Margarita Robles: la ministra que se deja querer por la derecha

Sus buenas relaciones con los mismos medios que atacan al titular de Interior, Fernando Grande Marlaska, molestan mucho en el seno del Consejo de Ministros

Hacer un repaso por la hemeroteca es confirmar que a la ministra de Defensa la quieren bien en los medios de comunicación de la derecha que, día sí y día también, dedican toda su artillería pesada contra el Gobierno de coalición y sus dos máximos estandartes: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Margarita Robles (León, 1956), hija de una familia adinerada durante el franquismo, siguió la estela de su padre, abogado, y estudió Derecho. Si bien, consiguió dar un salto más y se hizo magistrada con solamente 25 años, siendo una de las primeras juezas de España.

Más felipista que el propio Felipe González, no en vano fue el felipisimo quien la sacó de la judicatura en 1993 para nombrarla subsecretaria de Estado de Justicia, que supondría el primer paso de una carrera apoteósica dentro de la estructura del Estado. Robles ha sido secretaria de Estado de Interior; vocal del Consejo General del Poder Judicial –a propuesta del PSOE-; ministra de Asuntos Exteriores; portavoz socialista en el Congreso, y, desde junio de 2018, ministra de Defensa.

Considerada una mujer de orden, sus buenas relaciones con los mismos medios que atacan al ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, molestan mucho en el seno del Consejo de Ministros. De todos los ministros, es la única que se muestra inflexible a reestructurar gastos de su departamento para dedicarlos a la urgencia social y sanitaria derivada del Covid19.

Mientras que la brunete mediática usa un lenguaje de odio y fake news contra el Gobierno de España, a la ministra Robles le dedican loas de difícil digestión. “La discreta y leal señora Robles” o “la bombera de Sánchez que apaga los incendios de Iglesias y del ministro de Justicia” son sólo algunos de los titulares que le han dedicado a Robles, mientras que a Grande Marlaska lo acusaban de golpista.

Hasta la mismísima Cayetana Álvarez de Toledo, cuyo extremismo y exabruptos verbales molestan incluso a miembros del PP, ha salido en defensa y aplaudido los comentarios de la ministra de Defensa: “Están a un paso de llamar golpista a Margarita Robles”, dijo la diputada del PP durante la crisis que sufrió Marlaska con la cúpula de la Guardia Civil, por el informe falso salido de la Comandancia de Madrid y que supuso el cese de Pérez de los Cobos por falta de confianza. En lugar de salir en defensa de Marlaska, Robles negó comportamientos antidemocráticos en el seno de la Benemérita, cuerpo al que le niega derechos civiles como la sindicación o asociación, como reclaman guardias civiles vinculados al sector renovador y progresista, para lo que sería preciso desmilitarizar la Guardia Civil y asemejarla al estatus de la Policía.

Felipista hasta la médula

A la reacción del secretario provincial del PSE en Guipúzcoa, Eneko Andueza, que a unas declaraciones de Felipe González, en contra del Gobierno de coalición, pidió la expulsión del PSOE del expresidente por estar “muy lejos del partido conceptualmente y como militante”, la ministra Robles se revolvió como gato panza arriba y salió a ensalzar su figura, lo que, por supuesto, le valió también los aplausos y titulares merengados de los medios de comunicación, entre ellos la Cadena Ser, donde la defensa de Felipe González es dogma de fe.

Durante el acoso que ha sufrido el Gobierno de España por parte de la derecha, debido a la manifestación del 8M, que finalmente ha quedado archivada judicialmente pero que como relato ha funcionado para culpar al feminismo de la expansión del contagio del coronavirus, Robles no es que no saliera a defender al movimiento feminista, sino que afirmó, en una entrevista publicada por ‘El País’, que “no he ido nunca a manifestaciones del 8M”.

El pasado conservador de Robles viene de tiempo atrás. Ya en 2010, cuando era miembro del Consejo General del Poder Judicial, fue recusada por el entonces magistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, por ser una de los tres vocales que más animadversión mostraron contra el exjuez que investigó el caso Gürtel, finalmente apartado de la carrera judicial a instancias de los cabecillas de la trama corrupta vinculada al Partido Popular. La enemistad de ambos se remonta a la instrucción del ‘Caso Gal’, realizada por Baltasar Garzón, que terminó destapando la existencia de un cuerpo parapolicial en el seno del Gobierno de Felipe  González.

En una entrevista de 2017, emitiada en el programa ‘Salvados’ de La Sexta, el comisario Villarejo, actualmente en prisión, afirmó que la ministra Margarita Robles le encargó un informe contra el juez Baltasar Garzón con la intención de “destruirlo”. El propio Baltasar Garzón confirmó la versión de Villarejo y aseguró que él mismo pidió explicaciones a Robles por el informe Véritas, aunque ésta nunca se las dio.

Actualmente, la ministra Robles permanece como verso suelto dentro del Gobierno de coalición, después de su destitución como ministra-portavoz, cargo que ejerció en la breve legislatura tras la moción de censura, por falta de sintonía con Pedro Sánchez y su “escaso rendimiento”, según fuentes de Moncloa.

 

Pablo Iglesias: “Esto no va de pedir el voto, esto va de que los barrios trabajadores vayan a votar”

El candidato de Unidas Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, se ha reunido este sábado en Parla con organizaciones de la sociedad civil que defienden la educación y la sanidad públicas

El El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, en Parla – UNIDAD PODEMOS

Pablo Iglesias, candidato de Unidas Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, ha condicionado el cambio de gobierno a que voten los barios trabajadores. “Esto no va de pedir el voto, esto va de si gana la mayoría, de que Parla y los barrios trabajadores vayan a votar. Si eso ocurre, claro que pueden cambiar las cosas”, ha señalado. Iglesias se ha reunido este sábado en Parla con organizaciones de la sociedad civil que defienden la educación y la sanidad públicas.

Imagen
Iglesias se ha reunido en Parla con organizaciones de la sociedad civil que defienden la educación y la sanidad públicas. 

La visita a este municipio del sur de la Comunidad de Madrid ha comenzado por la explanada donde está previsto, desde la anterior legislatura por los gobiernos del PP, la construcción de un instituto público. Esta es una de las reclamaciones históricas de Parla, junto a la construcción también de un colegio público y una mayor inversión en profesorado que permita disminuir las elevadas ratios de las aulas.

Las asociaciones por la defensa de la sanidad pública han denunciado el abandono de la Comunidad de Madrid a los territorios del sur, donde los ambulatorios siguen cerrados por la pandemia y donde la falta de inversión ponen en peligro la atención a enfermedades no covid.

«Estos problemas de transporte, de sinhogarismo, de falta de inversión en infraestructuras educativas y sanitarias, no se pueden entender en una región como la Comunidad de Madrid. Esto no va de pedir el voto, esto va de si gana la mayoría, de que Parla y los barrios trabajadores vayan a votar. Si eso ocurre, claro que pueden cambiar las cosas», ha señalado Iglesias al término de la reunión.

Imagen

Al encuentro le han acompañado los y las candidatos a la Comunidad de Madrid Isa Serra, Alejandra Jacinto, Jesús Santos y la portavoz de Podemos Parla, Leticia Sánchez.

Las asociaciones que han asistido han sido Unión de AMPAS, Plataforma por la Escuela Pública, Inclusión real Ya, Plataforma pensionistas de Parla, Plataforma con Parla no se juega, Parla Obrera y Popular, Parla Cuida.

ARTÍCULO 47 DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA «vivienda digna y adecuada.»

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.

Los forenses estudian si restos humanos aflorados por las lluvias en Madrid son de fusilados por el franquismo

 

Así estaba el osario, aflorado por un movimiento de tierra, en 2018, durante la visita de los forenses de Aranzadi

 

Alrededor de 3.000 represaliados por el franquismo fueron asesinados en el madrileño cementerio de La Almudena y no tuvieron una sepultura acreditada. Ni siquiera sus nombres aparecen en ningún lugar del camposanto porque el Ayuntamiento decidió arrancarlos del memorial que dignificaba su vida y su muerte. ¿Dónde están los restos mortales de esas personas? Durante años, sus familiares pensaron que habían sido incinerados a partir de 1981 en el Crematorio de Carabanchel. No era una suposición, la empresa de servicios funerarios se lo indicaba así. La aparición reciente de restos humanos en osarios que se creían desenterrados hace creer, ahora, que lo que les dijeron podría no ser del todo cierto.

Ya habían aparecido huesos humanos anteriormente. Con las lluvias de la primavera de 2017, surgieron en una zona en cuesta, dentro de un recinto restringido utilizado para los trabajos de jardinería. El anterior Gobierno de la capital de Manuela Carmena, mediante el interés que puso en ello la desaparecida Oficina de Derechos Humanos y Memoria, inició la licitación de un estudio, que habría realizado la Sociedad de Ciencias Aranzadi, pero cuya adjudicación se pilló los dedos con el fin de la legislatura y el Gobierno del Partido Popular no lo continuó. El pasado 23 de febrero, de nuevo con las lluvias, ha vuelto a resurgir el pasado incierto y anónimo, de entre los muertos, en el mundo de los vivos.

Un mes después, el gerente de la empresa de Servicios Funerarios, Fernando Sánchez, compareció en la Comisión municipal de Seguridad y Emergencias para dar respuesta a una pregunta del portavoz del grupo socialista, Ramón Silva, e informó que dentro del convenio que ya existe con la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid —y que finaliza en noviembre de este año— se había solicitado, al fin, un estudio sobre los restos óseos, tanto los que afloraron en 2017, que fueron tapados de nuevo con tierra, como los más recientes. Los resultados estarán disponibles para comienzos de mayo. Mientras tanto, los familiares de los asesinados no salen de su asombro.

«Durante 60 años nos dijeron que los restos humanos de los osarios habían sido incinerados», explica Tomás Montero, del colectivo Memoria y Libertad. Y así sigue siendo, a pesar de la aparición de osarios que se creían vaciados. Este diario ha accedido a una comunicación de la Secretaría de Cementerios con el familiar de una víctima desaparecida, de este mismo año, en la que se le indica que los restos no reclamados por los familiares fueron «incinerados» y «las cenizas se depositaron en el cinerario común del cementerio Sur (…) a finales de los años 80». No hay ni siquiera una fecha concreta de cuándo se hizo ese traslado. «Eso debería haber quedado registrado en algún lado», se pregunta Montero, cuyo abuelo, Tomás Montero Labrandero fue fusilado el 14 de junio de 1939 contra la tapia del cementerio. A él también le habían dicho que los restos de su abuelo habían sido cremados.

En el libro de referencia Los fusilamientos de La Almudena, el documentalista Manuel García Muñoz explicó qué ocurría con los cuerpos tras los fusilamientos: se les enterraba en tumbas de caridad, situados en un orden determinado y se tomaba nota para poder identificarlos. Los familiares que reclamaban los cuerpos para llevarlos a nichos o tumbas de su propiedad, se les daba permiso siempre que lo hicieran «sin ninguna publicidad». Las fosas comunes podían incluir hasta 15 cuerpos. «Pasados diez años, las familias eran avisadas para que se hicieran cargo de los restos. Si no lo hacían eran trasladados al osario». La inmensa mayoría no recibieron esta comunicación porque habían cambiado de domicilio tras la guerra y, en otros casos, preferían no significarse. «Años después, los restos depositados en el osario fueron trasladados al cementerio de Carabanchel y allí, en un horno crematorio, reducidos a cenizas», escribe García Muñoz.

A los Servicios Funerarios de Madrid les consta la existencia de cuatro osarios históricos. La primera de ellas (zona 1), de unos 2.000 metros cuadrados, tiene una capa de cemento encima, se utiliza como depósito temporal y su acceso está restringido; está situada junto al antiguo crematorio. La segunda (zona 2) es otra área cerrada al paso a los visitantes, muy próxima a la anterior, en este caso vallada, que la contrata de jardinería utiliza como almacén, de unos 1.500 metros cuadrados. Esta no tiene cemento encima sino tierra, por lo que las escorrentías han hecho aflorar los huesos. Ninguno de estos dos osarios han sido vaciados.

Estos mismos servicios sí tienen confirmación del vaciado de los otros dos osarios históricos. Uno (zona 3) estaba situado, antiguamente, extramuros. Hoy, la zona la ocupa una galería de columbarios frente al cementerio. Se afirma que los restos fueron trasladados «en los años 80». Y el último (zona 4) corresponde al osario del Cementerio Civil, que quedó inundado por una avería de cañerías en el año 2000 y por ello fue vaciado e incinerado.

Paloma Contreras, es una experta en cultura funeraria y, en especial, en la historia del Cementerio Civil. «Muchas de las personas cuyas sepulturas vencieron durante los años cuarenta [del siglo XX] fueron depositados en el osario del civil», explica. «Depositados y olvidados, convirtiendo el osario en una especie de vertedero desde entonces. El muro se cayó y la gente encontró un sitio cómodo donde tirar sus desperdicios», añade. «El problema está en que eso no se documentó, ya que no era obligatorio por parte del cementerio aunque por dignidad sí lo deberían haber hecho, y el recuerdo de esas personas se perdió en el tiempo», dice Contreras.

Ese osario contenía los restos de muchísimos republicanos, «familiares de alguien, que nunca van a tener la oportunidad de recuperarlos» y también personajes más conocidos de la época, como [el anarquista] Mateo Morral, [la abogada e intelectual] Hildegart Rodríguez o Juana Posse, la madre de Pablo Iglesias, el fundador del PSOE. «Este último caso me da especialmente rabia, y demuestra que se hizo a traición y sin conocimiento ni ganas de perpetuar la memoria histórica porque el mausoleo de Iglesias está a escasos metros de ese osario. Lo lógico es que se hubiesen sacado los cadáveres, reconocido y documentado su traslado», añade Contreras.

Posibles fusilados

Como responsable de memoria de la mencionada Oficina de Derechos Humanos del Ayuntamiento de Madrid, Txema Urkijo fue quien impulsó el estudio sobre la situación del osario que finalmente no se realizó. «Frente a las informaciones que se habían ofrecido durante muchos años por parte de los responsables del cementerio y del Ayuntamiento de Madrid, que decían que se habían vaciado e incinerado los osarios, parecía que no era así y que había indicios que apuntaban en la dirección de que ese osario estaba en uso en los años que correspondían a los fallecidos e inhumados en la década de los años 30 y 40, es decir, que entre otros miles de madrileños, también podían encontrarse ahí los restos de las personas fusiladas entre abril de 1939 y febrero de 1942 en las tapias del cementerio y que no habían sido reclamados», recuerda Urkijo.

Urkijo realizó una primera visita con el que probablemente es el forense más relevante en España, Francisco Etxebarria, de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, para tener una primera aproximación con la que orientar al Ayuntamiento sobre qué tipo de estudio debía acometerse. «Vinieron tres especialistas de Aranzadi y estuvieron viendo el terreno. Vieron que había mucha mezcla de escombros y cal, y que iba a ser prácticamente imposible proceder a casi ningún tipo de identificaciones, en una primera valoración muy a priori». El estudio iba a ser «riguroso y complejo», con un fuerte trabajo de arqueología forense y documentación para el que se abrió una licitación pública ya que el coste, 62.000 euros, iba a ser elevado. Tenía como objeto analizar si había «signos de violencia como causa del fallecimiento de algunos» de los restos depositados en la mencionada zona 2. No se pudo realizar la adjudicación porque Aranzadi, única empresa que se presentó, no se había inscrito en el Registro Oficial de Licitadores.

Jesús Martín, antropólogo de la asociación científica Arqueoantro, ha visitado recientemente los dos osarios para incluirlos en el mapa de fosas de la Comunidad de Madrid que está realizando, con una subvención del Ministerio de Justicia, para actualizar el actual. «Nos quedamos bastante impactados» dice, ya que no esperaban encontrarse con una fosa común «de tanta importancia». Para Martín, no cree que la mayor dificultad para estudiar los restos sea «la cal o la tierra» sino «la cantidad», debido a que «están muy mezclados y por tanto no tienen conexión anatómica». No obstante, esta dificultad se puede intentar acometer «con tiempo y dinero»: «es un esfuerzo que en Madrid se tendría que poder hacer y, aunque no se pueda identificar a las personas, sí podría demostrarse que se trata de fusilados», añade.

Txema Urkijo recuerda que esta no es solo una cuestión que afecte a las personas fusiladas y sus familias, sino que es un asunto más amplio, de interés público. «No sé si a los ciudadanos madrileños les apetece mucho tener un osario en su cementerio donde los restos afloran cada vez que hay unas lluvias demasiado fuertes —dice—, no parece que sea lo más adecuado». La intención de la anterior corporación de Ahora Madrid era, una vez realizado el estudio, no vaciar el osario sino «dignificar la zona» y acompañarla del memorial junto a la puerta de O’Donnell, el cual ya no homenajea únicamente a los fusilados por la represión franquista y no ha tenido una inauguración oficial por parte del Ayuntamiento.

Así privatizaron González y Aznar las empresas más rentables del Estado

“España pasó de tener 130 empresas públicas en 1982 a tan solo 16 en 2016. Esto nos convirtió en el país de la UE con menos empresa pública”, denuncia una extrabajadora de una de las compañías privatizadas.

Así privatizaron González y Aznar las empresas más rentables del Estado

Felipe González y José María Aznar

Endesa, Repsol, Renfe, Ferrovial, Telefónica, Aceralia, Iberia, Pegaso, Seat, Tabacalera, Coosur, Construcciones Aeronáuticas, Argentaria… Todas ellas fueron empresas públicas propiedad del Estado español durante más de 60 años y “ni brotaron soviets ni nada”, a pesar de que algunos huyan gritando “¡gulag! ¡Stalin! ¡Holodomor!” cuando escuchan hablar “de nacionalizar algo”. Y todas ellas fueron privatizadas; de privatizar, que no es sino “delegar la gestión de lo público a lo privado”.

Así lo ha destacado la tuitera Paula Llaves en un hilo publicado este viernes, en el que ha destacado que eso, una larga lista de empresas públicas, es lo que había en España hasta que en la etapa de gobierno de Felipe González (1982/1996) comenzaron las “privatizaciones de bienes” y en la etapa de gobierno de José María Aznar (1996/2004) este “se vino arriba” y “se dedicó a venderlas a precio de saldo” –incluidas las empresas que prestaban “servicios públicos imprescindibles”– “para que pareciera que ‘España iba bien’”. “España pasó de tener 130 empresas públicas en 1982 a tan solo 16 en 2016. Esto nos convirtió en el país de la UE con menos empresa pública”, ha resumido.

Llaves –que trabajó en una de esas empresas privatizadas– ha recordado que “entre las excusas que se ponían para privatizar” esas empresas, “las más manidas” fueron “la necesidad de ello” y “que generaban pérdidas”, algo que, atendiendo a cualquier ranking de las empresas más rentables en la actualidad, se ha demostrado falso. En este sentido, la tuitera ha destacado que “esos milloncitos de beneficio al capital privado antes iban a las arcas públicas” y ha preguntado: “¿Se entiende así por qué desde que se gastaron las tres onzas de chocolate por las que se vendieron en la Era Aznar no se levanta cabeza?”. “¿Entendemos así la mochilita austriaca de los c…, el estancamiento salarial, la subida desproporcionada de los precios relativos a consumos y vivienda y la bromita de tener oligopolios compinchados en la generación de servicios básicos?”, ha insistido.

PSOE, la historia de una traición permanente

El gobierno de José María Aznar, líder del Partido Popular, consumía sus últimos días, tras ocho años en el poder. En la lista de éxitos de aquel mandato, la gestión económica ocupaba un lugar destacado, y el ministro del ramo, Rodrigo Rato, no dudaba en hacer gala de sus logros.

El ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato, en una intervención pública.

El ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato, en una intervención pública. EFE

Heroínas ocultas: el rol de las mujeres en la guerra de las Malvinas

Argentina conmemora este viernes el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de las Malvinas. El presidente de Argentina, Alberto Fernández, enviará tres proyectos de ley en favor de los participantes y afectados por el conflicto. Uno de los colectivos que podría beneficiarse es el conformado por numerosas mujeres enfermeras, que exigen el reconocimiento de sus méritos. Nuestro compañero Ignacio Jubilla nos ha preparado un informe sobre estas heroínas.

 

¿Por qué Madrid es tan de derechas? Seis claves por las que Ángel Gabilondo, Mónica García y Pablo Iglesias tendrán muy difícil ganar a Ayuso

El PP ha ganado prácticamente todas las elecciones en las últimas dos décadas, el 4M podría ocurrir lo mismo por las siguientes cuestiones objetivas

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. EP

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. EP

El próximo 4 de mayo, Ángel Gabilondo (PSOE), Mónica García (Más Madrid) y Pablo Iglesias (Unidas Podemos) tendrán muy difícil superar a Isabel Díaz Ayuso en las urnas. PP, Vox y Ciudadanos parten con ventaja en una comunidad autónoma en la que la derecha ha ganado en prácticamente todas las elecciones de las últimas dos décadas.

Resumimos en seis claves por qué la izquierda suele perder en Madrid y le será tan difícil cambiar una más que asentada tendencia de voto en una de las regiones más conservadoras de España.

Una clase de ganchillo en el colegio Juan Pablo II

1. La escuela concertada y privada, un valor seguro para la derecha

Según datos oficiales de la Comunidad de Madrid, en el curso 2019-2020 el 29,9% de los alumnos se matricularon en colegios concertados y el 15,9% en centros privados. Es una de las cifras más altas de toda España. De hecho, el Ministerio de Educación solo sitúa a País Vasco y Navarra por delante de la región presidida por Isabel Díaz Ayuso en relación al porcentaje de alumnos en enseñanza concertadaEl 69% de la oferta de centros concertados de la Comunidad de Madrid forma parte de Escuelas Católicas, la red que agrupa a los centros de la Iglesia. De este modo, la escuela funciona en Madrid como correa de transmisión de valores conservadores. Los datos no dejan lugar a dudas: apostar por la educación concertada y privada es un valor seguro para la derecha. Y es que el PP de Madrid arrasa en las urnas en aquellos distritos y municipios donde la escuela pública es minoritaria.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en el Hospital Isabel Zendal. EP

2. Donde más seguros privados hay, menos importa la sanidad pública

En 2019, 10,5 millones de españoles tenían un seguro privado, según datos del informe de la Fundación IDIS Sanidad privada, aportando valor 2020. Con un 38%, Madrid es la comunidad autónoma con una mayor penetración del seguro privado en el conjunto del Estado. Es decir, Madrid es la región donde un mayor número de ciudadanos cuentan con seguros privados y por tanto, donde un mayor número de ciudadanos no hacen ningún uso -o mucho menos frecuente-, del Sistema Nacional de Salud.

Conocedor de este fenómeno, el Gobierno del Partido Popular ha convertido Madrid en el territorio de España que menos invierte en sanidad pública en relación al porcentaje sobre el Producto Interior Bruto (3,7% frente al 5,6% de media del conjunto del país –datos oficiales del Ministerio de Sanidad en 2019-).

Según la Encuesta de Calidad de Vida y Satisfacción con los Servicios Públicos de la Ciudad de Madrid 2019, -una suerte de CIS de la capital-, solo el 2,9% de los madrileños señalaron la calidad de la sanidad pública, la falta de servicios médicos o las listas de espera como uno de los principales servicios que afectan a la ciudadanía.

Imagen del Barrio de Salamanca.

3. A mayor renta, más derecha: la comunidad con más ricos

El Instituto Nacional de Estadística (INE) lo deja claro: Madrid es la autonomía que mayor riqueza crea en España. En 1980, el 14,8% de todo lo que producía España (PIB) se generaba en Madrid. Hoy es el 19,3%. En PIB per cápita, Madrid también mantiene el liderazgo: la comunidad cuenta con un PIB por habitante de 35.913 euros en 2019. En cuanto a la renta disponible de los hogares, Madrid (21.030 euros) solo es superada por el País Vasco (22.480 euros).

Estos datos son muy significativos. Y es que en consonancia con lo que ocurre en el conjunto de Españala derecha obtiene más respaldo electoral allá donde más ricos hay.

En Madrid, PP y Vox arrasan entre las franjas con mayor renta. Los populares logran un 46% de los votos en los barrios más acomodados; la ultraderecha, un 23,4%. Las rentas más altas dan en total un 70% de los votos al PP y a Vox. En el caso del PSOE, en esas franjas de renta el porcentaje de voto cae al 12%. Un ejemplo: en 2019, en La Moraleja, el barrio más adinerado de España, el 93,1% del electorado votó a PP, Ciudadanos y Vox.

Un hombre sale del metro de Puente de Vallecas, en Madrid. Eduardo Parra / EP.

4. Los pobres y la abstención

Los ricos tienen más claro quién les defiende en las urnas, pero los pobres no tanto. La socióloga, politóloga y profesora en el Instituto de Estudios Políticos de París, Nonna Mayer, lo explica con meridiana claridad: “Cuando uno no ha cursado demasiados estudios, tiene un trabajo repetitivo, temporal y mal pagado, las posibilidades de no votar son mucho más elevadas”.

El resumen es claro: en Madrid hay más ricos en el conjunto de España, y como en el conjunto del país, la derecha se moviliza más que la izquierda.

Tal y como expuso recientemente ElPlural.com, atendiendo a los datos de participación por distritos de las tres últimas elecciones a la Asamblea celebradas -2019, 2015 y 2011-, en las zonas con mayor nivel socioeconómico de Madrid la participación fue hasta un 20% mayor que en las más humildes. O dicho de otro modo: en Retiro o Chamartín se vota hasta un 20% más que en Usera o Vallecas.

A este respecto, conviene resaltar que las próximas elecciones autónomas tendrán lugar el martes 4 de mayo, un día laborable. Este hecho podría perjudicar aún más el voto del electorado más humilde.

Imagen de la Puerta del Sol (Madrid). Europa Press

5. ‘Dumping fiscal’ y epicentro administrativo del Estado: más votantes para la derecha

En Madrid, la reducción generalizada de tributos es uno de los principales banderines de enganche de la derecha en las urnas. Todo ello gracias a que, tal y como ocurre con las rentas más altas, gran parte de la clase media tampoco hace uso de los servicios públicos gratuitos del Estado del Bienestar (recordemos el alto porcentaje de seguros privados y matriculaciones en colegios concertados y privados).

Si no utilizan los servicios públicos, la ciudadanía tiende a abandonar postulados de izquierdas y mayoritariamente se inclina por pagar menos impuestos. Todo ello en una región que además es epicentro político y administrativo del Estado, con lo que ello conlleva en base a las conservadoras confluencias sociológicas de los funcionarios.

Entre las comunidades del régimen tributario común, Madrid es la única que tiene un tipo efectivo nulo del impuesto de patrimonio, bonifica más que ninguna otra región el de sucesiones (99%) y cobra un menor porcentaje en transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados (6% y 0,75%, respectivamente).

Esto que otras comunidades autónomas califican de «dumping fiscal injusto» atrae a la región a rentas altas de otras partes de España, que deciden empadronarse y establecer su domicilio fiscal en la capital. Y por supuesto, estas rentas altas empadronadas por el bajo pago de impuestos, suponen más votos para la derecha.

En octubre de 2020, la Agència Tributària Valenciana (ATV) investigó por fraude 60 cambios de domicilio fiscal a Madrid de grandes patrimonios de la Comunitat para evitar el pago de los impuestos de patrimonio y sucesiones y donaciones. Además, la Generalitat inició hasta 22 procedimientos de cambio de domicilio fiscal ficticio a la capital con el objetivo que ricos valencianos dejasen de mudarse a Madrid para eludir impuestos.

Durante el año 2019, la población creció en 14 CCAA. Los mayores incrementos en términos relativos se dieron en Illes Balears (1,90%) y Comunidad de Madrid (1,59%).

Debido al aumento de la población, la Asamblea de Madrid alcanzará a partir del próximo 4 de mayo los 132 escaños, ya que el último censo poblacional del INE cifra en 6.578.079 los habitantes de la Comunidad, cuyo Estatuto de Autonomía establece que aumenta un diputado por cada 50.000 habitantes o fracción superior a 25.000.

Eduardo García Serrano enfrentado con Isabel Díaz Ayuso en 'El Gato al Agua'. Intereconomía

6. Más ‘TDT party’ y menos asociacionismo

Todos los elementos anteriormente expuestos contribuyen a formar una especie de microclima electoral en Madrid beneficioso para las formaciones políticas conservadoras, que a su vez ven reforzados sus postulados en el entramado mediático afín a la derecha, mucho mayor en la región que en otras comunidades de España.

La denominada ‘TDT party’ o ‘Televisión De Tertulias’ de derecha o extrema derecha reina en Madrid, en gran parte gracias a las 30 frecuencias de televisión que Esperanza Aguirre adjudicó en 2005 a la Iglesia y a grupos afines al PP, y que el Gobierno de Mariano Rajoy apuntaló desde el Gobierno de España en 2015 con otras seis adjudicaciones.

En Madrid ‘hacer zapping’ equivale a ir esquivando programas de debates de Intereconomía, Libertad Digital, Distrito TV… que transmiten un claro mensaje ideológico con un bajo coste de producción.

Un desequilibrio que la izquierda no consigue compensar mediante el asociacionismo, muy menguado tras tantos años de hegemonía política de la derecha. Las asociaciones vecinales siguen en el punto de mira de PP y Vox, mediante la eliminación de subvenciones y de espacios concedidos.

Fuente: (https://www.elplural.com/autonomias/por-madrid-derechas-claves-angel-gabilondo-monica-garcia-pablo-iglesias-dificil-ganar-ayuso_263270102)

 

Ansarolá asegura que EEUU privaría a Yemen de oxígeno, si pudiera

La gente inspecciona los daños en un sitio afectado por un bombardeo saudí en la ciudad yemení de Al-Mukala. (Foto: Reuters)

Ansarolá de Yemen rechaza la falsa retórica humanitaria de Estados Unidos y asevera que este país, les privaría a los yemeníes de oxígeno, si pudiera.

En un mensaje emitido el jueves en Twitter, el portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Muhamad Abdel Salam, afirmó que en el mundo no hay nada igual a las ridículas afirmaciones hechas por Estados Unidos y sus serviles lacayos.

Ellos hacen la guerra contra un país, lo asedian, incluso le negarían hasta el oxígeno, si pudieran; luego, ridículamente, hablan de ayudarlo, ¿no les da vergüenza?”, denunció.

Abdel Salam llamó a Estados Unidos y los responsables de la guerra en Yemen a dejar en paz a este país para poder gestionar sus asuntos con orgullo y dignidad, sin este tipo de absurdos.

 

El mes pasado, Estados Unidos anunció su decisión de destinar 191 millones de dólares en asistencia humanitaria adicional para la crisis humanitaria en Yemen. El secretario de Estado norteamericano, Anthony Blinken, señaló que, en total, Washington ha proporcionado más de 3400 millones de dólares para aliviar el sufrimiento del pueblo yemení desde que comenzó la crisis hace seis años.

La retórica estadounidense de apoyar a los yemeníes se produce mientras Washington ha sido un aliado clave de Arabia Saudí en la guerra devastadora que lidera contra el país más pobre del mundo árabe y un bloqueo casi total que ha impuesto en su contra, supuestamente para restaurar en el poder al fugitivo expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi —un estrecho aliado de Riad— a través del derrocamiento de Ansarolá, que forma parte del Gobierno de Salvación Nacional del país.

Estados Unidos es el mayor proveedor de armas a Arabia Saudí. Según reportó en septiembre del año pasado el portal web de noticias iraquí Al-Forat News, entre 2015 y 2019, Riad compró el 74 % de sus armas del país norteamericano.

El 12 de marzo, el enviado especial de Estados Unidos para Yemen, Tim Lenderking, dijo que había preparado un cese al fuego a nivel nacional en Yemen. La iniciativa insta a Ansarolá a detener sus avances en la estratégica provincia de Marib (centro-oeste) y cesar los ataques contra Arabia Saudí. El movimiento, sin embargo, rechazó la oferta, diciendo que la iniciativa no sólo era “no aplicable” sino “nula y sin valor”. 

EEUU da marcha atrás ya no busca un cambio de régimen en Siria

Al verse frustrado en Siria, EE.UU. afirma que no busca diseñar un cambio de régimen en este país árabe que ha salido fortalecido tras 10 años de la guerra.

“No estamos en busca diseñar un cambio de régimen en la región”, ha afirmado este jueves a la prensa el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, en cuanto al Gobierno sirio.

Mientras tanto, el portavoz estadounidense ha agregado que la normalización de las relaciones con el Gobierno de Bashar al-Asad, tampoco está sobre la mesa.

Price ha reiterado que Washington se centrará en lograr un acuerdo político en Siria.

 

¿Cómo comenzó la pesadilla siria?

Unas pacíficas protestas contra la situación económica de Siria hace 10 años se convirtieron en una guerra civil a gran escala. Con la insurrección de los llamados rebeldes, la violencia se intensificó rápidamente en el territorio sirio, y no pasó mucho tiempo para que el conflicto se convirtiera en más que una batalla entre sirios a favor o en contra del Gobierno de Damasco.

Las potencias extranjeras comenzaron a tomar partido en dicho combate. Los kurdos de Siria, que buscaban proclamar su independencia han añadido otra dimensión al conflicto.

La guerra en Siria cobró más importancia a nivel mundial cuando el 10 de septiembre de 2014, EE.UU. formó una coalición alegando luchar el terrorismo de Daesh, todo sin la aprobación del Gobierno sirio.

El estratégico tablero de ajedrez de Asia Occidental se vio sacudido a finales de septiembre de 2015 con la repentina entrada en escena de modernos aviones de combate rusos, a petición de Damasco, en los ya complejos campos de batalla de Siria.

Aunque actores como EE.UU., y sus aliados occidentales y regionales respaldaron a la oposición armada y los terroristas, el Gobierno sirio ha logrado salir victorioso, con el apoyo de Irán y Rusia, en esta batalla de una década y no se ha rendido hasta liberar del terrorismo la mayor parte del territorio nacional.

Moscú acusa a la Unión Europea de utilizar expresiones de la época de la Guerra Fría en su política «Josep Borell»

La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, ha criticado las declaraciones del alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, «Josep Borell», sobre la visita del canciller ruso, Serguéi Lavrov, a China. Zajárova recalcó que con sus acciones contra Moscú y Pekín, el bloque comunitario se distancia de sus socios del continente y vuelve a emplear expresiones propias de la Guerra Fría.