundación San Rosendo gestiona 45 geriátricos, todos ellos en Galicia, y dispone de 2.832 camas, según información facilitada a infoLibre por la entidad. Esta presume del bajo número de plazas concertadas que tiene, “lo que garantiza la independencia de las instituciones públicas”. El último dato actualizado, correspondiente a este mes de abril de 2020, es que sólo 577 plazas en residencias de personas mayores (20,3{14c88425e8fe9d97faae8feb4c9704a1f54f6c24ede33d0414f3cb3e373d26ea} del total) contaban con financiación pública.

El mayor problema con el coronavirus lo ha tenido la fundación en la residencia Nuestra Señora de la Esperanza, en la localidad de A Farixa (Ourense). El 8 de abril, en ese geriátrico se registraban nueve muertes y 139 positivos de covid-19. El centro tiene 176 plazas. La Fiscalía Superior de Galicia decidió abrir una investigación, tras recibir una denuncia de la asociación REDE, para averiguar si se cometió algún delito en la gestión de la residencia.

Como en todas las fundaciones, el máximo órgano es el Patronato, que en el caso de San Rosendo está controlado por el Obispado de Ourense. El sistema es el siguiente: el Obispado propone dos patronos y Cáritas designa uno; y estos tres patronos nombran a su vez al resto, hasta un máximo de siete, entre “personas relevantes” de la sociedad ourensana “que compartan los valores y objetivos de la fundación”.

A preguntas de este periódico, una portavoz de la entidad indicó que “los patronos no representan a ninguna institución” y que el Obispado “no interviene en la gestión» de los geriátricos. “La Fundación cuenta con un equipo directivo que gestiona y toma decisiones sobre los centros, dirigido por José Luis Gavela. Este equipo ha renovado la confianza del Patronato desde hace 20 años”, añadió.

Fundada en 1992, el principal impulsor de la Fundación San Rosendo fue el cura Benigno Moure Cortés, que sigue siendo presidente honorario. Gran amigo de Manuel Fraga –exministro franquista que fue presidente de la Xunta entre 1990 y 2005–, recibió las más altas distinciones del Gobierno gallego por su “meritoria labor” asistencial en el cuidado de mayores. Moure fue condenado a cinco años de cárcel por estafar 600.000 euros a una anciana con Alzhéimer, pero evitó la prisión alegando incapacidad, pese a que caminaba tranquilamente por Ourense sin ni siquiera la necesidad de un bastón. El actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, lideró hace tres años una campaña de reconocimiento público de Moure, cuando ya había sido condenado como estafador.

FUNDACIÓN GERÓN: 21 RESIDENCIAS

De las 17 principales empresas o fundaciones de residencias de España, la Fundación Gerón es quizá la que tiene menor proyección mediática. Resulta difícil encontrar noticias sobre ella, ni sobre sus patronos, a pesar de que gestiona 21 geriátricos: 14 en Andalucía, 3 en Castilla-La Mancha, 2 en Canarias, 1 en la Comunidad Valenciana y 1 en Ceuta.

Hasta el año pasado, la Fundación llevaba un centro más en Cádiz, titularidad del Obispado gaditano, que decidió retirarle la gestión. Aunque inicialmente la entidad se quejó de la “decisión unilateral” del Obispado, al final ambas partes llegaron a un acuerdo. La Diócesis cedió el centro a otra fundación.

El mayor foco de coronavirus en sus residencias se produjo de momento en La Caridad de Lebrija (Sevilla), donde el 21 de abril habían fallecido ocho mayores.

Fundada en Sevilla en 1994 como asociación con el mismo nombre, se transformó diez años después en fundación, y lo más llamativo quizá sea que sus patronos lo son con carácter “vitalicio”. Y, de momento, así ha sido: las mismas diez personas que firmaron las escrituras de la fundación en 2004 son las que componen el Patronato 16 años después. Alguno ha cambiado de función, pero la composición permanece intacta. Y el presidente siempre ha sido también el mismo: Antonio Jesús Aguilar Orgaz.

GSR: 19 RESIDENCIAS

Gestión de Servicios Residenciales (GSR) es la única cooperativa entre los principales grupos de residencias. Gestiona 19 geriátricos: 14 en Euskadi, 3 en Navarra, 1 en La Rioja y 1 en Cantabria. En total, cuenta con más de mil camas.

GSR forma parte de la Corporación Mondragón, con sede en dicha localidad guipuzcoana, que es uno de los principales grupos empresariales de España: en 2018 tuvo unos ingresos de más de 12.200 millones de euros y una plantilla de 81.837 trabajadores. GSR es una de las 266 empresas y cooperativas integradas en dicha corporación.

Fundada en 2003, GSR cuenta con unos 350 socios, lo que significa que la mitad de sus trabajadores son cooperativistas.

El mayor brote conocido en sus centros se ha producido en Aretxabaleta (Guipúzcoa), donde el 25 de abril habían fallecido al menos tres personas.

__________________

Si tienes información relevante sobre lo que está ocurriendo en las residencias, te agradezco que me escribas a: manuelrico@infolibre.es