Así privatizaron González y Aznar las empresas más rentables del Estado

“España pasó de tener 130 empresas públicas en 1982 a tan solo 16 en 2016. Esto nos convirtió en el país de la UE con menos empresa pública”, denuncia una extrabajadora de una de las compañías privatizadas.

Así privatizaron González y Aznar las empresas más rentables del Estado

Felipe González y José María Aznar

Endesa, Repsol, Renfe, Ferrovial, Telefónica, Aceralia, Iberia, Pegaso, Seat, Tabacalera, Coosur, Construcciones Aeronáuticas, Argentaria… Todas ellas fueron empresas públicas propiedad del Estado español durante más de 60 años y “ni brotaron soviets ni nada”, a pesar de que algunos huyan gritando “¡gulag! ¡Stalin! ¡Holodomor!” cuando escuchan hablar “de nacionalizar algo”. Y todas ellas fueron privatizadas; de privatizar, que no es sino “delegar la gestión de lo público a lo privado”.

Así lo ha destacado la tuitera Paula Llaves en un hilo publicado este viernes, en el que ha destacado que eso, una larga lista de empresas públicas, es lo que había en España hasta que en la etapa de gobierno de Felipe González (1982/1996) comenzaron las “privatizaciones de bienes” y en la etapa de gobierno de José María Aznar (1996/2004) este “se vino arriba” y “se dedicó a venderlas a precio de saldo” –incluidas las empresas que prestaban “servicios públicos imprescindibles”– “para que pareciera que ‘España iba bien’”. “España pasó de tener 130 empresas públicas en 1982 a tan solo 16 en 2016. Esto nos convirtió en el país de la UE con menos empresa pública”, ha resumido.

Llaves –que trabajó en una de esas empresas privatizadas– ha recordado que “entre las excusas que se ponían para privatizar” esas empresas, “las más manidas” fueron “la necesidad de ello” y “que generaban pérdidas”, algo que, atendiendo a cualquier ranking de las empresas más rentables en la actualidad, se ha demostrado falso. En este sentido, la tuitera ha destacado que “esos milloncitos de beneficio al capital privado antes iban a las arcas públicas” y ha preguntado: “¿Se entiende así por qué desde que se gastaron las tres onzas de chocolate por las que se vendieron en la Era Aznar no se levanta cabeza?”. “¿Entendemos así la mochilita austriaca de los c…, el estancamiento salarial, la subida desproporcionada de los precios relativos a consumos y vivienda y la bromita de tener oligopolios compinchados en la generación de servicios básicos?”, ha insistido.

PSOE, la historia de una traición permanente

El gobierno de José María Aznar, líder del Partido Popular, consumía sus últimos días, tras ocho años en el poder. En la lista de éxitos de aquel mandato, la gestión económica ocupaba un lugar destacado, y el ministro del ramo, Rodrigo Rato, no dudaba en hacer gala de sus logros.

El ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato, en una intervención pública.

El ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato, en una intervención pública. EFE

Un juez estadounidense condena a cadena perpetua por narcotráfico al hermano del presidente de Honduras

La Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York ordenó que Juan Antonio Hernández devuelva 138,5 millones de dólares.
Presidente hondureño Juan Orlando Hernández da mensaje tras sentencia de su hermano, 18 octubre 2019

Un juez federal estadounidense condenó este martes a cadena perpetua por delitos de narcotráfico a Juan Antonio Hernández, exdiputado hondureño y hermano del presidente de ese país, Juan Orlando Hernández.

Además, el juez Kevin Castel, de la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, ordenó que ‘Tony’ Hernández devuelva 138,5 millones de dólares, que presuntamente obtuvo por sus actividades de narcotráfico.

El Gobierno estadounidense acusa a ‘Tony’ Hernández de ser «un violento traficante de cocaína de proporciones épicas», que enviaba toneladas de droga desde Honduras con la ayuda de una red construida por el Estado, policías, militares y políticos corruptos.

Acusación

El 23 de noviembre de 2018, ‘Tony’ Hernández fue detenido por autoridades estadounidenses en el aeropuerto de Miami (Florida). Según declaró el fiscal federal de Manhattan, Geoffrey S. Berman, el excongresista estuvo involucrado en todas las etapas del tráfico de cocaína de Honduras a EE.UU., además de haber pagado coimas a funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, con el objetivo de obtener información confidencial y proteger los envíos de drogas.

En concreto, las autoridades estadounidenses acusaron a ‘Tony’ de participar en el «procesamiento, recepción, transporte y distribución de cargas de varias toneladas de cocaína que llegaban a Honduras a través de aviones, embarcaciones rápidas y, en al menos una ocasión, en un submarino». Posteriormente, el excongresista presuntamente participó en el traslado de estos cargamentos hasta EE.UU.

Tras ser encarcelado, el jurado le encontró culpable en octubre de 2019 de los cuatro delitos que se le imputaban: tráfico de drogas con destino a EE.UU.; soborno; posesión ilegal de armas y dispositivos destructivos; y de hacer declaraciones falsas a agentes federales.

Reacción de Juan Orlando

La mañana de esta martes, el presidente hondureño expresó un mensaje dirigido a su familia, en el que señaló que la noticia que se espera de Nueva York será «dolorosa«.

Además, el mandatario cuestionó el desarrollo del caso judicial contra su hermano: «¿Y qué más se puede decir de un juicio en el que el testimonio del principal ‘cooperador’ de los fiscales ahora queda expuesto por las grabaciones secretas de la propia DEA [Agencia Antidrogas de EE.UU.] como una mentira?», tuiteó.

No obstante, la Fiscalía de Nueva York también señala que el presidente hondureño es «co-conspirador» del presunto narcotraficante Geovanny Fuentes Ramírez.

De acuerdo con el excabecilla de la organización criminal los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga, quien fue testigo durante el juicio contra Fuentes Ramírez, el actual presidente hondureño recibió en 2012 unos 250.000 dólares como pago para garantizar que tanto él como su hermano, Javier Rivera, no fueran detenidos por la «Policía militar ni por la Policía preventiva», así como asegurar que Hernández seguiría entregándoles «contratos para lavar dinero del narcotráfico».

Además, de acuerdo con los fiscales estadounidenses, Rivera Maradiaga se reunió con ‘Tony’ Hernández en 2014.

«Durante una parte grabada en video y audio de esa reunión, Hernández acordó ayudar a Rivera para que entidades del Gobierno hondureño pagaran dinero adeudado a algunas empresa fantasma de los Cachiros, a cambio de un soborno para Hernández de 50.000 dólares que le habrían sido entregados en la reunión», refiere la acusación.

En su defensa, el mandatario hondureño ha señalado que los narcotraficantes ganan beneficios en EE.UU. proporcionando «falsos testimonios» durante los juicios.

“Colombia hace vista gorda con actos terroristas contra Venezuela”

 

El Gobierno de Colombia es parte constitutiva de la grave situación generada por grupos armados en la frontera con Venezuela y debe actuar, asevera un experto.

En una entrevista concedida este domingo a HispanTV el periodista Juan Alberto Sánchez Marín ha abordado el reciente ataque armado de grupos criminales colombianos contra la población de La Victoria, en el estado venezolano de Apure, frontera entre ambos países, y la inacción del Gobierno del presidente Iván Duque ante los delitos que cometen estas bandas.

A su juicio, esta postura va a perjudicar al mismo Gobierno colombiano, que es uno de los impulsores de todo lo que se realiza contra Venezuela.

Es muy difícil entablar un diálogo con un gobierno cerrado, opuesto a cualquier mecanismo legal y normal entre los dos países vecinos”, ha apostillado, aduciendo que no hay ninguna opción para que intervenga ningún organismo con el fin de resolver el problema porque Bogotá ni siquiera reconoce al Gobierno legítimo de Nicolás Maduro.

 

Tras enfatizar que Colombia es un Estado tomado por la delincuencia organizada, vinculada con las mafias del narcotráfico y los grupos paramilitares, el analista ha concluido que el panorama no es en absoluto fácil.

El domingo, Maduro advirtió que sus Fuerzas Armadas intensificarían las operaciones para contener las incursiones y los ataques de los paramilitares desde Colombia y pidió “cero tolerancia” para los grupos armados colombianos que pasasen la frontera.

Caracas acusa a Bogotá de entrenar a “mercenarios y terroristas” para ingresar en Venezuela a fin de derrocar al mandatario venezolano, quien, ante tal coyuntura, ha decretado varias veces la alerta naranja en la frontera colombo-venezolana y ha ordenado un despliegue militar en la zona para defender el país bolivariano.

La Cancillería de Venezuela anunció el miércoles que solicitaría ayuda especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ante los ataques y acciones terroristas de los grupos armados colombianos.

La caída definitiva del imperio anglo estadounidense

Las últimas revelaciones sobre como Washington ha procedido cobardemente en las guerras, planeando desarmar Yemen antes de la invasión saudí o al realizar una coalición con Japón para enfrentar a China por Taiwán, demuestran la perversidad al enfrentarse siempre en agrupación dada su debilidad real ante fuerzas patrióticas que le pueden ganar decididamente.

En esta dirección, los imperios tienen una fase proactiva que es donde queda su cultura en la Humanidad, como la persa, por ejemplo, y otra destructiva cuando su fundamento ha estado basado sustancialmente en la violencia para permanecer, por lo cual perece ineluctablemente.

El imperio anglo estadounidense se afinca en el mundo en el siglo XIX a través de una revolución industrial en evolución con el ascenso de la burguesía frente a la monarquía feudal y, asimismo, fue un adelanto evidente en las condiciones materiales de producción y vida de la población, especialmente expuestas en EE.UU., Gran Bretaña, Alemania, Francia, sin descartar problemas sociales propios del sistema capitalista que es el modelo impuesto.

Estados Unidos como nación se consolida en el norte del continente América a través de un proceso de colonización a sangre y fuego contra la etnia indígena a la cual se extermina en el primer holocausto reconocido, junto a la apropiación de amplias extensiones de territorio mexicano, todo ello justificado a través de Hollywood. El proceso de industrialización y ciencia se consolida a su más alto nivel con el ingreso y su dominio de la arena mundial, superando a la URSS debido a su perestroika, que permitió creer a fines de 1990 que el mundo era suyo.

Sin embargo, en el inicio de esta tercera década del siglo XXI, los 5 hechos objetivos que ratifican un imperio en descenso evidente y que, de no resolverlo, lo hundirá definitivamente, son:

  • La falta de inteligencia para afrontar el desarrollo mundial

El desarrollo integral de un país se logra a través de un amplio apoyo a sus fuerzas productivas y a sus pueblos a través de proyectos de justeza social. Para este propósito se requieren liderazgos que empleen criterios sociales científicos para planificar el presente futuro.

Un país gobernado por una Corporatocracia está encaminado a la guerra y ello conduce a un rechazo inmenso en el planeta, especialmente al utilizar sus habilidades políticas para hacer de la confrontación y el caos su principal motor para el progreso propio. Mas, si su clase dirigente no comprende las dinámicas contemporáneas su declive es cada vez más pronunciado ya que paulatinamente el rechazo se va haciendo pronunciado. La política de máxima presión ha sido definitivamente un salto al precipicio al no comprender que las dinámicas del geopoder han variado sustancialmente y que ese método violento no fructifica, autodestruye.

La estrategia única del castigo a quien no obedezca sus designios

La falta de conocimiento de la estrategia militar ha llevado a la política de máxima presión económica y bélica, basada en intervenciones, chantajes, bloqueos, la que comenzó a fracasar desde la guerra de Vietnam y ha continuado con Cuba impertérrita, siendo derrotado el ejército estadounidense en todos lados y obligado a conformar coaliciones (“todos contra uno”) dada su debilidad; en Irak ya ha dicho Hezbolá que de no retirar sus fuerzas serán declarados objetivos militares, en Yemen se escuchan lastimeros gemidos para que Ansarolá no tome Marib, en Irán no han aceptado ninguno de sus reclamos ilegales, en Siria continúan cayendo sus mercenarios de los grupos terroristas como son Al Qaeda y Daesh, Venezuela se ha plantado duro exigiendo sus derechos, etc. Las declaraciones de Turquía manifestando que no necesita permiso de EE.UU. para el uso de S-400 rusos, es diciente.

Los rehenes de las agendas de guerra están despertando

El declive cada vez mayor de sus presidentes.

Desde el asesinado presidente John Fitzgerald Kennedy, exceptuando al presidente Jimmy Carter, la falta de preparación e ignorancia diplomática, además de poseer personalidades maleables, todos los mandatarios desde esa época han ido desvaneciéndose como estadistas.

Para no mencionar la superficialidad y violencia de George Bush, Barak Obama (de fácil palabra y escaso contenido), obtuvo un Premio Nobel de la Paz por estar sus 8 años de mandato en guerra, pasando por Donald Trump, gobernante lleno de temores y comportamiento no fiable desde la salud mental agravado por incontinencia verbal, agresivo en extremo, hasta caer en Joe Biden, quien no posee posición propia alguna sobre política interior y exterior, agobiado por una senilidad que marca serios daños a su razonamiento, la caída al abismo de USA es incontrastable.

Ya no valen los Medios Masivos de Desinformación (MMdeD) que intentan crear imágenes ilusorias de sus mandatarios y es imposible ocultar errores de Biden al manifestar que Kamala Harris es la presidente y no él, un indicativo demasiado fuerte de incoherencia.

Ello ha afectado negativamente el liderazgo propositivo que podría haber sido un soplo de paz.

El ascenso de dos potencias, el avance de la Resistencia y la unidad de las naciones soberanas multilaterales.

Definitivamente los conflictos con China y Rusia, a quienes considera enemigos reales, y las presuntas amenazas a su seguridad por Venezuela e Irán, por ejemplo, son el signo más evidente de la fragilidad en que se encuentra el régimen estadounidense.

El inmenso desarrollo científico, técnico, militar, social, económico, espacial, de varias naciones soberanas, marcan el cambio estructural hacia la coexistencia pacífica y definitivamente una tendencia hacia un sistema global multilateral basado en una legislación internacional de justeza social holística.

La crisis interna cada vez más evidente en suelo estadounidense

No es sólo poseer la población más drogadicta y armada del mundo, o tener una sexta parte de su gente en pobreza absoluta igual que un desempleo galopante, entre otras, sino los conflictos que se ven claramente por las pugnas entre demócratas y republicanos por el poder (no más), el ascenso lento de propuestas de justicia social y la crisis socio económica agravada por los problemas migratorios, junto con el racismo y la discriminación aumentada por el asesinato por parte de la policía, sino convertirse en  un conjunto explosivo con una degradación inmensurable.

Los MMdeD que siempre pudieron controlar la mente de la población parece que con las redes cada vez pueden embaucar menos a los pueblos, quienes desconfían de éstos ya que ahora saben que sirven a los conglomerados privatizadores y crueles que asesinan la vida.

No sea que Alemania se ponga en contra de su mentor y persista en obtener gas más barato y rápido de Rusia, pese a las amenazas de USA. El corolario es que la falta de un análisis sensato, el no cambio de discurso y de política exterior para comenzar un camino de paz, la creencia en un destino superior en el planeta, serán quienes cavarán la tumba del otrora Superman, Capitán América y Pato Donald.

¿Por qué lleva mascarilla si está solo y en su casa? La extraña escena de Aznar declarando como testigo en un juicio por corrupción

El tribunal le permitió testificar con el cubrebocas a pesar de que afirmó que se encontraba dentro de su domicilio y no estaba acompañado.

El expresidente del Gobierno de España José María Aznar compareció el miércoles ante un tribunal. Lo hizo por videoconferencia y en calidad de testigo para declarar sobre un caso de corrupción que implica a su formación política. Pero, además de sus afirmaciones sobre el desconocimiento del funcionamiento económico en el Partido Popular (PP), llamó la atención que lo hiciera mientras llevaba puesta una mascarilla blanca FFP2.

Uno de los abogados de las acusaciones particulares, Gonzalo Boye, ante esa circunstancia, le preguntó que si se encontraba solo, ante la duda de que pudiera estar acompañado o recibiendo asesoramiento, algo que está completamente prohibido.

«Sí, estoy totalmente solo», respondió el expresidente, que también afirmó que se encontraba en el despacho de su propia vivienda. Boye le inquirió entonces que por qué llevaba mascarilla si estaba solo, a lo que Aznar respondió: «Porque yo respeto las indicaciones de las autoridades sanitarias».

La escena ha sido muy cuestionada y se ha viralizado en las redes sociales. Son varias las dudas que se plantean al respecto. En primer lugar, se cuestiona la actitud del tribunal al permitir que un testigo declare con mascarilla cuando no hay ningún motivo para ello.

También se duda de si el expolítico se encontraba solo o acompañado, que sería el único motivo que explicaría de una manera racional el uso de la mascarilla, puesto que las autoridades sanitarias en ningún momento han recomendado llevar mascarilla en el propio domicilio cuando se está solo.

Incluso algunos internautas han querido ir algo más allá para señalar la incoherencia de que Aznar hiciera hincapié en que era una persona «respetuosa» con las indicaciones de las autoridades. Así, han recordado algunas de las intervenciones más famosas de Aznar, como cuando exclamó que a él «nadie le decía cuantas copas podía beber», en referencia a los límites de consumo de alcohol para conducir impuestas por la Dirección General de Tráfico, o que el expresidente se marchó de Madrid a su segunda residencia en Marbella tan solo un día antes de que se anunciara el decreto del estado de alarma y cuando las autoridades sanitarias ya recomendaban no salir de los domicilios, si no era imprescindible, para frenar la pandemia.

El balance de una década de guerra en Siria: 10 años de mentiras, ocultaciones y medias verdades

Tras ya diez años de violencia, de muerte y de barbarie, la crisis de Siria todavía no se detiene; y es que la agresión continúa. Es cierto que la violencia se ha reducido exponencialmente hasta recuperar una relativa seguridad con menos muertes violentas que por ejemplo Somalia, Brasil o incluso su vecina Iraq, y si bien todavía continúa activo el frente de Idlib, en el desierto no se ha erradicado la insurgencia del Estado Islámico e Israel sigue bombardeando de tanto en cuanto, a nivel militar hay un claro vencedor: el Estado sirio. Aun así, Siria está atravesando por uno de los peores momentos de su historia moderna, porque aunque a nivel militar la guerra esté terminando, las sanciones y la campaña de máxima presión continúan en una posguerra en la que el hambre toca la puerta de cada casa.

Como sucede desde 2011, los mercenarios de pluma y tinta siguen mintiendo. Mienten para justificar la agresión más despreciable no contra Siria; sino contra los sirios. Las mentiras y omisiones tienen las patas tan cortas que cada poco tiempo estas caen por su propio peso, forzando al bolero a inventar nuevos embustes. Hace una década el relato era contar la crisis siria como un conflicto en el que la violencia era unilateral, aun cuando las fuerzas islamistas monopolizaron el descontento desde el principio con la clara intención de militarizar algo legítimo –aunque esto ‘curiosamente’ se omitía comentar– , haciendo despliegue de todo tipo de violencia; desde la quema de edificios públicos, hasta matanzas como la de Jisr al-Shughour (2011) en la que las fuerzas opositoras masacraron a 120 miembros de las fuerzas de seguridad.

Después comenzó a equipararse al Estado Islámico con el Gobierno Sirio, igualando a Abu bakr al-Baghdadi con Bashar al Assad, aun cuando el Estado Islámico entró a Siria dándose la mano con el Ejército Libre Sirio; esos ‘rebeldes moderados’. Tal fue la coordinación entre moderados y extremistas, que sin las fuerzas de Baghdadi subordinadas a esos rebeldes tan supuestamente moderados (concretamente a grupos pertenecientes al Consejo Nacional Sirio al que hoy todavía algunos llaman oposición democrática), parte de la ciudad de Alepo no habría caído bajo el control de la oposición.

Alberto Rodríguez García, periodista especializado en Oriente Medio, propaganda y terrorismo.
Que Rusia e Irán estuviesen defendiendo la soberanía siria por invitación del Parlamento sirio era algo atroz; pero que Francia, Reino Unido, EEUU o Turquía ocupasen territorio sirio e invadiesen el país violando el Derecho Internacional era algo legítimo y de seguridad nacional.

Y es importante abrir un pequeño paréntesis: es cierto que hubo un sector de la oposición organizada de carácter progresista con demandas en abstracto de libertad. Un sector incluso liberal, occidentalizado y cosmopolita, pero era un sector tremendamente minoritario, compuesto por una juventud urbanita y acomodada, organizada mediante internet, aun cuando ni siquiera el 20% de la población siria utilizaba internet por entonces. Es decir, eran la minoría dentro de la minoría, pero hacían suficiente ruido como para opacar en el exterior (y es que eran el tonto útil como ha demostrado el tiempo) que los militantes islamistas –bien organizados con estructuras tanto dentro como fuera de Siria– estaban militarizando las protestas para forzar un conflicto armado y la intervención directa de la OTAN –como en Libia– y las potencias del golfo –que ya estaban interviniendo con dinero y logística–.

Más tarde, a pesar de que medio mundo llevaba años interviniendo en Siria de manera más o menos directa, empezó a haber injerencias legítimas e ilegítimas. Por un lado, que Rusia e Irán estuviesen defendiendo la soberanía siria por invitación del Parlamento sirio era algo atroz. Por otro lado, que países como Francia, Reino Unido, EEUU o Turquía ocupasen territorio sirio e invadiesen el país violando el Derecho Internacional de todas las maneras posibles… bueno, era algo legítimo, de seguridad nacional y otras tantas excusas baratas para la audiencia más dunda. Ahora que la oposición ha demostrado ser incapaz de gobernar y estabilizar hasta el más remoto de los pueblos, ahora que el resultado militar es claro, ahora que todos los que podían intervenir lo han hecho y que otrora agresores como Emiratos Árabes Unidos prefieren el entendimiento y la reconciliación, las mentiras son incluso más sibilinas; porque tienen como objetivo la justificación no de inversiones y aventuras militares, sino de castigar directamente a los sirios con hambre y frío.

Hoy por hoy no faltan aquellos que culpan al Gobierno sirio de la durísima crisis que atraviesa el país. Apelan al «Assad o quemamos el país» de 2011, despojando la arenga de contexto alguno y sin entender siquiera que un lenguaje tan incendiario y fuerte, en un contexto de conflicto, no es más que propaganda y retórica típica tanto de un bando como del otro. Lo que ocultan quienes afirman tal patraña es que las posguerras son siempre duras, pero es que ahora hay una campaña de máxima presión contra Siria que aísla al país completamente. Porque las sanciones no afectan al Estado, sino a los ciudadanos. Porque las sanciones impiden que la familia en el extranjero pueda enviar dinero para ayudar a los familiares en Siria (y para tener algo de perspectiva, una ayuda así es tan importante como que por ejemplo la economía libanesa se sostiene gracias a la diáspora). Porque las sanciones impiden que Siria pueda exportar grano y materias primas, o siquiera alcanzar acuerdos comerciales como los que mantenían al país antes de la guerra. Porque las sanciones impiden la reconstrucción y el desarrollo de Siria; pero es que ese es su objetivo reconocido.

Alberto Rodríguez García, periodista especializado en Oriente Medio, propaganda y terrorismo.
Los mismos países, activistas y tramposos que hablaban de que las condiciones de vida debían mejorar en Siria, ahora quieren castigar a los sirios condenándolos al hambre, celebrando su hambre, para que nunca conozcan la paz.

Pero es que además, EEUU y Turquía están expoliando los recursos sirios tales como gas y petróleo, haciendo que el país no pueda ser autosuficiente. Pero es que además, en una década de guerra, la oposición destruyó la industria siria del territorio que ocupaban, para vendiendo las fábricas y los equipos en Turquía. Es decir: Siria está fragmentada, destruída y saqueada. Eso es un factor muy importante para entender la crisis, porque si el Gobierno sirio fuese tan cafre como tienden a simplificar algunos, no se explica que hasta 2011 el país no tuviese una crisis remotamente parecida a la actual. Porque si bien el dólar ahora mismo se cambia a 4.000 libras sirias, durante años ha estado en 1 dólar igual a 50 libras sirias. Porque Líbano, con un sistema bancario que permitía respirar a Siria a pesar del aislamiento y las sanciones, ahora está económica, política y socialmente destruido, y ese contexto también ha arrasado con Siria. Porque en Siria no faltan materias primas, y de hecho las cosechas se están recuperando, pero el aislamiento forzoso y el saqueo han sido tales, que los sirios no tienen con qué comprar nada.

Hace diez años hubo unas protestas en Siria para pedir una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. No eran unas protestas en base a reivindicaciones en abstracto, sino en base a cambios materiales contra un proceso de liberalización de la economía que había empezado a principios de siglo. Sin embargo, esas protestas quedaron monopolizadas por sectores islamistas de línea muy dura, que habiendo aprendido de décadas de insurgencia, supieron militarizar el descontento valiéndose de las particularidades del sistema tribal, la división entre lo urbano y lo rural y con una tan generosa como innegable ayuda del exterior. Y esos mismos países, activistas y tramposos que hablaban de que las condiciones de vida debían mejorar en Siria, ahora quieren castigar a los sirios condenándolos al hambre, celebrando su hambre, para que nunca conozcan la paz. Porque el Estado sirio no va a caer, porque Bashar al Assad va a volver a ganar en sus próximas (y últimas) elecciones presidenciales y porque mientras eso siga así, continuará la agresión contra el país. Porque las mismas potencias que quisieron destruir Siria, quieren que Siria nunca renazca de sus cenizas. Porque la infamia no conoce los límites.

 

El «hombre de los maletines» en la Policía sale de la comisión de Kitchen con una denuncia por mentir

Miguel Ángel Bayo, un facultativo de la Policía que antes de funcionario sin placa fue agente, comenzó su comparecencia ante la comisión del Congreso por el caso Kitchen declarándose «un cajero de cuarta» y se marchó reconociendo que, como reveló elDiario.es en marzo de 2019, era el «hombre de los maletines» en el Cuerpo y actuaba como mano derecha en diferentes cuestiones para el jefe de la brigada política, Eugenio Pino.

El sumario de Kitchen revela el descontrol sobre los fondos reservados treinta años después de los GAL

El sumario de Kitchen revela el descontrol sobre los fondos reservados treinta años después de los GAL

En palabras del propio Bayo, él hizo de «transportista» del dinero que salía del Ministerio del Interior hacia la Policía para sufragar las operaciones secretas y no se limitaba a llevar y traer papeles, sino que los leía y se pronunciaba sobre ellos, también sobre las notas informativas que elaboraba el comisario José Manuel Villarejo.

Para eso tuvieron que pasar cuatro horas de preguntas que Bayo había sorteado «vehemente», como él mismo se describió, y con un mantra: no hablaba de nada porque todo era material reservado. Así sobrevivió a las preguntas del PSOE o de Vox, pero no a las del portavoz de Unidas Podemos, Enrique Santiago, que se plantó a la excusa del material reservado por ser falsa.

Santiago recuperó la orden del Gobierno de desclasificar las cuestiones por las que se le estaba preguntando a Bayo, a petición en su momento de la Audiencia Nacional, y terminó invocando el artículo 502.3 del Código Penal para que se informe a la presidenta de la Cámara de que el diputado apreciaba «claramente indicios de criminalidad» en el facultativo jubilado. El citado artículo recoge que «el que convocado ante una comisión parlamentaria de investigación faltare a la verdad en su testimonio será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses.»

Cerró el turno de preguntas, el portavoz de EH Bildu Jon Iñarritu, quien logró que Bayo, descentrado, dejara de hablara de «cajero de cuarta» para reconocer que él llevaba y traía el dinero de los fondos reservados, que era el «transportista» del dinero y que, como dijo Pino en sede judicial, le llevaba las notas informativas de Villarejo sobre cuestiones como la Operación Catalunya a otro destacado miembro de la policía política, Marcelino Martín-Blas. Y no solo que las llevaba, que también las leía y opinaba sobre su contenido.

Pero las preguntas de Iñarritu provocaron que Bayo cometiera otro error. El facultativo jubilado aseguró que él accedía a documentación confidencial sin autorización expresa para ello, una grave irregularidad. El CNI es la autoridad nacional para la protección de la información clasificada, a partir de la Ley que regular el propio Centro desde 2002. Como tal, emite unas normas que debe cumplir cada Ministerio para que su personal acceda y maneje información clasificada, según una norma de 2012.. Para que cualquier funcionario pueda acceder a esa documentación eso tiene que haber una resolución positiva del CNI. Esa es la “habilitación personal de seguridad” que Bayo ha reconocido que nunca tuvo.

Colaboración con el comisario Villarejo

En su turno, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, había recuperado el historial de Miguel Ángel Bayo. Se trata del funcionario que firmaba los documentos que eximían a Villarejo de comparecer en rueda de reconocimiento en la causa por el apuñalamiento de la doctora Pinto, alegándose viajes al extranjero.

La medalla pensionada que le concedió el comisario Pino a Bayo, como le había recordado el diputado socialista David Serrada, fue defendida oficialmente por el director adjunto operativo por ser «el encargado de la gestión y control de todo lo relativo a los fondos o gastos reservados del Cuerpo Nacional de Policía, a nivel nacional, teniendo la información que maneja en este ámbito carácter secreto, de acuerdo a la normativa de secretos oficiales”. Una imagen ésta muy alejada del «cajero de cuarta» que había intentado ofrecer el compareciente.

Tras hacerle incurrir en varias contradicciones, el diputado Rufián concluyó: «Un patriota tiene que ponerse a temblar y desear que alguien como usted nunca esté en las instituciones».

Fuente: (https://www.eldiario.es/politica/hombre-maletines-policia-sale-comision-kitchen-denuncia-mentir_1_7320822.html)

La OMS da su apoyo a la propuesta de suspender las patentes de medicinas anticovid

EFEGinebra
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, apoyó hoy la propuesta de que «se suspendan las patentes de vacunas», tratamientos y otras herramientas sanitarias contra la COVID-19, que se debate en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

«Es el momento de usar todas las herramientas que tengamos para poder aumentar la producción, lo que incluye la transferencia de licencias gratuitas y la «exención de los derechos de propiedad intelectual».» Es ahora o nunca», subrayó Tedros en rueda de prensa.

“Esta película sobre Mikel Zabalza es una pequeña venganza hacia todo el sistema torturador que sufrí”

ENTREVISTA

Hablamos con Miguel Ángel Llamas y Amaia Merino, directores de ‘Non dago Mikel?’, demoledor documental sobre el caso de Mikel Zabalza que ha tardado más de 10 años en ver la luz y que llega por fin a las salas este viernes 26

La madrugada del 26 de noviembre de 1985, la Guardia Civil detuvo a Mikel Zabalza, joven navarro cuyo único delito era ser conductor de autobuses en Donosti. La Guardia Civil también detuvo a su novia y a su primo. En su pueblo (Orbaitzeta) detuvieron a sus hermanos y en Errenteria a Ion Arretxe. Fueron trasladados al cuartel de Intxaurrondo, donde se les torturó aplicándoles la Ley Antiterrorista. Todos fueron puestos en libertad menos Mikel, dado por desaparecido en un país que se vendría ante el mundo como una democracia europea más. Su cadáver apareció días más tarde en el río Bidasoa.

El pasado lunes 22 de febrero, 35 años después, hemos podido escuchar por primera vez la conversación que mantuvieron Luis Alberto Perote (entonces coronel del CESID) y Pedro Gómez Nieto (capitán de la Guardia Civil destacado en Intxaurrondo a las órdenes del infame Coronel Galindo) y en la que admiten que Zabalza murió cuando estaba siendo torturado.

Antonio Rubio y Manuel Cerdán, periodistas de El Mundo, publicaron la reproducción de esta grabación y la mostraron como prueba en el sumario que investigaba el Caso Zabalza. Pero el tribunal creyó que la grabación no presentaba “una mínima calidad convictiva” porque el capitán Gómez Nieto negó que existiera esa conversación.

Esta esclarecedora grabación forma parte de la investigación que los directores Miguel Ángel Llamas y Amaia Merino realizaron para su documental Non dago Mikel? (¿Dónde está Mikel?). Cuando comenzaba a trabajar en la película, en 2011, Llamas fue detenido durante una operación de la Policía Nacional para desarticular la web Apurtu.org. Pasó año y medio en prisión y salió en libertad bajo fianza.

En cuartopoder hablamos con él y con Merino, directores de Non dago Mikel?, demoledor documental que ha tardado más de 10 años en ver la luz y que llega por fin a las salas este viernes 26.

-La proyección de Non dago Mikel? en el Festival de San Sebastián fue muy emotiva.

-Miguel Ángel Llamas: Un hombre de unos 55 años presentó la película tras la proyección, en el coloquio posterior. El hombre estaba mudo, no hablaba. Con las mascarillas no veíamos lo que le pasaba, no entendíamos nada. Estaba totalmente emocionado, llorando porque la historia había pasado ahí mismo, al salir a la calle, en su propia ciudad.

Miguel Ángel Llamas y Amaia Merino. / Suria

-Empecemos por la actualidad, la conversación entre el Perote y Gómez Nieto en la que admiten que Zabalza murió mientras era torturado en Intxaurrondo. Este material lo teníais, pero no aparece en el documental. ¿Es una decisión creativa o hay alguna otra decisión?

Amaia Merino: Es una decisión creativa. Han pasado 35 años del caso Zabalza y es un caso muy plural, abierto, teníamos muchísima material de mucha gente. Pero nos preguntamos para qué estábamos haciendo esta película. Y pensamos que lo más efectivo era contar lo que pasó en aquellos 20 días. Era una manera de ofrecer una experiencia al espectador porque había un excelente material para logarlo. Queríamos que el espectador tuviera su propia experiencia, su propia opinión, que nadie le dijera lo que tenía que pensar. Y no digo que seamos neutrales, pero nuestro punto de vista es cinematográfico.

-Hay una imagen de archivo que no pertenece a esos terribles 20 días. Y es de los noventa, cuando habla nuevamente la madre de Zabalza, pero ya más mayor. ¿Por qué?

A. M: Durante la película esos 20 días pasan como el plomo. Y de ponto transcurren diez años y el caso sigue igual, sin resolverse. Y eso te lleva de un salto al día de hoy. No ha pasado absolutamente nada, sigue habiendo una versión oficial que se mantiene, nadie ha reconocido que eso no fue así. Y todos los amigos y familiares de Ion que fueron torturados quedan como unos mentirosos.

-Un gran idea de Non dago Mikel? es que Ion Arretxe (director de arte, decorador, actor y escritor), torturado también en Intaxurrondo, se convierte en Zabalza. Es todo un acierto que uno de los torturados con él lo cuente todo, a veces sientes que es Zabalza el que habla.

A. M: Exactamente. Y usa uno de sus muchos oficios para contar lo que pasó dibujando y haciendo la maqueta del piso donde lo torturaron.

-También Intxaurrondo es un personaje más en el documental. Es terrible ver lo cutre de aquellas torturas tan poco sofisticadas. Cómo se usaba un simple piso para torturar y asesinar, con la bañera del cuarto de baño para ahogar a los detenidos.

A. M: Cutre y cruel, ahí vivían sus familiares, sus niños, las esposas de los guardias civiles…

M. A. L: Los propios guardias civiles que vivían en Intxaurrondo eran fuentes de información. Había guardias civiles que llegaban al cuartel con la idea de luchar contra ETA, como una misión heroica. Pero descubrieron quiénes mandaban en el cuartel, el tema del narcotráfico, la guerra sucia… Y sus familias escuchaban los gritos de personas que estaban siendo torturadas. Hasta llegaron a quejarse de que así no se podía vivir, que tenían que poner la televisión alta para nos escuchar los gritos. Algunos de esos guardias civiles se convirtieron en fuentes de información, pero era tal el clima de terror de Rodríguez Galindo y los suyos que no hubo gargantas profundas que se animaran a participar en un juicio.

-Ion Arretxe dice en el documental que con la transición se nos vendió que los fascistas ya eran buenos y los etarras cada vez más malos. Sugiere un lavado de cerebro.

«A mucha gente se le cayó la venda de los ojos con lo que le pasó a Zabalza porque pensaban que los socialistas iban a hacer algo para acabar con el postfranquismo»

A. M: Por eso era muy difícil hacer entender que te habían torturado.

M.A.L: El caso Zabalza movió a mucha gente porque dura 20 días. A mucha gente se le cayó la venda de los ojos con lo que le pasó a Zabalza porque pensaban que los socialistas iban a hacer algo para acabar con el postfranquismo, para que no hubiera más torturas. Pero en este caso se detiene a una persona bajo la Ley antiterrorista y de forma legal, se le traslada a un centro de detención legal y esa persona desaparece bajo custodia policial. No es que denuncie torturas, es que desaparece. Es gravísimo. Hay un desaparecido en Europa, en una democracia. Y a mucha gente le vino a la cabeza Chile, Argentina… Y el miedo de que le pudiese pasar a cualquiera. Se les cayó la venda de los ojos.

-Hay un momento de Non dago Mikel? en el que el alcalde del pueblo de Zabalza, Orbaizeta, se despide de él ante los vecinos. Al verlo no puedes evitar relacionarlo con el caso de Miguel Ángel Blanco, imagen que conoce todo el mundo. Pero la de pueblo de Zabalza nadie la conoce. ¿Hay un relato que llega y otro que no, que se silencia?

M. A. L: Es el debate sobre la batalla del relato. Nosotros no queremos entrar en esa batalla, queremos conformar de un relato más heterogéneo y plural que el que hoy se nos impone. Si la propia sociedad vasca no cuenta su historia con múltiples relatos que conformen ese relato común vendrán de fuera y lo harán por nosotros. Y, evidentemente, quien tiene más dinero y más poder es el que manda. Y se ha impuesto un relato único.

-La actualidad no ayuda mucho a ser optimista. Este mes ha muerto Rodríguez Galindo, el capo de Intxaurrondo que de 35 años de cárcel solo cumplió 4. En mayo de 2020 también murió Billy el Niño, impune y cobrando su pensión hasta el final. La injusticia es enorme.

A. M: Por eso dejamos al final a la madre de Mikel, que dice que lucha “contra una empresa muy grande, pero algún resquicio habrá”.

M. A. L: También es importante el trabajo de investigación de Paco Etxeberria (antropólogo forense y asesor del Gobierno en materia de memoria histórica). Su trabajo sobre las torturas llega hasta 2011. A mí me detuvieron en 2011 y las personas detenidas conmigo fueron torturadas, han sido los últimos navarros torturados por la Guardia Civil. Tres de ellos han logrado que Estrasburgo falle a su favor diciendo que sus denuncias de torturas no fueron investigadas. Y el juez instructor era Fernando Grande Marlaska, que hoy es Ministro del Interior. Y las personas que les torturaron siguen trabajando como guardias civiles. Hay torturadores que siguen activos y van a tener sus pensiones, como Billy El Niño.

-Se tiene una idea de las últimas torturas como algo de los años setenta, de Billy El Niño y de la Brigada Político Social, pero lo que mencionas ha sucedido prácticamente ayer. Y eso no nos lo cuentan en la televisión.

M. A. L: También ha habido torturas en la Ertzaintza (policía autónoma vasca). Tiene 300 denuncias de torturas y hay responsables, grupos policiales que han hecho eso. Y a día de hoy siguen trabajando en la ertzaintza.

-Hay otro momento en el que Ion Arretxe se rompe. Es cuando Paco Etxeberria le dice que la entrevista por fin ha terminado, que es como decir que también su película ha terminado.

M. A. L: Ion tenía muy elaborado lo que había vivido. Había estado con profesionales, había escrito un libro. Cuando está ante Paco Etxeberria, que es como un escáner, vuelve a revivir Intxaurrondo y cuando acaba de contarlo…

A. M: … Se quiebra porque acaba de contar su relato oficialmente, a alguien que investiga de forma oficial.

M. A. L: Esta película es una pequeña venganza hacia todo el sistema torturador que sufrí.

-Qué diferencia hay entre las tortura de Jon y Mikel y la que viviste. ¿Era más sofisticada, sutil?

«Yo trataba de empatizar con mis torturadores para que no me golpearan, pero no lo conseguía»

M. A. L:  A mí me detuvieron en el 99 y fue todo muy básico. Crean un ambiente de miedo, de repente nada de lo que conocías funciona. Yo trataba de empatizar con mis torturadores para que no me golpearan, pero no lo conseguía. Intentas ser simpático y obediente con los que te están torturando. Dicen que hagas flexiones y las haces, dicen que te agaches y te agachas, dicen que te pongas tú mismo la bolsa en la cabeza y lo haces. Y lo haces con ganas de hacerlo bien para satisfacerles. El tema de la bolsa lo entienden pocos porque nadie entiende que algo tan común como una bolsa del súper pueda ir contra ti de esa manera. Tienes la sensación de que nadie te va ayudar, no te atreves a decirle al forense lo que te están haciendo porque sabes que están escuchando o que ese forense es de la Audiencia Nacional y quien ha ordenado tu detención es la Audiencia Nacional. Me autoinculpé de un atentado que no puede hacer, porque estaba en otro lugar, y lo hice para que parasen la tortura. Firmé una declaración policial comiéndome ese marrón y sabiendo que podría ir quince años a la cárcel.

-¿Sigue habiendo torturas?

M. A. L: Desde el 2011, las personas a las que se les ha detenido bajo la Ley antiterrorista no han denunciado torturas, por lo tanto ha habido una orden para que se deje de torturar. La tortura en Euskal Herria la cortaron y eso deja claro que era una orden.

A. M: Pero la Ley antiterrorista sigue ahí. Nadie está libre.

-Felicidades por el documental y que lo vea mucha gente.

M. A. L: Muchas gracias.

A. M: Eskerrik asko.